EL CAFTA YA ES­TÁ EN LA MI­RA DE EE. UU.

Em­pre­sa­rios ni­ca­ra­güen­ses te­men que Trump fuer­ce una re­vi­sión y afec­te a Ni­ca­ra­gua, o que el te­ma de la vio­la­ción a los de­re­chos hu­ma­nos per­mi­ta una sus­pen­sión vía OMC.

El Nuevo Diario - - PORTADA - JO­SÉ ES­PI­NO­ZA Y MA­NUEL BEJARANO

ANA­LI­ZAN. Em­pre­sa­rios ni­ca­ra­güen­ses con­si­de­ran pro­ba­ble que el go­bierno es­ta­dou­ni­den­se de Do­nald Trump re­vi­se el tra­ta­do de li­bre co­mer­cio con Centroamérica y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na (Cafta DR), co­mo in­for­mó es­te miér­co­les el pe­rió­di­co El Nue­vo He­rald, de Flo­ri­da.

Em­pre­sa­rios ni­ca­ra­güen­ses con­si­de­ran pro­ba­ble que el go­bierno es­ta­dou­ni­den­se de Do­nald Trump re­vi­se el Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio con Centroamérica y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na (Cafta- DR), co­mo in­for­mó es­te miér­co­les el pe­rió­di­co El Nue­vo He­rald, de Flo­ri­da.

El di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Aso­cia­ción Ni­ca­ra­güen­se de la In­dus­tria Tex­til y de Con­fec­ción (Ani­tec), Dean Gar­cía, co­men­tó que Trump, des­de que asu­mió co­mo pre­si­den­te de los Es­ta­dos Uni­dos, “siem­pre di­jo que iba a ha­cer una re­vi­sión de to­dos los acuer­dos co­mer­cia­les, y ya lo hi­zo con el Naf­ta (Tlcan); tar­da­ron dos años y lle­ga­ron a un acuer­do”. “Así que, ¿quién me di­ce que con el Cafta no po­dría­mos en­trar en un pro­ce­so de ne­go­cia­ción?”, plan­teó Gar­cía, quien fue ne­go­cia­dor por Ni­ca­ra­gua del Cafta- DR, sien­do en­ton­ces fun­cio­na­rio del Mi­nis­te­rio de Fo­men­to, In­dus­tria y Co­mer­cio (Mi­fic).

Se­gún El Nue­vo He­rald, fun­cio­na­rios del Go­bierno de los Es­ta­dos Uni­dos es­ta­rían es­tu­dian­do el Cafta-dr “pa­ra de­ter­mi­nar si pue­den blo­quear el ac­ce­so pre­fe­ren­cial de Ni­ca­ra­gua, Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na y El Sal­va­dor al mer­ca­do es­ta­dou­ni­den­se”, sin afec­tar al res­to de paí­ses fir­man­tes. “Es­ta­mos muy preo­cu­pa­dos con el avan­ce de Ni­ca­ra­gua ha­cia el au­to­ri­ta­ris­mo y los la­zos cues­tio­na­bles de Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na y El Sal­va­dor”, di­jo un fun­cio­na­rio es­ta­dou­ni­den­se, ba­jo con­di­ción de ano­ni­ma­to, al pe­rió­di­co de Mia­mi.

Dean Gar­cía ex­pli­có a El Nue­vo Dia­rio que el Cafta-dr tie­ne sus pro­pios me­ca­nis­mos de re­vi­sión y “hay que to­mar en cuen­ta que es­tán in­vo­lu­cra­dos sie­te paí­ses (Es­ta­dos Uni­dos, cin­cos paí­ses cen­troa­me­ri­ca­nos y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na) y pa­ra que un país pue­da sa­lir tie­nen que es­tar de acuer­do to­dos”. “No he en­con­tra­do nin­gún ar­tícu­lo que di­ga que un país pue­de ser ex­pul­sa­do del Cafta. Lo que sí hay es un me­ca­nis­mo pa­ra que un país se pue­da re­ti­rar, si lo desea”, afir­mó el di­rec­tor de Ani­tec.

MER­CA­DO IN­SUS­TI­TUI­BLE

El Cafta DR en­tró en vi­gen­cia en abril de 2006, dán­do­le a Ni­ca­ra­gua be­ne­fi­cios aran­ce­la­rios pa­ra ven­der sus pro­duc­tos en Es­ta­dos Uni­dos. El pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de In­dus­trias de Ni­ca­ra­gua (Ca­din), Ser­gio Mal­tez, afir­mó que las ex­por­ta­cio­nes de Ni­ca­ra­gua ha­cia Es­ta­dos Uni­dos, in­clu­yen­do las de zo­nas fran­cas, re­pre­sen­tan más del 75% de las ven­tas to­ta­les del país al ex­te­rior.

“Eso sig­ni­fi­ca que es un mer­ca­do in­sus­ti­tui­ble. So­lo la zo­na fran­ca re­pre­sen­ta más de 70,000 em­pleos, ya no di­ga­mos las otras em­pre­sas ex­por­ta­do­ras. Eso sig­ni­fi­ca­ría el cie­rre de mu­chas de es­tas em­pre­sas. Es­ta re­la­ción de tra­ba­jo con los com­pra­do­res o clien­tes es­ta­dou­ni­den­ses es de mu­chos años y se­ría un da­ño irre­pa­ra­ble pa­ra el país”, co­men­tó Mal­tez an­te la po­si­bi­li­dad de que el tra­ta­do co­mer­cial sea re­vi­sa­do por Es­ta­dos Uni­dos y es­to ter­mi­ne afec­tan­do a Ni­ca­ra­gua. La eco­no­mis­ta Azu­ce­na Cas­ti­llo, quien par­ti­ci­pó en la ne­go­cia­ción del Cafta- DR en re­pre­sen­ta­ción de Ni­ca­ra­gua, reite­ró su te­mor de que ese acuer­do de li­bre co­mer­cio sea sus­pen­di­do “por­que al qui­tár­nos­lo, Ni­ca­ra­gua ba­ja­ría su ca­pa­ci­dad pa­ra ex­por­tar”.

Ad­vir­tió que EE. UU. po­dría re­cu­rrir a la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de Co­mer­cio (OMC), pa­ra re­vi­sar los al­can­ces del Cafta-dr con Ni­ca­ra­gua y pa­ra­li­zar el in­ter­cam­bio co­mer­cial por esa vía.

“El Cafta se en­mar­ca tam­bién en la OMC, que es un or­ga­nis­mo de las Na­cio­nes Uni­das, y en la ONU Ni­ca­ra­gua tie­ne fir­ma­do con­ve­nios re­la­cio­na­dos con los de­re­chos hu­ma­nos y es­to po­dría ser una puer­ta pa­ra que los Es­ta­dos Uni­dos bus­quen jus­ti­fi­car la sus­pen­sión del Cafta- DR”, opi­nó Cas­ti­llo. “El Cafta se de­be de­nun­ciar por una de las par­tes y esa par­te son los Es­ta­dos Uni­dos, y si ar­gu­men­ta que el Cafta es un pe­li­gro pa­ra su se­gu­ri­dad na­cio­nal o que el Cafta es­tá in­mer­so en un círcu­lo don­de los de­re­chos hu­ma­nos y el co­mer­cio de­ben ser ins­tru­men­tos pa­ra la de­mo­cra­cia y no es­tá sien­do uti­li­za­do así, sino que se han vio­la­do los de­re­chos, pue­de en­ton­ces EE. UU. ja­lar­se de los pe­los, co­mo di­cen, al Cafta”, ex­pli­có la ex­mi­nis­tra de Eco­no­mía de Ni­ca­ra­gua.

RE­NE­GO­CIA­CIÓN ANUN­CIA­DA

El Nue­vo He­rald ci­tó a ex­per­tos es­ta­dou­ni­den­ses que ven en el go­bierno de Trump una preo­cu­pa­ción so­bre El Sal­va­dor y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, de “si su per­te­nen­cia al Cafta le ha da­do a Chi­na una puer­ta de ac­ce­so al mer­ca­do de Es­ta­dos Uni­dos”. “Co­mo Es­ta­dos Uni­dos ha de­ja­do en cla­ro, no per­mi­ti­re­mos que nues­tros acuer­dos co­mer­cia­les, in­clui­do el Cafta-dr, se con­vier­tan en una puer­ta tra­se­ra pa­ra be­ne­fi­ciar a eco­no­mías que no res­pe­tan el mer­ca­do y son ac­to­res re­pre­si­vos en la re­gión”, di­jo una fuen­te al He­rald.

El pe­rió­di­co es­ta­dou­ni­den­se afir­mó que las au­to­ri­da­des en Washington bus­can me­ca­nis­mos pa­ra sa­car a Ni­ca­ra­gua y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na del acuer­do co­mer­cial, por­que no hay una cláu­su­la es­pe­cí­fi­ca.

“Na­die pu­do ima­gi­nar que iba a pa­sar es­to”, di­jo al He­rald Jo­sé Cárdenas, quien in­te­gró el Con­se­jo de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal du­ran­te el go­bierno del pre­si­den­te Geor­ge W. Bush y se co­mu­ni­ca re­gu­lar­men­te con fun­cio­na­rios de Trump.

Eric Mi­ller, ase­sor de co­mer­cio que ha tra­ba­ja­do con el go­bierno ca­na­dien­se y si­gue ase­so­rán­do­lo so­bre las ne­go­cia­cio­nes, no ve nin­gún me­ca­nis­mo fá­cil pa­ra sa­car a los tres paí­ses, pe­ro aun así se pue­de lo­grar, ci­ta el ar­tícu­lo de El Nue­vo He­rald.

“La se­gu­ri­dad na­cio­nal es la nue­va jus­ti­fi­ca­ción fa­vo­ri­ta de es­ta ad­mi­nis­tra­ción pa­ra ha­cer fren­te a cual­quier co­sa en Amé­ri­ca La­ti­na”, en­fa­ti­zó Mi­ller. Eric Farns­worth, quien par­ti­ci­pó en las ne­go­cia­cio­nes del Tlcan co­mo fun­cio­na­rio del re­pre­sen­tan­te co­mer­cial de EE. UU. y pos­te­rior­men­te pre­sio­nó a fa­vor del Cafta- DR, ex­pli­có a El Nue­vo He­rald que es ló­gi­co que EE. UU. quie­ra de­ter­mi­nar si Ni­ca­ra­gua de­be se­guir re­ci­bien­do ac­ce­so es­pe­cial al mer­ca­do es­ta­dou­ni­den­se des­pués de “ha­ber­se sa­li­do del ca­mino de­mo­crá­ti­co”.

“El co­mer­cio es una he­rra­mien­ta, pe­ro no es una pa­na­cea”, di­jo Farns­worth, se­gún el pe­rió­di­co de Flo­ri­da. El aho­ra vi­ce­pre­si­den­te del Con­se­jo de las Amé­ri­cas en Washington de­cla­ró que la pre­gun­ta es: “¿Es­tá lle­van­do el co­mer- cio a los re­sul­ta­dos que bus­ca­mos o sen­ci­lla­men­te es un sal­va­vi­das eco­nó­mi­co de una dic­ta­du­ra au­to­ri­ta­ria? Eso es lo que te­ne­mos que es­tu­diar con cui­da­do”.

UNA SA­LI­DA

El em­pre­sa­rio ni­ca­ra­güen­se Ser­gio Mal­tez ma­ni­fes­tó que la so­lu­ción pa­ra que el Cafta-dr con­ti­núe es el diá­lo­go en Ni­ca­ra­gua. “Es­pe­re­mos que el Go­bierno re­ca­pa­ci­te lo más pron­to po­si­ble y dé se­ña­les de cam­bio y bue­na vo­lun­tad con un diá­lo­go po­lí­ti­co am­plio, pa­ra que no si­ga­mos que­dan­do ais­la­dos co­mo país y no lle­gue­mos a un des­plo­me por com­ple­to, tan­to eco­nó­mi­co co­mo so­cial”.

Azu­ce­na Cas­ti­llo re­cal­có que “Ni­ca­ra­gua tie­ne va­rias es­ca­le­ras” pa­ra sol­ven­tar las ame­na­zas a la eco­no­mía. “El Con­gre­so y el mis­mo Po­der Eje­cu­ti­vo de los Es­ta­dos Uni­dos di­cen que si Ni­ca­ra­gua re­gre­sa a la de­mo­cra­cia y a la ins­ti­tu­cio­na­li­dad, a un es­ta­do de de­re­cho, y se com­prue­ba que se ca­mi­na en esa ru­ta, las co­sas cam­bian. Un ges­to de bue­na fe se­ría sa­car a los pre­sos po­lí­ti­cos, no acu­sar­los de te­rro­ris­mo y bus­car có­mo con­ci­liar ya la si­tua­ción de una ma­ne­ra trans­pa­ren­te y sen­tar­se a dia­lo­gar”, co­men­tó. El Con­se­jo Su­pe­rior de la Em­pre­sa Pri­va­da (Co­sep) ad­vir­tió en di­ciem­bre pa­sa­do que los pro­ble­mas de vio­la­cio­nes a los de­re­chos hu­ma­nos en Ni­ca­ra­gua po­drían afec­tar los tra­ta­dos de li­bre co­mer­cio que dan más be­ne­fi­cios a es­te país, es­pe­cial­men­te el Cafta-dr y el Acuer­do de Aso­cia­ción con la Unión Eu­ro­pea (ADA).

“No des­car­ta­mos que los dos tra­ta­dos pue­dan ser afec­ta­dos, tan­to el Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio con Es­ta­dos Uni­dos, co­mo el Acuer­do de Aso­cia­ción con la Unión Eu­ro­pea. Eso, al fi­nal, lo que va a sig­ni­fi­car es que per­da­mos lo que se cons­tru­yó, y que mi­les de per­so­nas adi­cio­na­les sal­gan afec­ta­das”, di­jo en­ton­ces el pre­si­den­te del Co­sep, Jo­sé Adán Ague­rri.

Si Ni­ca­ra­gua sa­le del Cafta-dr, que en­tró en vi­gen­cia en abril de 2006, no po­dría vol­ver a ven­der sus pro­duc­tos en Es­ta­dos Uni­dos, con be­ne­fi­cios aran­ce­la­rios, de los cua­les go­za des­de ha­ce más de 12 años.

NI­CA­RA­GUA EX­POR­TA LA MA­YOR PAR­TE DE SUS PRO­DUC­TOS A EE. UU.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.