ELEC­CIO­NES EN BRA­SIL VAN A SE­GUN­DA VUEL­TA

Bol­so­na­ro, un ex ca­pi­tán del Ejér­ci­to, de 63 años, te­nía 47,60% de los vo­tos, fren­te al 27,24% de Had­dad.

Metro (Nicaragua) - - PORTADA - AFP

El ul­tra­de­re­chis­ta Jair Bol­so­na­ro ga­nó por am­plio mar­gen la pri­me­ra vuel­ta de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de Bra­sil, pe­ro de­be­rá me­dir­se con el iz­quier­dis­ta Fer­nan­do Had­dad el 28 de oc­tu­bre.

Con ca­si el 86% de las ur­nas escrutadas, Bol­so­na­ro, un ex ca­pi­tán del Ejér­ci­to, de 63 años, te­nía 47,60% de los vo­tos, fren­te al 27,24% de Had­dad, de­sig­na­do can­di­da­to del Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res (PT) por el en­car­ce­la­do ex­pre­si­den­te Luiz Iná­cio Lu­la da Sil­va.

Los re­sul­ta­dos a bo­ca de ur­na del ins­ti­tu­to Ibo­pe dan 45% a Bol­so­na­ro y 28% a Had­dad.

En un ho­tel en el cen­tro de São Pau­lo, don­de Had­dad da­rá su con­fe­ren­cia de pren­sa, se es­cu­cha­ron gri­tos de jú­bi­lo y ali­vio al di­vul­gar­se los son­deos. En la ex­pla­na­da de los mi­nis­te­rios de Brasilia, los par­ti­da­rios de Bol­so­na­ro reac­cio­na­ron con de­silu­sión.

Tras emi­tir su vo­to por la ma­ña­na en São Pau­lo, Had­dad se di­jo con­ven­ci­do de que ha­bría se­gun­da vuel­ta y em­pe­zó a ten­der puen­tes con otros can­di­da­tos.

La cla­ve pa­ra que Had­dad se acer­que a los por­cen­ta­jes de Bol­so­na­ro re­si­de en el cen­troiz­quier­dis­ta Ci­ro Go­mes, que te­nía 12,45% de los su­fra­gios.

Bol­so­na­ro y Had­dad son los ven­ce­do­res y al mis­mo tiem­po los can­di­da­tos con ma­yor ín­di­ce de re­cha­zo.

Had­dad, un ex al­cal­de de São Pau­lo po­co co­no­ci­do en otras re­gio­nes, he­re­dó una bue­na par­te del elec­to­ra­do de Lu­la, so­bre to­do en­tre la po­bla­ción po­bre que me­jo­ró sus con­di­cio­nes de vi­da ba­jo su go­bierno (2003-2011).

Pe­ro tam­bién he­re­dó el odio que Lu­la ins­pi­ra en­tre quie­nes le re­pro­chan los es­cán­da­los de co­rrup­ción re­ve­la­dos por la Ope­ra­ción La­va Ja­to y la cri­sis eco­nó­mi­ca en la que se su­mió el país ba­jo el man­da­to de su he­re­de­ra po­lí­ti­ca Dil­ma Rous­seff, des­ti­tui­da por el Con­gre­so en 2016. Du­ran­te la cam­pa­ña, Had­dad “se ol­vi­dó mu­cho del cen­tro, que es fun­da­men­tal. Sin el cen­tro no se ga­na una elec­ción y me­nos aún se go­bier­na, en­ton­ces pre­ci­sa

esos apo­yos ya. Son tres se­ma­nas, una cam­pa­ña cor­tí­si­ma, y más aún tie­ne que pen­sar en la go­ber­na­bi­li­dad, est­ble­cien­do com­pro­mi­sos con esos sec­to­res”, di­jo An­dré Cé­sar, de la con­sul­to­ra Hold en Brasilia.

Bol­so­na­ro, por su par­te, re­ci­bió en la úl­ti­ma se­ma­na apo­yos de po­de­ro­sos sec­to­res, co­mo los ru­ra­lis­tas y las igle­sias evan­gé­li­cas.

|AFP

Bra­sil cuen­ta con hu­sos ho­ra­rios en sus dis­tin­tas re­gio­nes por lo que las ur­nas iban ce­rran­do pau­la­ti­na­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.