¿Se­gui­rán los Yan­quis tras Ma­cha­do?

El Nuevo Diario - - PASIÓN - ED­GAR TIJERINO M. ti­je­re­tean­[email protected]

En cual­quier mo­men­to se in­for­ma­rá que Manny Ma­cha­do fir­mó un gran con­tra­to, y qui­zás por los 10 años que pre­ten­de, pe­ro no se­rá con los Yan­quis. El in­te­rés por el pe­lo­te­ro que ofre­ce al equi­po de Nueva York más uti­li­dad que Bry­ce Har­per, se ha en­fria­do con la con­tra­ta­ción, no rui­do­sa has­ta el es­truen­do, pe­ro lo ne­ce­sa­ria­men­te sig­ni­fi­ca­ti­va de D. J Lemahieu, un ver­sá­til in­fiel­der de 30 años, que se co­ro­nó ca­si si­gi­lo­sa­men­te, cam­peón ba­te de la Li­ga Na­cio­nal con .348 pun­tos en el 2016, des­de la ali­nea­ción de los Roc­kies de Co­lo­ra­do, y que ha si­do ca­paz de dis­pa­rar 192 y 189 im­pa­ra­bles en tem­po­ra­das con­se­cu­ti­vas, an­tes de per­der el rit­mo du­ran­te el 2018. Por su­pues­to, Lemahieu no es Ma­cha­do, con­si­de­ra­do un fac­tor de se­gu­ri­dad co­mo ba­tea­dor de más de 30 jon­ro­nes y em­pu- ja­dor de más de 100 ca­rre­ras, tan mul­ti­fa­cé­ti­co co­mo Lemahieu en las di­fe­ren­tes po­si­cio­nes del in­field. Es por eso que pienso, los Yan­quis no van a per­der­lo de vis­ta mien­tras Me­dias Blan­cas y Fi­lis ba­ta­llan por atra­par­lo.

UN GRAN UTI­LITY

Lemahieu es una bue­na adquisición de los Yan­quis aún en me­dio de su pér­di­da de bri­llo en el 2018, re­tro­ce­dien­do a .276 pun­tos y per­ma­ne­cien­do li­mi­ta­do a me­nos de 70 im­pul­sa­das. Al­go no­ve­do­so es que sus 15 jon­ro­nes re­pre­sen­tan la má­xi­ma ci­fra en su ca­rre­ra de ocho años, pe­se a un recorte a 128 jue­gos, des­pués de más de 146 en sus cua­tro cam­pa­ñas pre­vias. De­fen­si­va­men­te, Mahieu, un ga­na­dor de tres guan­tes de oro, es una ga­ran­tía, co­mo lo de­mues­tra su co­lo­ca­ción en el cri­te­rio de los en­ten­di­dos, a la ca­be­za de 16 se­gun­das ba­ses ca­li­fi­ca­dos. Con Mahieu en mano y Tu­lo­witz­ki en el cam- po cor­to, los Yan­quis po­drían qui­tar­le el guan­te co­mo an­te­sa­lis­ta al te­rri­ble­men­te in­se­gu­ro Mi­guel An­dú­jar, pa­ra uti­li­zar­lo co­mo ba­tea­dor de­sig­na­do y te­ner­lo lis­to co­mo ma­te­rial de cam­bio. Mat­hieu, un ba­tea­dor so­bre los .300 pun­tos en tres tem­po­ra­das con­se­cu­ti­vas, 2015, 2016 y 2017, fue fir­ma­do por dos años a cam­bio de 24 mi­llo­nes de dó­la­res, se­ría un ex­ce­len­te uti­lity, de­jan­do abier­to un im­por­tan­te es­pa­cio eco­nó­mi­co a los Yan­quis.

MA­CHA­DO SIEM­PRE EN LA MI­RA

Sin ser ba­tea­dor de po­der, no se es­pe­ra que Mahieu, de per­fil de­re­cho, le sa­que mu­cho pro­ve­cho al es­ta­dio de los Yan­quis y ex­tra­ñe el Coors Field de los Roc­kies, es­ce­na­rio en el cual re­gis­tró .329 pun­tos por 269 en ca­mino. Con­ser­ván­do­se sano y en ac­ción dia­ria­men­te, Mahieu pue­de apro­xi­mar­se a los 170 im­pa­ra­bles y agi­li­zar lo su­fi­cien­te el in­field yan­qui en la ges­tión sim­pli­fi­ca­do­ra. Al mar­gen de to­das es­tas con­si­de­ra­cio­nes, Manny Ma­cha­do si­gue sien­do una ten­ta­ción pa­ra equi­po de la Gran Man­za­na. Pue­de ju­gar to­das las po­si­cio­nes del cua­dro in­te­rior, esen­cial­men­te el short y la ter­ce­ra ba­se con su gran po­der de bra­zo y su pre­sen­cia en el li­ne-up, jun­to a Jud­ge y Stan­ton, ha­ría re­cor­dar los gran­des ata­ques de ese equi­po en el re­pa­so de to­dos los tiem­pos. Eso sí, con Mat­hieu dis­po­ni­ble, la de­ses­pe­ra­ción por Ma­cha­do ha si­do en­ga­ve­ta­da y “la pe­lo­ta” que­da en ma­nos del in­te­rés del pe­lo­te­ro. Tra­tán­do­se del fac­tor eco­nó­mi­co, él de­be ha­ber bo­rra­do a los Yan­quis de la lis­ta de próximas pa­ra­das, pe­ro en lo re­fe­ren­te a bús­que­da de gran­dio­si­dad, y tam­bién con gran salario, lle­gar al equi­po ins­ta­la­do en la es­qui­na de Ti­mes Squa­re en el beis­bol, es una atrac­ción.

LOS YAN­QUIS CON­SI­GUIE­RON LOS SER­VI­CIOS DE D. J LEMAHIEU.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.