Mi primera co­ber­tu­ra in­ter­na­cio­nal, una ex­pe­rien­cia fue­ra de se­rie

El Nuevo Diario - - PASIÓN - DES­DE PA­NA­MÁ

Des­de el 21 de no­viem­bre has­ta el 2 di­ciem­bre mi tra­ba­jo fue se­guir ca­da pa­so de la se­lec­ción na­cio­nal Sub-18 que en una de­mos­tra­ción de ta­len­to y bra­vu­ra cla­si­fi­có al Mun­dial de Co­rea del Sur 2019, co­mo re­sul­ta­do de ha­ber ocu­pa­do el cuar­to pues­to del Cam­peo­na­to Pa­na­me­ri­cano que se ju­gó en Chi­tré, Pa­na­má. Ten­go que ad­mi­tir­lo, mi primera co­ber­tu­ra in­ter­na­cio­nal fue una ex­pe­rien­cia fue­ra de se­rie, car­ga­da de re­tos, vi­ven­cias y so­bre todo mu­cho apren­di­za­je. EN­TRE CRÓ­NI­CAS Y EN­TRE­VIS­TAS. Du­ran­te los 13 días de la co­ber­tu­ra, el tiem­po fue fu­gaz en­tre te­ner que es­cri­bir la pre­via y la cró­ni­ca de los jue­gos, las en­tre­vis­tas con los pro­ta­go­nis­tas, las his­to­rias de­trás de los hé­roes, y tam­bién las fo­to­gra­fías de los mo­men­tos dig­nos de en­mar­car. Todo para cum­plir­les a los lec­to­res con el pro- fe­sio­na­lis­mo que des­de siem­pre ha ca­rac­te­ri­za­do las co­ber­tu­ras in­ter­na­cio­na­les de El Nue­vo Diario, pe­rió­di­co en el que la­bo­ro des­de ha­ce ya cua­tro años y que apo­yó en todo mo­men­to es­ta co­ber­tu­ra.

DE RE­POR­TE EN RE­POR­TE. To­das las ma­ña­nas du­ran­te los úl­ti­mos 13 días, tu­ve el pri­vi­le­gio de in­for­mar con la ma­yor can­ti­dad de de­ta­lles po­si­bles a los oyen­tes del gus­ta­do pro­gra­ma Tum­bó la cer­ca, que al man­do del na­rra­dor de­por­ti­vo Agus­tín Ce­de­ño se trans­mi­te por Ra­dio 800 y Fa­ce­book Li­ve. En­tre­vis­tas, co­men­ta­rios y es­ta­dís­ti­cas for­ma­ban par­te de un re­por­te ma­tu­tino lo más com­ple­to po­si­ble so­bre lo ocu­rri­do con la se­lec­ción en la jor­na­da del día an­te­rior. LO ME­JOR DE LA CO­BER­TU­RA. El apren­di­za­je ad­qui­ri­do a lo lar­go de dos se­ma­nas en las que me en­tre­gué por com­ple­to a es­ta pro­fe­sión “que apa­sio­na y que ob­se­sio­na, a quien se en­tre­ga de cuer­po en­te­ro y con la men­te abier­ta a su rea­li­za­ción”, co­mo es­cri­bie­ra el maes­tro Ed­gar Tijerino en el pró­lo­go de mi li­bro so­bre su vi­da ti­tu­la­do ¡Bra­vo, Ed­gar! Cla­ro, en­tre lo me­jor es­tá ha­ber si­do tes­ti­go de có­mo una se­lec­ción a la que se le da­ba po­cos chan­ces reales de cla­si­fi­ca­ción, se pro­yec­ta­ba has­ta me­ter­se en­tre las cua­tro me­jo­res de Amé­ri­ca y ga­ran­ti­zar su pre­sen­cia en el Mun­dial del pró­xi­mo año. ¡Eso es inol­vi­da­ble!

MI­SIÓN CUM­PLI­DA. Ade­más del apren­di­za­je, me que­da la sa­tis­fac­ción de ha­ber pues­to mi ma­yor es­fuer­zo en ca­da jor­na­da, pro­cu­ran­do res­pon­der a las exi­gen­cias que plan­tea el he­cho de in­for­mar a los lec­to­res y oyen­tes de aho­ra. De tal ma­ne­ra que des­pués de 13 días en Chi­tré, Pa­na­má, pue­do de­cir: mi­sión cum­pli­da, la co­ber­tu­ra es­tá he­cha.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.