LA GRI­TE­RÍA SE­RÁ MÁS TEM­PRANO

Ni­ca­ra­güen­ses man­tie­nen la de­vo­ción a la Con­cep­ción de Ma­ría, con al­gu­nas va­rian­tes por las con­di­cio­nes del país.

El Nuevo Diario - - PORTADA - MAU­RI­CIO GON­ZÁ­LEZ Y JO­SÉ LUIS GON­ZÁ­LEZ

Vil­ma Oroz­co Ruiz, de 72 años, di­ce que ce­le­bra­rá la “Gri­te­ría” es­te vier­nes con la de­vo­ción de siem­pre, pe­ro acla­ra que re­par­ti­rá me­nos “go­rra” y la ha­rá por me­nos tiem­po, con­si­de­ran­do el am­bien­te de ines­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca y eco­nó­mi­ca del país que ha pro­vo­ca­do más in­se­gu­ri­dad en las ca­lles.

Ha­ce más de 50 años que Vil­ma ha si­do fiel a es­ta fies­ta tra­di­cio­nal en ho­nor a la In­ma­cu­la­da Con­cep­ción de Ma­ría, pe­ro es­te sie­te de di­ciem­bre se­rá la pri­me­ra vez que la con­clu­ya an­tes de las 9 de la no­che.

“La ha­ré me­nos tiem­po por el pe­li­gro de los asal­tos y la in­se­gu­ri­dad en las ca­lles”, anun­ció la se­ño­ra que ha­bi­ta en el ba­rrio 19 de Ju­lio, en Ma­na­gua. Co­men­tó que si­gue las re­co­men­da­cio­nes de los obis­pos de la igle­sia Ca­tó­li­ca, de ce­le­brar La Pu­rí­si­ma lo más tem­prano po­si­ble.

Vil­ma cuen­ta que en los úl­ti­mos años ha re­ga­la­do a la gen­te pa­nas, ter­mos, ju­gue­tes y otros uten­si­lios; y es­te vier­nes re­ga­la­rá so­lo pro­duc­tos de con­su­mo bá­si­co, dul­ces y al­gu­nas co­sas ar­te­sa­na­les.

“Es­te año da­ré me­nos, ya que la si­tua­ción no me per­mi­te gas­tar mu­cho. Co­mo no sa­be­mos has­ta qué ho­ra an­da­rá en la ca­lle la gen­te, de­ci­di­mos cor­tar­la en tiem­po”, ex­pli­có Vil­ma Oroz­co Ruiz.

Ruth Mi­ran­da, del ba­rrio Mon­se­ñor Lez­cano, una zo­na de la ca­pi­tal don­de en ca­da cua­dra hay un al­tar a la vir­gen ca­da 7 de di­ciem­bre, afir­ma que es­te año su fa­mi­lia se ha pro­pues­to dar co­mo “go­rra”, so­lo ob­je­tos que sean úti­les a las per­so­nas. “Con una libra de arroz y un ja­bón de la­var po­de­mos ayu­dar más a la gen­te que con una bal­de”, in­di­có Mi­ran­da. “Va­mos a ini­ciar nor­mal, a las 6 de la tar­de, pe­ro me pa­re­ce que la gen­te ya no va a an­dar has­ta la 11 de la no­che co­mo lo ha­cía el año pa­sa­do”, aña­dió.

En es­te mis­mo ba­rrio, Dou­glas Ber­mú­dez es­tá lis­to pa­ra ce­le­brar la Pu­rí­si­ma, aun­que con­fie­sa que pa­ra po­der ha­cer­la tu­vo que aliar­se con su her­ma­na, por­que los pre­cios de lo que re­par­ten (go­rra) en la Gri­te­ría au­men­ta­ron.

“No po­de­mos de­jar mo­rir es­ta tra­di­ción a pe­sar de las di­fi­cul­ta­des”, ex­pre­só Ber­mú­dez, quien di­ce ha­ber­la he­re­da­do de su ma­má.

EN LEÓN

Al­gu­nos de­vo­tos a la Vir­gen Ma­ría, de León, in­for­ma­ron que van a ce­le­brar la Pu­rí­si­ma a par­tir del me­dio­día, de­bi­do a la in­se­gu­ri­dad que exis­te des­de abril, cuan­do ini­cia­ron las pro­tes­tas con­tra el go­bierno. Fer­nan­da Ruiz, con más de 40 años de ce­le­brar La Pu­rí­si­ma en el ba­rrio Su­tia­ba y ga­na­do­ra de un con­cur­so de al­ta­res, afir­mó que se pre­pa­ra­ron económicamente con an­te­la­ción pa­ra com­prar los ob­se­quios que da­rán a los de­vo­tos, pe­ro se­rán me­nos que an­tes.

Ma­ría Es­pe­ran­za Hue­te, de 48 años, ha­bi­tan­te del ba­rrio El Co­yo­lar ex­pre­só que des­de ha­ce 13 años ce­le­bra La Pu­rí­si­ma, en res­pues­ta a un mi­la­gro que le con­ce­dió la Vir­gen Ma­ría. Por eso, apar­tó di­ne­ro del pre­su­pues­to fa­mi­liar pa­ra ce­le­brar­la, a pe­sar de las di­fi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas.

Claudia Gon­zá­lez, ven­de­do­ra de pro­duc­tos pi­ro­téc­ni­cos en León, afir­mó que, en com­pa­ra­ción con el año pa­sa­do, es­tán ven­dien­do po­co. “Es­pe­ra­mos que se es­ta­bi­li­cen las ven­tas, por­que te­ne­mos que re­cu­pe­rar el di­ne­ro in­ver­ti­do”, ex­pre­só. Mon­se­ñor Cé­sar Bos­co Vi­vas, obis­po de la Dió­ce­sis de León, se pro­nun­ció a fa­vor de que se man­ten­ga la tra­di­ción, “una gra­cia de Dios con­ce­bi­da a Ni­ca­ra­gua”.

EN GRA­NA­DA

Winder Mo­ra­les, rec­tor de la ca­te­dral de Gra­na­da, ex­pli­có que an­tes la ima­gen de la vir­gen re­co­rría la ciu­dad ca­da día, du­ran­te el no­ve­na­rio, y re­gre­sa­ba al tem­plo a las 9 o 10 de la no­che. Pe­ro, “es­te año la ima­gen tie­ne que es­tar aquí a las 4 de la tar­de pa­ra que pos­te­rior­men­te se ha­ga el re­zo del san­to ro­sa­rio y la mi­sa. Es lo úni­co que ha cam­bia­do”, pre­ci­só. Es­te 7 de di­ciem­bre la mi­sa se­rá a la 4 de la tar­de, y a las 6 se rea­li­za­rá el gri­to. In­di­có que que­da a dis­cre­ción de las fa­mi­lias si rea­li­zan otra ce­le­bra­ción a la vir­gen más tar­de.

A PE­SAR DE LA IN­CER­TI­DUM­BRE ECO­NÓ­MI­CA, LOS DE­VO­TOS DE LA VIR­GEN DE­CI­DIE­RON CE­LE­BRAR LA GRI­TE­RÍA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.