Zócalo Saltillo

Tor­pes y va­cíos

-

In­ten­te­mos con­ci­liar co­sas. In­ten­te­mos bus­car al­gu­na ex­pli­ca­ción del por qué pa­sa lo que pa­sa; la ra­zón por la que el co­ro­na­vi­rus si­ga ace­chán­do­nos co­mo lo ha­ce, que si­ga pro­pa­gán­do­se y co­bran­do vi­das.

Te­ne­mos, por un la­do, las ci­fras, las es­ta­dís­ti­cas, que, por frías, po­drían ocul­tar las tra­ge­dias que sub­ya­cen en ca­da ca­so, en ca­da nú­me­ro.

En 30 días, el Covid ma­tó a 262 sal­ti­llen­ses. Sí, no­viem­bre fue el mes más le­tal de lo que lle­va­mos de pan­de­mia, en pro­me­dio co­bró la vi­da de nue­ve ciu­da­da­nos, ca­da uno de esos 30 días.

Y aho­ra, la pe­no­sa reali­dad: las fies­tas, las reunio­nes, las aglo­me­ra­cio­nes en es­pa­cios de­por­ti­vos, en los ba­res y, es­pe­cial­men­te, en los ho­ga­res.

Qué com­pli­ca­do con­ci­liar el es­ce­na­rio hos­til que im­po­ne es­ta pan­de­mia, y la obli­ga­ción de to­dos de man­te­ner ri­gu­ro­sa­men­te las me­di­das de au­to­pro­tec­ción, es­pe­cial­men­te la sa­na dis­tan­cia, con esa ne­ce­si­dad im­pe­rio­sa de con­vi­vir, de be­ber, de abra­zar y no so­lo a la fa­mi­lia, sino a ami­gos y has­ta per­fec­tos des­co­no­ci­dos.

Qué va­cíos de­be­mos es­tar co­mo se­res hu­ma­nos, que nos re­sul­ta pun­to me­nos que im­po­si­ble el re­du­cir la con­vi­ven­cia a círcu­los cer­ca­nos, bá­si­ca­men­te fa­mi­lia; que ten­ga­mos que sa­lir dis­pa­ra­dos, en la pri­me­ra opor­tu­ni­dad, a un bar o a una reunión.

Qué frá­gi­les de­be­mos ser co­mo so­cie­dad, que re­sul­te im­pe­ra­ti­vo la in­ges­ta de al­cohol en lu­ga­res con­cu­rri­dos, aun­que en ello nos ju­gue­mos la vi­da.

Sí, qué tor­pes, irres­pon­sa­bles y va­cíos de­be­mos ser co­mo pa­ra no en­ten­der, pe­se a los nue­ve me­ses de so­bre­vi­vir ba­jo el azo­te de es­te vi­rus, que re­sul­ta im­pe­ra­ti­vo el ais­la­mien­to so­cial pa­ra fre­nar la ca­de­na de con­ta­gios.

Y fran­ca­men­te, qué ton­tos de­be­mos ser co­mo pa­ra no asi­mi­lar que, al acu­dir a fies­tas, a ba­res, a even­tos de­por­ti­vos y en ello ob­viar las me­di­das de au­to­pro­tec­ción, lo úni­co que ha­ce­mos es for­ta­le­cer el im­pe­rio del Covid y por lo tan­to pro­lon­gar es­tas con­di­cio­nes generales de vi­da tan hos­ti­les.

Sí, qué com­pli­ca­do re­sul­ta con­ci­liar lo que ha­ce­mos, con lo que de­be­ría­mos ha­cer y el abis­mo que des­gra­cia­da­men­te pre­va­le­ce en­tre am­bos.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico