TORUÑO DE­NUN­CIA “ATA­QUE DES­ME­DI­DO” A RA­DIO DARÍO

La Ofi­ci­na de la Al­ta Co­mi­sio­na­da de la ONU pa­ra los de­re­chos hu­ma­nos emi­te de­cla­ra­ción ins­tan­do al Es­ta­do de Ni­ca­ra­gua a ce­sar la per­se­cu­ción a pe­rio­dis­tas y res­pe­tar la li­ber­tad de ex­pre­sión.

El Nuevo Diario - - FRONT PAGE - JUAN TIJERINO Y JO­SÉ LUIS GON­ZÁ­LEZ

GRA­VE. Ra­dio Darío con­ti­nua­rá ope­ran­do “pe­se al ase­dio, la in­ti­mi­da­ción cons­tan­te y los ata­ques des­me­di­dos” de las au­to­ri­da­des gu­ber­na­men­ta­les, afir­mó es­te mar­tes su di­rec­tor y pro­pie­ta­rio, Aní­bal Toruño. La po­li­cía re­tu­vo e in­te­rro­gó du­ran­te va­rias ho­ras a cua­tro tra­ba­ja­do­res des­pués del ope­ra­ti­vo vio­len­to rea­li­za­do el lu­nes, pro­vo­can­do que la emi­so­ra sa­lie­ra del ai­re. Los agen­tes tam­bién se lle­va­ron equi­pos, ase­gu­ró Toruño.

Ra­dio Darío con­ti­nua­rá ope­ran­do “pe­se al ase­dio, la in­ti­mi­da­ción cons­tan­te y los ata­ques des­me­di­dos” de las au­to­ri­da­des gu­ber­na­men­ta­les, afir­mó es­te mar­tes su di­rec­tor y pro­pie­ta­rio, Aní­bal Toruño. La po­li­cía re­tu­vo e in­te­rro­gó du­ran­te va­rias ho­ras a cua­tro tra­ba­ja­do­res des­pués del ope­ra­ti­vo vio­len­to rea­li­za­do el lu­nes, pro­vo­can­do que la emi­so­ra sa­lie­ra del ai­re. Los agen­tes tam­bién se lle­va­ron equi­pos, ase­gu­ró Toruño. El ra­dio­di­fu­sor di­jo que mien­tras los po­li­cías alla­na­ban el lu­gar sin or­den ju­di­cial ni re­so­lu­ción ad­mi­nis­tra­ti­va del Ins­ti­tu­to Ni­ca­ra­güen­se de Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes y Co­rreos (Tel­cor), el per­so­nal de la ra­dio per­ma­ne­ció re­te­ni­do y los al­re­de­do­res del in­mue­ble es­tu­vie­ron rodeados por miem­bros de la Di­rec­ción de Ope­ra­cio­nes Es­pe­cia­les (DOEP). Toruño re­la­tó que los agen­tes que in­gre­sa­ron al edi­fi­cio, re­qui­sa­ron los te­lé­fo­nos ce­lu­la­res de los co­la­bo­ra­do­res que es­ta­ban de turno, y re­vi­sa­ron una de las dos compu­tado­ras que po­seen. Ase­gu­ró que el ope­ra­ti­vo del lu­nes, ade­más de las pér­di­das de equi­pos, pro­vo­có da­ños si­co­ló­gi­cos al per­so­nal. El or­de­na­dor que ins­pec­cio­na­ron no apa­re­ce. “Es­ta­mos im­pac­ta­dos, afec­ta­dos con to­do lo que nos pa­só ano­che (el lu­nes). El ope­ra­ti­vo que se mon­tó fue des­me­di­do, abar­có to­da una man­za­na. Se­cues­tra­ron equi­pos, re­qui­sa­ron te­lé­fo­nos ce­lu­la­res y se los lle­va­ron; ha si­do un mo­men­to su­ma­men­te di­fí­cil, a los co­la­bo­ra­do­res los ame­na­za­ron con lle­var­los a pri­sión si con­ti­núan tra­ba­jan­do pa­ra la ra­dio”, de­nun­ció Toruño.

Pa­ra el em­pre­sa­rio ra­dial, los res­pon­sa­bles del ope­ra­ti­vo “sa­bían muy bien lo que ha­cían”, ya que bus­ca­ron in­for­ma­ción en los or­de­na­do­res del área de pren­sa y es­po­sa­ron a de­ter­mi­na­dos co­la­bo­res.

“Cua­tro tra­ba­ja­do­res fue­ron en­cha­cha­dos (es­po­sa­dos) y lle­va­dos a una ca­mio­ne­ta, los tu­vie­ron así por una ho­ra. Nos se­ña­la­ron de gol­pis­tas, pe­ro no­so­tros es­ta­mos de­fen­dien­do la de­mo­cra­cia y la li­ber­tad de in­for­mar”, ma­ni­fes­tó.

VIO­LEN­CIA

Fran­cis­co To­rres, uno de los pe­rio­dis­tas que pre­sen­ció el alla­na­mien­to, afir­mó que en­tre las 4:00 p.m. y 5:00 p.m. del lu­nes, cuan­do los tra­ba­ja­do­res de la em­pre­sa co­men­za­ron a sa­lir de su jor­na­da la­bo­ral, fue­ron re­te­ni­dos, re­qui­sa­dos e in­te­rro­ga­dos por po­li­cías.

To­rres des­cri­bió que los uni­for­ma­dos en­tra­ron in­tem­pes­ti­va­men­te a las ins­ta­la­cio­nes de las ra­dios (Darío y Sky), sa­ca­ron de la ca­bi­na a los lo­cu­to­res de turno, es­po­sa­ron a Henry Blan­co y Aus­ber­to So­lís, lue­go a Rudy Ra­mos y Ser­gio Her­nán­dez; los mon­ta­ron en una pa­tru­lla y los en­car­ce­la­ron. Los cua­tro fue­ron li­be­ra­dos des­pués de las 10:00 p.m. del mis­mo lu­nes.

“Uno a uno nos iban in­te­rro­gan­do, nos qui­ta­ron ce­lu­la­res y cé­du­la, re­pe­tían el dis­cur­so de que es­ta­mos tra­ba­jan­do en una ra­dio gol­pis­ta, te­rro­ris­ta, que sa­ben que el je­fe (Aní­bal Toruño) fi­nan­ció los tran­ques”, ex­pre­só To­rres.

Una tra­ba­ja­do­ra de la ra­dio, que pi­dió ocul­tar su iden­ti­dad por te­mor a re­pre­sa­lias, afir­mó que con es­te ti­po de ac­cio­nes, la Po­li­cía es­tá sem­bran­do el te­rror en­tre la po­bla­ción.

CON­DE­NA

Es­te mar­tes, el Cen­tro Ni­ca­ra­güen­se de De­re­chos Hu­ma­nos (Ce­nidh) re­pu­dió la agre­sión con­tra Ra­dio Darío y de­jó cla­ro que la ac­ción for­ma par­te de una es­tra­te­gia del Es­ta­do con­tra los me­dios, pa­ra vio­len­tar la li­ber­tad de ex­pre­sión. El obis­po de la Dió­ce­sis de León, mon­se­ñor Cé­sar Bos­co Vi­vas, tam­bién la­men­tó lo ocu­rri­do. “Ten­dría­mos que vi­gi­lar­nos to­dos pa­ra no pa­sar­nos de la ra­ya, ni por vio­len­cia fí­si­ca pa­ra ca­llar a na­die, ni por vio­len­cia de ex­pre­sio­nes que qui­zás no son el me­jor abono pa­ra la paz, en la si­tua­ción tan de­li­ca­da en que vi­ve Ni­ca­ra­gua ac­tual­men­te”, di­jo el obis­po.

La Ofi­ci­na de la Al­ta Co­mi­sio­na­da de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra los De­re­chos Hu­ma­nos (Oac­nudh) se pro­nun­ció con­de­nan­do los ata­que a Ra­dio Darío, Ra­dio Mi Voz y el Ca­nal 100% No­ti­cias. “Fren­te a las reite­ra­das de­nun­cias de ame­na­zas y ac­tos in­ti­mi­da­to­rios con­tra pe­rio­dis­tas y tra­ba­ja­do­res de 100% No­ti­cias, Ra­dio Darío, Ra­dio Mi Voz y otras vo­ces di­si­den­tes, Oac­nudh ur­ge al Es­ta­do a ce­sar es­tas per­se­cu­cio­nes y res­pe­tar la li­ber­tad de ex­pre­sión”, de­cla­ró el or­ga­nis­mo en su cuen­ta de Twit­ter.

La Aso­cia­ción In­ter­na­cio­nal de Ra­dio­di­fu­sión (AIR), que re­pre­sen­ta a más de 17,000 me­dios de ra­dio y te­le­vi­sión en to­do el con­ti­nen­te, ex­pre­só su con­de­na y re­cha­zo al alla­na­mien­to de Ra­dio Darío en la ciu­dad de León.

“La AIR exi­ge al Go­bierno, el res­pe­to a las emi­sio­nes de Ra­dio Darío y la de­vo­lu­ción de la to­ta­li­dad de los equi­pos que le fue­ron ile­gí­ti­ma­men­te con­fis­ca­dos, así co­mo el ce­se de to­dos los sis­te­má­ti­cos hos­ti­ga­mien­tos y ac­tos de vio­len­cia con­tra pe­rio­dis­tas y me­dios de co­mu­ni­ca­ción”, se­ña­la el co­mu­ni­ca­do de AIR. En abril de es­te año, cuan­do ini­cia­ron las pro­tes­tas con­tra el Go­bierno, Ra­dio Darío fue que­ma­da ele­men­tos afi­nes al Fren­te San­di­nis­ta, se­gún de­nun­ció Toruño en­ton­ces.

El pa­sa­do 23 de no­viem­bre, dos em­plea­dos de la emi­so­ra fue­ron de­te­ni­dos por la po­li­cía cuan­do ha­cían un tra­ba­jo pu­bli­ci­ta­rio en las ca­lles de la ciu­dad de León. Ade­más, di­jo Toruño, los em­plea­dos son vi­gi­la­dos cons­tan­te­men­te, aun cuan­do es­tán en sus ho­ga­res.

EN ES­TA VI­VIEN­DA FUN­CIO­NA AHO­RA RA­DIO DARÍO, EN LEÓN.

ANÍ­BAL TORUÑO, DI­REC­TOR DE RA­DIO DARÍO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.