Zócalo Saltillo

¡La men­ti­ra lo al­can­zó!

- RICARDO ALE­MÁN Politics · Andrés Manuel López Obrador · Mexico · Denmark · Canada · United Kingdom

Se­gún lo pro­me­tió el pre­si­den­te López Obra­dor, el 1 de di­ciem­bre del 2020, Mé­xi­co de­bía te­ner un sis­te­ma de sa­lud co­mo el de Di­na­mar­ca, co­mo el de Ca­na­dá o, por lo me­nos, co­mo el del Reino Uni­do.

Se­gún las pro­me­sas del Man­da­ta­rio me­xi­cano, el 1 de di­ciem­bre del 2020 –es de­cir hoy–, Mé­xi­co tam­bién de­bía te­ner re­suel­to el gra­ve pro­ble­ma de la vio­len­cia y la in­se­gu­ri­dad en el país.

Sin em­bar­go, na­da de lo pro­me­ti­do por López Obra­dor es reali­dad, y en cambio, el sis­te­ma de sa­lud vi­ve su peor mo­men­to y es una ver­da­de­ra fá­bri­ca de muer­tos, con más de 300 mil vi­das per­di­das.

Por si fue­ra po­co, la ci­fra de muer­tes vio­len­tas es de ca­si 70 mil, sin con­tar una can­ti­dad in­cuan­ti­fi­ca­ble de desapareci­dos y crí­me­nes no re­por­ta­dos de ma­ne­ra ofi­cial; la ci­fra más gran­de de vi­das per­di­das, lue­go de la ges­ta re­vo­lu­cio­na­ria.

Sin em­bar­go, y a pe­sar de las fla­gran­tes men­ti­ras que al­can­za­ron al mi­tó­mano pre­si­den­te Obra­dor, ayer el Man­da­ta­rio se aven­tó la pun­ta­da de pro­me­ter que en el pri­mer tri­mes­tre del 2021 – es de­cir, el 1 de abril pró­xi­mo-, su Go­bierno ha­brá con­se­gui­do re­ver­tir la cri­sis eco­nó­mi­ca.

En po­cas pa­la­bras, AMLO ex­hi­be en ca­de­na na­cio­nal un nue­vo en­ga­ño; una gro­se­ra pa­tra­ña “en­ga­ña­bo­bos”. Por eso las pre­gun­tas obli­ga­das. ¿Fren­te a qué es­ta­mos, con un Pre­si­den­te in­ca­paz de con­te­ner su mi­to­ma­nía pa­to­ló­gi­ca? ¿No exis­te en Mé­xi­co una ins­ti­tu­ción ca­paz de exi­gir que pa­re la mi­to­ma­nía pre­si­den­cial?

Lo cier­to es que to­dos sa­ben que en Mé­xi­co la men­ti­ra tie­ne per­mi­so. Pe­ro tam­bién to­dos sa­ben que el men­ti­ro­so tie­ne nom­bre. Y el nom­bre del ma­yor men­ti­ro­so en Mé­xi­co es An­drés Manuel, quien des­pa­cha co­mo Pre­si­den­te de los me­xi­ca­nos.

Un Pre­si­den­te que mien­te to­dos los días, a to­da ho­ra y cu­yas men­ti­ras ya son par­te del pai­sa­je co­ti­diano del po­der en Mé­xi­co. Un po­der en ma­nos de mi­tó­ma­nos sin freno, de pro­fe­sio­na­les del en­ga­ño y la men­ti­ra, de po­lí­ti­cos, que mi­nu­to a mi­nu­to, pa­re­cen com­pe­tir por la ma­yor men­ti­ra del día, pa­ra con­gra­ciar­se con su pa­trón.

Pe­ro el pro­ble­ma es ma­yor cuan­do nos per­ca­ta­mos que en Mé­xi­co –igual que en to­do el mun­do–, “la men­ti­ra ofi­cial” es par­te de las po­lí­ti­cas pú­bli­cas; un pro­ble­ma ge­ne­ra­li­za­do en­tre po­pu­lis­tas y dic­ta­do­res. El pro­ble­ma es ma­yor cuan­do des­cu­bri­mos, sin em­bar­go, que bue­na par­te de la so­cie­dad me­xi­ca­na –el seg­men­to co­no­ci­do co­mo la le­gión de idio­tas–, gus­ta del en­ga­ño de los po­lí­ti­cos.

Así, por ejem­plo, en un clá­si­co de Fer­nan­do Sa­va­ter, Los Diez Man­da­mien­tos del si­glo 21, el au­tor ex­pli­ca: “nos que­ja­mos de que los po­lí­ti­cos mien­ten, pe­ro en for­ma in­cons­cien­te les pe­di­mos que lo ha­gan (que mien­tan). Nun­ca vo­ta­ría­mos si (los po­lí­ti­cos) di­je­ran la ver­dad tal cual es… de mo­do que aquí hay una es­pe­cie de pa­ra­do­ja; por un la­do no que­re­mos ser en­ga­ña­dos por los po­lí­ti­cos, pe­ro a la vez exi­gi­mos que lo ha­gan (que mien­tan)”.

Y es que, a pe­sar de la mi­to­ma­nía com­pul­si­va y sin freno del Pre­si­den­te me­xi­cano, pa­re­ce que a po­cos ciu­da­da­nos les im­por­ta ser en­ga­ña­dos y, en el ex­tre­mo, son mu­chos los que pa­re­cen dis­fru­tar del en­ga­ño pre­si­den­cial.

Y el me­jor ejem­plo es que el pa­sa­do 8 de enero, Obra­dor pro­me­tió, du­ran­te la con­fe­ren­cia ma­tu­ti­na, “que el 1 de di­ciem­bre de es­te año va a es­tar fun­cio­nan­do el sis­te­ma de sa­lud pú­bli­ca con nor­ma­li­dad, con ser­vi­cio de ca­li­dad, aten­ción mé­di­ca y me­di­ca­men­tos gra­tui­tos.

“Va a es­tar fun­cio­nan­do, ese es el pro­pó­si­to, co­mo los ser­vi­cios de sa­lud que hay en otras par­tes del mun­do, co­mo en Di­na­mar­ca, así as­pi­ra­mos, co­mo en Ca­na­dá, co­mo en el Reino Uni­do”.

Eso pro­me­tió el men­ti­ro­so Pre­si­den­te. Pe­ro el pro­ble­ma es­tá en el otro ex­tre­mo. ¿Cuán­tos me­xi­ca­nos cre­ye­ron tal men­ti­ra? Hoy se cum­plió el pla­zo y, en efec­to, to­do fue una men­ti­ra más de AMLO.

Pe­ro tam­bién en enero, en en­tre­vis­ta con el pe­rio­dis­ta Jor­ge Ra­mos, el Pre­si­den­te me­xi­cano di­jo que el 1 de di­ciem­bre su Go­bierno su­pe­raría la gra­ve cri­sis de vio­len­cia e in­se­gu­ri­dad.

Al mo­men­to de la en­tre­vis­ta –a un año del go­bierno de AMLO–, los muer­tos por la vio­len­cia eran 35 mil. Un año des­pués, al 1 de di­ciem­bre del 2020, los muer­tos vio­len­tos, sin con­tar con mi­les de desapareci­dos, son 70 mil. Es de­cir, na­da cam­bió.

Lo cier­to es que al ha­cer un re­cuen­to de la ges­tión de AMLO, to­dos los ana­lis­tas se­rios con­clu­yen que se tra­ta de un desas­tre y que la men­ti­ra, im­pla­ca­ble, al­can­zó a López Obra­dor.

Sí, la men­ti­ra al­can­zó al Pre­si­den­te, pe­ro to­do in­di­ca que aún no desata el enojo co­lec­ti­vo.

¿Has­ta cuan­do al­gu­na ins­ti­tu­ción del Es­ta­do so­me­te­rá a la ley al cri­mi­nal de Es­ta­do lla­ma­do López Obra­dor.

Al tiem­po.

Los ana­lis­tas coin­ci­den con 2 años que la ges­tión de AMLO es un desas­tre

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico