Zócalo Saltillo

En­tre ma­de­ra y lá­mi­nas pe­ga fuer­te el frío

Con te­ja­ba­nes que ape­nas lo­gran mer­mar el gol­pe del cli­ma, so­lo les que­da es­pe­rar a que cam­bie

- SAÚL GAR­ZA / CAR­LOS RO­DRÍ­GUEZ / DIA­NA MAR­TÍ­NEZ Weather · Morelos

Re­fu­gia­dos en­tre ma­de­ra y lá­mi­nas, ha­bi­tan­tes de la co­lo­nia Am­plia­ción Mo­re­los quin­to sec­tor aguan­tan el frío, en­vuel­tos en­tre co­bi­jas, con ro­pa de in­vierno do­na­da y con fo­ga­tas al ex­te­rior de los do­mi­ci­lios, pues aun­que el ter­mó­me­tro mar­que los 3 gra­dos cen­tí­gra­dos, en las fal­das de la sie­rra de Za­pa­li­na­mé la sen­sa­ción tér­mi­ca es mu­cho me­nor.

Ori­gi­na­rio de Ve­ra­cruz, David Qui­roz, a más de un año de su lle­ga­da a Sal­ti­llo no ha lo­gra­do ter­mi­nar su te­ja­bán, por lo que pa­sa sus no­ches a la in­tem­pe­rie, ro­gan­do a Dios que la llu­via no azo­te en es­te pun­to de la ciu­dad, pues ca­re­ce de te­cho que pro­te­ja sus po­cas per­te­nen­cias.

“Pues aquí sí se sien­te más frío, yo duer­mo así sin el te­cho por­que aún no com­ple­to pa­ra po­ner­lo, me tra­to de abri­gar bien por­que por cues­tio­nes eco­nó­mi­cas no me al­can­za pa­ra más”, de­cla­ró te­me­ro­so David Qui­roz, ha­bi­tan­te del sec­tor.

Pe­se a que Pro­tec­ción Ci­vil del Es­ta­do ha ins­ta­la­do re­fu­gios tem­po­ra­les en la ciu­dad, el mo­ti­vo por el cual las fa­mi­lias no aban­do­nan sus ho­ga­res es la in­se­gu­ri­dad, pues no quie­ren per­der lo po­co que tie­nen, así ten­gan que so­por­tar las ba­jas tem­pe­ra­tu­ras.

Ar­tea­ga: en­tre el frío y el Covid

El fren­te frío se sin­tió fuer­te en la ciu­dad, pe­ro en los te­ja­ba­nes de car­tón y ma­de­ra, que es­tán en Ar­tea­ga a es­pal­das de Ciu­dad Uni­ver­si­ta­ria el frío ca­ló más; allí don­de no hay luz eléc­tri­ca ni agua po­ta­ble, y tam­po­co mu­cha ro­pa pa­ra abri­gar­se, el ob­je­ti­vo es el mis­mo: cu­brir­se del frío y cui­dar la sa­lud, pe­ro allí es más di­fí­cil.

En ese ve­cin­da­rio de en­de­bles vi­vien­das se pren­den ve­las pa­ra ilu­mi­nar en la no­che, se pi­den pi­pas de agua pa­ra ha­cer­la ren­dir to­da la se­ma­na y se en­cien­de le­ña pa­ra mi­ti­gar el frío, co­men­tó Ma­ría Ro­drí­guez, des­em­plea­da, que vi­ve jun­to a su hi­jo con dis­ca­pa­ci­dad men­tal.

“Pues sí es­tu­vo bas­tan­te fres­que­ci­to, de he­cho pues no ve­mos te­le aquí; aquí ne­ce­si­ta­mos la luz, ne­ce­si­ta­mos el agua. Ha­ce­mos fo­go­nes pa­ra ca­len­tar­nos, por­que de he­cho en la ma­dru­ga­da es cuan­do se sien­te más el frío”.

 ??  ?? Vi­vien en te­ja­ba­nes, sus te­chos no los pro­te­gen del frío, so­lo les que­da aguan­tar la ape­nas ini­cia­da tem­po­ra­da de frío.
Vi­vien en te­ja­ba­nes, sus te­chos no los pro­te­gen del frío, so­lo les que­da aguan­tar la ape­nas ini­cia­da tem­po­ra­da de frío.
 ??  ??
 ??  ?? David Qui­roz
David Qui­roz

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico