KATIA CAR­DE­NAL CE­LE­BRA 40 AÑOS DE MÚSICA

La can­tau­to­ra ni­ca­ra­güen­se fes­te­ja­rá con una an­to­lo­gía su lar­ga tra­yec­to­ria ar­tís­ti­ca.

El Nuevo Diario - - Fama - ELI­ZA­BETH NOGUERA

Sen­ta­da en una si­lla de ma­de­ra he­cha por su pa­dre, mien­tras su ma­má po­nía un dis­co de Juan Ma­nuel Se­rrat, Katia Car­de­nal con 10 años de edad sin­tió que al­go le es­tre­me­ció el cuer­po, pues re­cuer­da que al es­cu­char aten­ta­men­te las me­lo­días del can­tan­te es­pa­ñol sin­tió que que­ría de­di­car su vi­da en­te­ra a la música. “Sen­tí que me mo­vió el pi­so, me mo­vió el co­ra­zón, me mo­vió el al­ma y ten­go esa imagen en mi me­mo­ria, pe­ro más que eso re­cuer­do ese sen­ti­mien­to que me hi­zo de­cir: eso es lo que yo soy, eso es lo que yo quie­ro ser, eso es lo que yo quie­ro ha­cer”, re­la­tó la ar­tis­ta. Katia des­de que era una ado­les­cen­te apren­dió a to­car gui­ta­rra, te­nien­do como men­to­res a sus pa­dres.

Su pri­me­ra presentación en pú­bli­co fue con el co­ro del co­le­gio Te­re­siano en 1978, cuan­do te­nía 15 años.

DÚO GUARDABARRANCO

En el 80, el pa­dre de la ar­tis­ta le pi­dió que le can­ta­ra a su hermano, Sal­va­dor Car­de­nal, Katia em­pe­zó a en­to­nar las letras de la can­ción “Flor de mi co­li­na”, de Ca­mi­lo Za­pa­ta, a lo que su hermano res­pon­dió “so­lo me que­dó vien­do y me di­jo ha­ga­mos un dúo y ahí em­pe­zó el Dúo Guardabarranco”.

En 1983, Car­de­nal es­cri­be su pri­me­ra can­ción de­di­ca­da a un amor que la “enamo­ró per­di­da­men­te”.

“Ca­si to­das mis can­cio­nes en esa épo­ca eran de ca­ban­ga, pe­ro yo las es­con­día por­que era una épo­ca de un cam­bio so­cial en Ni­ca­ra­gua, por lo que op­ta­ba por can­tar con mi hermano sus can­cio­nes, las cua­les con­te­nían men­sa­jes que mo­ti­va­ban”, con­fie­sa.

Los pri­me­ros te­mas de su au­to­ría los gra­bó en el dis­co “Si bus­ca­bas”, el se­gun­do ál­bum del Dúo Guardabarranco; “la pri­me­ra can­ción gra­ba­da fue con una te­má­ti­ca so­cial y la segunda fue “Lu­na”, de­di­ca­da al mis­mo hombre. Fue un amor a los 20 años, no era el amor ro­mán­ti­co de los 15 o 18, era un amor más de mu­jer. Fue lin­do y fue tris­te, pe­ro eso me hi­zo ha­cer can­cio­nes y eso fue muy fruc­tí­fe­ro”, con­tó en­tre ri­sas.

Pa­ra Katia el nom­bre Dúo Guardabarranco la iden­ti­fi­có como mu­jer, can­tan­te y com­po­si­to­ra por­que “es un pá­ja­ro que no se pue­de po­ner en una jau­la, por­que pe­ga con­tra los ba­rro­tes y mue­re, y no­so­tros siem­pre he­mos pen­sa­do que el ser hu­mano de­be ser li­bre en sus pen­sa­mien­tos, sen­ti­mien­tos y era como un sím­bo­lo muy bo­ni­to pa­ra lo que no­so­tros que­ría­mos can­tar, a ve­ces me pon­go a pen­sar que sien­do tan cha­va­los te­nía­mos una vi­sión cla­rí­si­ma de lo que que­ría­mos ha­cer, can­tar­le a la tie­rra, al res­pe­to, a la hu­ma­ni­dad y sin par­ti­dos”.

LO MÁS GRATIFICANTE

Katia a sus 55 años opi­na que ha si­do gran­de­men­te ben­de­ci­da, “en Ni­ca­ra­gua so­mos po­cos los mú­si­cos que nos de­di­ca­mos cien­to por cien­to a la música y po­de­mos vi­vir dig­na­men­te. Cuan­do uno ha­ce lo que lo ha­ce fe­liz, el mundo te da de ves­tir, la na­tu­ra­le­za te da de co­mer”, a lo que agre­ga que sus mo­men­tos más fe­li­ces los vi­ve a dia­rio, “lo más gratificante se me da to­dos los días por­que ha­go lo que me gus­ta, eso es un re­ga­lo que re­ci­bo a dia­rio, a ve­ces es­toy en la ca­sa y pue­do de­cir: qué ale­gre pue­do co­mer con mis hi­jos to­dos los días”.

La can­tau­to­ra, nom­bra­da tam­bién como la pio­ne­ra de la can­ción eco­ló­gi­ca, du­ran­te cua­tro dé­ca­das de­di­ca­das com­ple­ta­men­te a la música ha com­pues­to te­mas ins­pi­ra­dos en el amor, en el me­dioam­bien­te, en sus hi­jos y en Dios.

La in­tér­pre­te de “Ma­ri­po­sa de alas ro­tas” ac­tual­men­te tra­ba­ja en el ál­bum “Basta un sus­pi­ro”, el cual reúne can­cio­nes es­pi­ri­tua­les de su au­to­ría, es­tas se ori­gi­na­ron cuan­do Car­de­nal per­dió a su hermano, su pa­pá, y en el pro­ce­so de di­vor­cio con su se­gun­do es­po­so. “Fue una épo­ca muy du­ra pa­ra mí y fue muy lin­do orar y que la ora­ción se vol­vie­ra una can­ción, un cla­mor, una ala­ban­za”, ex­pli­có.

40 AÑOS DE MÚSICA

El con­cier­to que fes­te­ja­rá en gran­de los 40 años de ca­rre­ra mu­si­cal se realizará el 3 de mayo en la Sa­la Ma­yor del Tea­tro Na­cio­nal Ru­bén Da­río (TNRD). La no­che es­ta­rá lle­na de un re­per­to­rio que re­co­ge­rá los éxi­tos de la ar­tis­ta y del Dúo Guardabarranco. Además, no fal­ta­rán te­mas de Sil­vio Rodríguez, los cua­les per­te­ne­cen a su ál­bum más ven­di­do a ni­vel na­cio­nal “Sue­ño de una no­che de ve­rano”.

Con 25 dis­cos gra­ba­dos, Katia men­cio­na que cum­plir 40 años es al­go in­creí­ble, “ten­go mis can­cio­nes de amor, mis can­cio­nes eco­ló­gi­cas, mis can­cio­nes, como mu­jer, mis can­cio­nes es­pi­ri­tua­les, es como un to­do que no sé có­mo agra­de­cer­le a la vi­da tan­tas ben­di­cio­nes”.

Du­ran­te la ve­la­da, acom­pa­ña­rán en la música los ar­tis­tas ni­ca­ra­güen­ses, Au­gus­to Me­jía, Car­los Luis Me­jía, Cé­sar Rodríguez, Ale­jan­dro Ve­ga, Omar Sua­zo y Ni­na Car­de­nal.

KATIA CAR­DE­NAL, AR­TIS­TA NI­CA­RA­GÜEN­SE.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.