Zócalo Saltillo

Ha­bla Li­dia acer­ca de la muer­te de su hi­ja

- Ávila · Youtube

Li­dia Ávi­la abrió su co­ra­zón y por pri­me­ra vez na­rró có­mo fue la muer­te de su pe­que­ña So­fía a los 6 me­ses de ha­ber da­do a luz.

En en­tre­vis­ta pa­ra el pro­gra­ma de You­Tu­be de Yor­di Ro­sa­do, la can­tan­te de OV7, de­ta­lló que su pri­mer embarazo trans­cu­rría de ma­ne­ra nor­mal, sin em­bar­go lue­go de uno de los tres ul­tra­so­ni­dos que por nor­ma se rea­li­zan pa­ra mo­ni­to­re­ra el es­ta­do del be­bé, las co­sas cam­bia­ron y por ello le tu­vie­ron que rea­li­zar una ce­sá­rea.

Ávi­la, du­ran­te la char­la ex­pli­có que en ese mo­men­to su vi­da es­ta­ba muy bien equi­li­bra­da, ya que con los al­ti­ba­jos nor­ma­les de una re­la­ción y con su tra­ba­jo que la man­te­nía exi­to­sa, la co­sas mar­cha­ban per­fec­ta­men­te.

“Voy a una con­sul­ta del gi­ne­có­lo­go y me di­ce ‘oye qué crees, de la con­sul­ta pa­sa­da a es­ta, la be­bé tie­ne un quis­te­ci­to en la pan­za... no lo pue­do ver bien aquí en el con­sul­to­rio, así que va­mos a man­dar­le a ha­cer unos es­tu­dios’”, ex­pli­có.

Tras el alum­bra­mien­to, los mé­di­cos se acer­ca­ron a ella y en ese mo­men­to le die­ron la no­ti­cia de que su be­bi­ta te­nía po­cas pro­ba­bi­li­da­des de so­bre­vi­vir.

“Ahí es cuan­do me ca­yó el vein­te y di­je: ‘¿mi hi­ja se va a mo­rir?, ¿cuán­do?’ y me res­pon­de: ‘sí, no sé, pue­de ser una se­ma­na, seis me­ses, un año, por­que no pue­de co­mer o ab­sor­ber na­da, le va­mos a dar co­mi­da vía in­tra­ve­no­sa, pe­ro a la lar­ga afec­ta al hí­ga­do’”, re­ve­ló ya con lá­gri­mas en los ojos al re­cor­dar ese mo­men­to.

Ávi­la ex­pli­có que So­fía su­frió to­do ti­po de en­fer­me­da­des y que du­ran­te los pri­me­ros 3 me­ses de vi­da es­tu­vo tres me­ses en el hos­pi­tal sin sa­lir, y so­lo la de­ja­ban ver­la tres ho­ras en la ma­ña­na y tres por la tar­de. Ese fue el mo­men­to, con­fe­só, que su vi­da cam­bió to­tal­men­te.

“No se lo de­seo a na­die, la muer­te de un hi­jos es... Ni si­quie­ra tie­ne nom­bre. Pa­ra mí fue muy ca­ñón, de ahí em­pe­zó un día a día, pa­ra mí no ha­bía un lu­nes, jue­ves, sá­ba­do, pa­ra mí era lo mis­mo. Yo es­ta­ba ahí to­do el tiem­po... Siem­pre sa­bien­do que el día a día era el úl­ti­mo, no sa­bía si iba a ha­ber un ma­ña­na con ella. Me iba a mi ca­sa a dor­mir es­pe­ran­do la lla­ma­da de ‘se mu­rió’”, ase­gu­ró.

Tam­bién pla­ti­có que So­fía tu­vo 11 pe­dia­tras que la aten­die­ron y que uno le da­ba fuer­zas pa­ra con­se­guir que su be­bé sa­lie­ra avan­te. Por to­dos esos cui­da­dos, So­fía sa­lió del hos­pi­tal y lle­gó a ca­sa con sus pa­pás, pe­ro el día en que to­do fa­lló lle­gó.

“Un día a la ni­ña le dio un pa­ro car­dio­rres­pi­ra­to­rio en mi ca­sa y en ese mo­men­to la lle­va­mos al hos­pi­tal. Mien­tras ha­cía­mos to­do el numerito, yo le es­ta­ba dan­do re­ani­ma­ción en el co­che. Lle­ga­mos al hos­pi­tal y nos la re­ci­ben en ur­gen­cias y ahí sí el doc­tor sa­lió y me di­jo: ‘mi­ra Li­dia es la peor vez que la he vis­to y pues la va­mos a pa­sar a te­ra­pia in­ten­si­va’. Eso fue co­mo a fi­na­les de agos­to”, di­jo.

Li­dia con­fe­só que a su fa­mi­lia le pe­día que re­za­ran pa­ra que ella se fue­ra, por­que no era justo lo que es­ta­ba vi­vien­do y el día que ella la vio tan mal que pi­dió que se des­pi­die­ran de ella.

 ??  ?? La be­bé de la can­tan­te y ac­triz fa­lle­ció a los 6 me­ses.
La be­bé de la can­tan­te y ac­triz fa­lle­ció a los 6 me­ses.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico