Que­ri­da Do­mus

Domus en Español Nicaragua - - SUMARIO - Arq. Jai­me Cha­mo­rro

Des­de que ten­go me­mo­ria he ca­mi­na­do con un lá­piz o un mar­ca­dor tra­tan­do de di­bu­jar o mar­car en un pa­pel lí­neas, co­lo­res o tex­tu­ras. Siem­pre en mi men­te, ima­gi­nan­do for­mas, re­tra­tan­do es­ce­na­rios y has­ta ju­gan­do con la luz. Des­de muy tem­pra­na edad su­pe que que­ría ser ar­qui­tec­to, te­nía 9 o 10 años y lo lo­gré 20 años des­pués. El Ar­te vi­sual, en to­das sus ma­ni­fes­ta­cio­nes, siem­pre ha si­do y es par­te esen­cial de mi ru­ti­na. Mi pa­sión por la fo­to­gra­fía em­pe­zó cuan­do te­nía 14 años y des­pués de 52 años si­gue en­cen­di­da. Lo re­le­van­te de mi desa­rro­llo co­mo ar­tis­ta, y lo que real­men­te in­fluen­ció en el ni­vel o la ca­li­dad de mi tra­ba­jo fue mi for­ma­ción co­mo Ar­qui­tec­to.

Es mi ex­pe­rien­cia per­so­nal exis­te un de­ta­lle muy es­pe­cí­fi­co: cuan­do es­tu­dié ar­qui­tec­tu­ra no exis­tía el AU­TOCAD. To­do lo di­bu­já­ba­mos ma­nual­men­te (Ten­go que acla­rar que no es­toy en con­tra de la tec­no­lo­gía).

Con res­pec­to a la Fo­to­gra­fía, los avan­ces tec­no­ló­gi­cos han mul­ti­pli­ca­do exponencia­lmente las op­cio­nes pa­ra edi­tar crea­ti­va­men­te una fo­to. En mis ini­cios co­mo fo­tó­gra­fo to­do el tra­ba­jo tam­bién era ma­nual, el cuar­to os­cu­ro te­nía su en­can­to y fue una bue­na es­cue­la, has­ta pa­ra en­ten­der có­mo la luz mol­dea e im­pri­me en el pa­pel. Pe­ro más in­tere­san­te es co­mo la luz, ade­más de afec­tar una fo­to cuan­do la es­ta­mos rea­li­zan­do, en la pla­ya o en un edi­fi­cio, tam­bién mol­dea un es­pa­cio, crea­ción de un ar­qui­tec­to, que tie­ne que vi­sua­li­zar el re­co­rri­do del sol con el uso que va te­ner ese es­pa­cio. Así, cuan­do to­mo una fo­to, pien­so en el sol, en la com­po­si­ción, las lí­neas, y en el or­den.

De igual ma­ne­ra, cuan­do reali­zo un cua­dro, la for­ma, el es­pa­cio y el or­den es­tán li­ga­dos in­te­gral­men­te a mi edu­ca­ción co­mo ar­qui­tec­to y co­mo di­bu­jan­te. Con res­pec­to a mis cua­dros, el or­den y la idea del ba­lan­ce es el ele­men­to cla­ve, ca­si ob­se­si­vo. Bus­co la si­me­tría y el equi­li­brio en me­dio del caos.

Con la ar­qui­tec­tu­ra es di­fe­ren­te, la si­me­tría y el equi­li­brio tie­ne que ser con­cre­ta, real, por­que es un ar­te de uso dia­rio, de ru­ti­nas. Una de mis obras, una ca­sa co­lo­nial en Ma­na­gua tie­ne su pa­tio cen­tral con tres corredores or­de­nan­do to­dos los espacios de la ca­sa co­mo el im­plu­vio ro­mano. Un equi­li­brio que in­clu­si­ve to­ma en cuen­ta el re­co­rri­do del sol, la luz que tie­ne que mol­dear el es­pa­cio pa­ra po­der vi­vir­lo de la me­jor ma­ne­ra. Co­mo to­da obra de ar­te, el co­lor es un ele­men­to im­por­tan­te, así te­ne­mos un co­lor en la fa­cha­da que nos da la bien­ve­ni­da y un co­lor in­terno en el pa­tio cen­tral que nos aco­ge. Por úl­ti­mo, la for­ma en que uso la fo­to­gra­fía pa­ra pro­ce­sar mis cua­dros es sim­ple. Reali­zo el di­bu­jo con un mar­ca­dor a mano al­za­da. Cuan­do lo ten­go ter­mi­na­do, le to­mo una fo­to, o sea lo di­gi­ta­li­zo. Des­pués le agre­go el co­lor di­gi­tal­men­te y lo im­pri­mo, en di­fe­ren­tes ma­te­ria­les, en di­fe­ren­tes ta­ma­ños y has­ta con di­fe­ren­tes co­lo­res. Crea­ti­vi­dad sin lí­mi­tes. Ar­te en to­da su mag­ni­tud. Cre­cien­do ca­da día, co­mo Ar­qui­tec­to, Fo­tó­gra­fo y Ar­tis­ta plás­ti­co. Gra­cias Do­mus.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.