LAS CIU­DA­DES IN­FAL­TA­BLES QUE DE­BES VI­SI­TAR EN EL 2019

Me­tro con­ver­só con un por­ta­voz de Ofi­ci­na de Adua­nas y Pro­tec­ción Fron­te­ri­za de Es­ta­dos Uni­dos, so­bre los pro­ce­di­mien­tos y pre­pa­ra­ti­vos que lle­va a ca­bo la agen­cia an­te la po­si­ble lle­ga­da del gru­po.

Metro (Nicaragua) - - PORTADA - DA­VID COR­DE­RO MER­CA­DO Me­tro World News

Una ca­ra­va­na de al­re­de­dor de 4.000 mi­gran­tes cen­troa­me­ri­ca­nos con­ti­núa su ru­ta a tra­vés de Mé­xi­co ha­cia la fron­te­ra con los Es­ta­dos Uni­dos, don­de se­rán re­ci­bi­dos por agen­tes de la Ofi­ci­na de Adua­nas y Pro­tec­ción Fron­te­ri­za de Es­ta­dos Uni­dos (CBP por sus si­glas en in­glés).

Du­ran­te el año fis­cal fe­de­ral 2018 (octubre 2017 a sep­tiem­bre 2018), la CBP de­tu­vo a 521.090 mi­gran­tes que cla­si­fi­có co­mo “inad­mi­si­bles”, de acuer­do a las ci­fras de di­cha Ofi­ci­na.

Me­tro con­ver­só con Car­los A. Díaz, di­rec­tor ad­jun­to in­te­ri­no de la di­vi­sión de me­dios de la CBP, so­bre los pre­pa­ra­ti­vos de la agen­cia del Go­bierno de Es­ta­dos Uni­dos an­te la po­si­ble lle­ga­da de la ca­ra­va­na y los pro­ce­sos que se lle­van a ca­bo en los puer­tos de en­tra­da.

¿Có­mo se pre­pa­ra la CBP an­te la po­si­ble lle­ga­da de la ca­ra­va­na de mi­gran­tes?

–Es­ta­mos mo­ni­to­rean­do la si­tua­ción. Es­to es un gru­po que si­gue en Mé­xi­co y no ha lle­ga­do a los Es­ta­dos Uni­dos pe­ro ob­via­men­te no­so­tros es­ta­mos pre­pa­rán­do­nos pa­ra re­ci­bir­los. No sa­be­mos es­pe­cí­fi­ca­men­te dón­de es­tán, así que to­dos los puer­tos de en­tra­da en la fron­te­ra ac­tual­men­te es­tán ha­cien­do pre­pa­ra­ti­vos y entrenamiento de có­mo van a tra­ba­jar con ese nú­me­ro de per­so­nas que vie­nen. Nos es­ta­mos pre­pa­ran­do pa­ra; por ejem­plo, si lle­ga es­te gru­po de per­so­nas có­mo va­mos a tra­ba­jar con el trá­fi­co que pa­sa día a día a tra­vés de la fron­te­ra.

Tie­nes un puer­to de en­tra­da en San Diego, que es el puer­to de San Isi­dro, que tie­ne cien­tos de mi­les de per­so­nas que cru­zan dia­ria­men­te, no so­la­men­te pa­ra ve­nir a los Es­ta­dos Uni­dos e ir a Mé­xi­co, pe­ro tam­bién pa­ra es­tu­diar y tra­ba­jar en San Diego. Te men­ciono ese por­que es el puer­to de en­tra­da pea­to­nal más gran­de de los Es­ta­dos Uni­dos. Pe­ro por ejem­plo en El Pa­so, hay mu­chos ni­ños que vi­ven en Mé­xi­co pe­ro usan el puer­to de en­tra­da to­dos los días pa­ra ir a es­cue­la en los Es­ta­dos Uni­dos.

¿Cuál es el pro­ce­di­mien­to re­gu­lar que se lle­va a ca­bo en un cru­ce de fron­te­ra?

Los ofi­cia­les de la Adua­na prác­ti­ca­men­te tie­nen una mi­sión. Pri­me­ro, la Se­gu­ri­dad Na­cio­nal pa­ra evi­tar te­rro­ris­mo y cri­men. La otra es fa­ci­li­tar el trá­fi­co y el trán­si­to de per­so­nas y tam­bién de co­mer­cio, por­que al igual que hay puer­tos de en­tra­da que son pa­ra pea­to­nes, tam­bién hay pa­ra co­mer­cio. Es­ta­mos ha­blan­do de mi­llo­nes de dó­la­res en equi­po, fru­tas, co­mi­da, to­do lo que vie­ne de Mé­xi­co pa­sa por el puer­to de en­tra­das co­mer­cia­les.

La la­bor de es­tos ofi­cia­les es, por ejem­plo, en un puer­to de en­tra­da ase­gu­rar­se que las per­so­nas que es­tán in­gre­san­do a los Es­ta­dos uni­dos son las per­so­nas co­rrec­tas, que es­tán au­to­ri­za­dos pa­ra ve­nir y que es­tán aquí con los do­cu­men­tos ne­ce­sa­rios pa­ra es­tar en los Es­ta­dos Uni­dos. El tra­ba­jo de no­so­tros es ver las le­yes que es­tán es­ta­ble­ci­das y po­ner­las en pie y pro­te­ger esas le­yes.

¿Hay al­go que te preo­cu­pe so­bre la ca­ra­va­na de mi­gran­tes que va ha­cia la fron­te­ra en­tre Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos?

Mu­chos per­so­nas no se dan cuen­ta que es un via­je muy pe­li­gro­so. Es­ta­mos ha­blan­do de mi­les de mi­llas que es­te gru­po es­tá tra­tan­do de so­bre­lle­var y es­ta­mos ha­blan­do de pe­li­gros co­mo car­te­les, cri­mi­na­les, ro­bos, vie­nen me­no­res y vie­nen adul­tos que es­tán ha­cien­do es­te via­je y la­men­ta­ble­men­te mu­chos de ellos pe­re­cen du­ran­te el via­je, así que es al­go que hay que man­te­ner en pers­pec­ti­va. Hay un nú­me­ro de pe­li­gros ahí que son in­he­ren­tes a ese via­je.

¿Qué su­ce­de cuan­do lle­gan per­so­nas hu­yen­do, co­mo mu­chos de los que via­jan en la ca­ra­va­na, sin un do­cu­men­to co­mo pasaporte o vi­sa que les per­mi­ta la en­tra­da de ma­ne­ra le­gal?

Cuan­do ellos lle­gan a un puer­to de en­tra­da, ellos de­cla­ran que tie­nen mie­do de re­gre­sar a su país. No­so­tros to­ma­mos cus­to­dia de ellos

“No sa­be­mos es­pe­cí­fi­ca­men­te dón­de es­tán, así que to­dos los puer­tos de en­tra­da en la fron­te­ra ac­tual­men­te es­tán ha­cien­do pre­pa­ra­ti­vos y entrenamiento de có­mo van a tra­ba­jar con ese nú­me­ro de per­so­nas que vie­nen”, con Car­los A. Díaz, di­rec­tor ad­jun­to in­te­ri­no de la di­vi­sión de me­dios de la CBP.

La ca­ra­va­na de mi­gran­tes se aden­tró en Mé­xi­co des­pués de cru­zar la fron­te­ra gua­te­mal­te­ca el 21 de octubre de 2018 cer­ca de Ciu­dad Hi­dal­go. |GETTY

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.