PRECUPA ES­TA­DO DE SA­LUD DE DETENIDOS

En­tre las en­fer­me­da­des más co­mu­nes que han pre­sen­ta­do, en el ca­so de los detenidos más jó­ve­nes, son con­vul­sio­nes pro­duc­to de los gol­pes que re­ci­bie­ron en El Chi­po­te

Metro (Nicaragua) - - PORTADA - EVA INESTROZA Me­tro Ni­ca­ra­gua.

La Co­mi­sión Per­ma­nen­te de De­re­chos Hu­ma­nos (CPDH) ase­gu­ró que aun­que no hay una es­ta­dís­ti­ca, ni diag­nós­ti­cos es­pe­cí­fi­cos de las en­fer­me­da­des que pa­de­cen ma­ni­fes­tan­tes detenidos, to­dos de for­ma ge­ne­ral pre­sen­tan pro­ble­mas de sa­lud.

Se­gún Kar­la Se­quei­ra, ase­so­ra le­gal de la CPDH, en­tre las en­fer­me­da­des más co­mu­nes que han pre­sen­ta­do en el ca­so de los detenidos más jó­ve­nes, son con­vul­sio­nes pro­duc- to de los gol­pes que re­ci­bie­ron en El Chi­po­te o al mo­men­to de ser detenidos, así co­mo sor­de­ras, ce­gue­ras y afec­ta­cio­nes de la piel que han su­fri­do to­dos, a cau­sa de las con­di­cio­nes in­hu­ma­nas y fal­ta de sa­lu­bri­dad de las cel­das.

La ase­so­ra le­gal ex­pre­só que “ca­si to­dos los pri­va­dos de li­ber­tad su­fren de aler­gias, hon­gos, pro­ble­mas res­pi­ra­to­rios, por las con­di­cio­nes car­ce­la­rias”, mien­tras que otros “pro­duc­to de los gol­pes co­mo en el ca­so de Wi­lliam Pi­ca­do, a quien le rom­pie­ron el tím­pano del oí­do y otro jo­ven que per­dió la vis­ta por­que fue gol­pea­do en la ca­ra, en el ca­so Di­lon Ze­le­dón y Ey­nar Bal­to­dano han pre­sen­ta­do pro­ble­mas de con­vul­sio­nes cons­tan­tes, uno de ellos apro­xi­ma­da­men­te 71 ve­ces”.

Se­que­ria re­fi­rió que “es­tas per­so­nas es­ta­ban sa­nas y el Es­ta­do de Ni­ca­ra­gua aho­ra tie­ne una gran res­pon­sa­bi­li­dad di­rec­ta con ellos”.

En lo que va de la cri­sis so­cio­po­lí­ti­ca, ini­cia­da en abril, la CPDH tam­bién ha re­ci­bi­do de­nun­cias de al me­nos 10 per­so­nas de la ter­ce­ra edad, de­te­ni­das y acu­sa­das de te­rro­ris­mo.

Los fa­mi­lia­res de es­tos pre­sos han de­nun­cia­do que no les per­mi­ten pa­sar el me­di­ca­men­to, al­go que po­ne en ries­gos sus vi­das, ya que mu­chos pa­de­cen de hi­per­ten­sión, car­dio­pa­tía, hí­ga­do gra­so y pro­ble­mas en la ve­sí­cu­la.

Tal es el ca­so del co­ro­nel en re­ti­ro del Ejér­ci­to de Ni­ca­ra­gua, Car­los Bre­nes, que so­bre­pa­sa los 60 años. “Car­los Bre­nes y To­más Mal­do­na­do son per­so­nas de la ter­ce­ra edad y su­fren de dia­be­tes ni­vel 4, am­bos ne­ce­si­tan es­tar en otras con­di­cio­nes car­ce­la­rias y la­men­ta­ble­men­te a es­tas al­tu­ras no se ha he­cho si­quie­ra un dic­ta­men de Me­di­ci­na Le­gal pa­ra ha­cer un cam­bio de me­di­da”, se­ña­ló la pro­mo­to­ra.

Tam­bién se re­fi­rió al ca­so del pri­va­do de li­ber­tad, Jo­sé Ra­món Am­pié To­le­do, quien pre­sen­ta pro­ble­mas en el hí­ga­do que le pue­de ge­ne­rar ci­rro­sis. “Es­te pre­so po­lí­ti­co ne­ce­si­ta un tra­ta­mien­to es­pe­cial, tie­ne pro­ble­mas en el hí­ga­do y en el ex­pe­dien­te te­ne­mos su epi­cri­sis mé­di­co, ya lo he­mos pre­sen­ta­do en las au­dien­cias, y a pe­sar de que sus fa­mi­lia­res le han pa­sa­do me­di­ca­men­tos de has­ta C$2,500 no se los han en­tre­ga­do al re­clu­so”, ex­pre­só la de­fen­so­ra de de­re­chos hu­ma­nos.

El ca­so del cán­cer de Bren­da

Un ca­so que tie­ne cons­ter­na­do a Ni­ca­ra­gua es el de Bren­da Mu­ñoz, de 46 años, quien fue de­te­ni­da des­de el pa­sa­do 15 de ju­lio y pa­de­ce de cán­cer he­pá­ti­co en es­ta­do ter­mi­nal, ella pi­dió por me­dio de una car­ta fir­ma­da por 17 pre­sas de La Es­pe­ran­za, que la de­ja­ran dis­fru­tar de sus úl­ti­mos años de vi­da

al la­do de su fa­mi­lia, pe­ro las au­to­ri­da­des no le han per­mi­ti­do, tam­po­co ha re­ci­bi­do la aten­ción mé­di­ca ade­cua­da.

“No­so­tros no lle­va­mos el ca­so de Bren­da, pe­ro co­mo de­fen­so­res de los de­re­chos hu­ma­nos es un ca­so que nos in­tere­sa por las con­di­cio­nes y la eta­pa crí­ti­ca en la que se en­cuen­tra, ade­más el Sis­te­ma Pe­ni­ten­cia­rio no le es­tá dan­do el tra­ta­mien­to ade­cua­do”, la­men­tó la ase­so­ra le­gal de la CPDH.

Mar­ga­ret­te May Ma­cua­lay, re­la­to­ra pa­ra los de­re­chos de la mu­jer de la Co­mi­sión In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos (CIDH), a tra­vés de Twit­ter, ex­pre­só el pa­sa­do 25 de octubre su preo­cu­pa­ción por el gra­ve es­ta­do de sa­lud de Bren­da Mu­ñoz. La pre­si­den­ta de la CIDH ex­pre­só que ur­ge al Es­ta­do de Ni­ca­ra­gua pro­te­ger la vi­da e in­te­gri­dad de las per­so­nas de­te­ni­das.

“No­so­tros co­mo CPDH en, to­dos los ca­sos ju­di­cia­les cuan­do se hi­cie­ron las au­dien­cias ini­cia­les so­li­ci­ta­mos a los ju­di­cia­les que se man­da­ran a Me­di­ci­nal Le­gal a los detenidos”, sin em­bar­go, “a pe­sar de que se gi­ra­ron los ofi­cios el Sis­te­ma Pe­ni­ten­cia­rio no ha he­cho ca­so a las so­li­ci­tu­des”, ma­ni­fes­tó Se­quei­ra.

Se­gún or­ga­nis­mos de de­re­chos hu­ma­nos, ofi­cia­les de El Chi­po­te no en­tre­gan me­di­ci­nas a los detenidos.|ar­chi­vo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.