La de­man­da de trans­por­te se cu­bre con pa­lia­ti­vos

Ni el Trans­me­tro, ni los au­to­bu­ses “trans­ur­ba­nos”, ni las res­tric­cio­nes de cir­cu­la­ción han apla­ca­do la con­ges­tión de Gua­te­ma­la. ¿Qué si­gue?

Construir Panamá - - SUMARIO - Por: Luis Fer­nan­do Aré­va­lo | luis­fer­nan­do.are­va­[email protected]­po­cer­ca.com

Ni el Trans­me­tro, ni los au­to­bu­ses “trans­ur­ba­nos”, ni las res­tric­cio­nes de cir­cu­la­ción han apla­ca­do la con­ges­tión de Gua­te­ma­la. ¿Qué si­gue?

En la ciu­dad de Gua­te­ma­la re­si­den por lo me­nos 1,2 mi­llo­nes de per­so­nas, a lo que se le suma una ci­fra si­mi­lar de ciu­da­da­nos que dia­ria­men­te in­gre­san al cen­tro del de­par­ta­men­to pa­ra la­bo­rar, pro­ve­nien­tes de mu­ni­ci­pios de la pe­ri­fe­ria.

Con un sis­te­ma de trans­por­te pú­bli­co co­lap­sa­do, in­se­gu­ro y es­ca­so, una in­fra­es­truc­tu­ra vial en mal es­ta­do, ca­lles an­gos­tas y cer­ca de un mi­llón de vehícu­los cir­cu­lan­do dia­ria­men­te por la ciu­dad, el caos es in­mi­nen­te.

De acuer­do con las úl­ti­mas es­ta­dís­ti­cas de la Su­pe­rin­ten­den­cia de Ad­mi­nis­tra­ción Tri­bu­ta­ria (SAT), el par­que vehi­cu­lar a ni­vel na­cio­nal su­pera los 2,7 mi­llo­nes, en­tre au­to­bu­ses, vehícu­los, mo­to­ci­cle­tas, etc.

Se­gún el por­ta­voz de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Gua­te­ma­la, Car­los San­do­val, del to­tal de au­to­mo­to­res, 958.458 cir­cu­lan to­dos los días por las 22 zo­nas de la ca­pi­tal, pro­vo­can­do que la ur­be se en­cuen­tre al pun­to del co­lap­so.

Se­gún los con­tro­les que ejer­ce la co­mu­na por me­dio de la Po­li­cía Municipal de Trán­si­to (PMT), 374.317 vehícu­los cir­cu­lan por el oc­ci­den­te de la ciu­dad, 118.336 por el nor­te, 265.139 por el sur y 200.666 por el orien­te; man­te­nien­do los cua­tro ac­ce­sos prin­ci­pa­les a la ciu­dad sa­tu­ra­dos en ho­ras de ma­yor trán­si­to, en don­de el tiem­po pro­me­dio pa­ra lle­gar a su des­tino es de en­tre dos a tres ho­ras.

La mu­ni­ci­pa­li­dad rea­li­za es­fuer­zos por me­dio de los agen­tes de trán­si­to que re­gu­lan la cir­cu­la­ción en las zo­nas con ma­yor den­si­dad. Ade­más, se con­vir­tió en una re­gla la uti­li­za­ción de ca­rri­les re­ver­si­bles, los cua­les con­sis­ten en la cir­cu­la­ción in­ver­sa en una vía pa­ra dar­le prio­ri­dad a los vehícu­los que se di­ri­gen en di­rec­ción con ma­yor de­man­da en de­ter­mi­na­das ho­ras.

Trans­por­te pú­bli­co in­efi­cien­te

Ed­gar Gue­rra, de la de­fen­so­ría de los usua­rios del trans­por­te pú­bli­co de la Pro­cu­ra­du­ría de los De­re­chos Hu­ma­nos

(PDH), in­di­có que por lo me­nos 2,5 mi­llo­nes de gua­te­mal­te­cos uti­li­zan el ser­vi­cio de trans­por­te pú­bli­co to­dos los días, mar­cán­do­se una in­ca­pa­ci­dad de las uni­da­des de és­te ser­vi­cio por cu­brir la de­man­da, algo que obli­ga a los ciu­da­da­nos a bus­car otra for­ma de tras­la­dar­se: ta­xis co­lec­ti­vos, mi­cro­bu­ses y mo­to­ta­xis, que en su ma­yo­ría co­bran en­tre US$0,66 a US$2 por per­so­na.

En es­te sen­ti­do, el in­ves­ti­ga­dor aso­cia­do del Con­se­jo Pri­va­do de Com­pe­ti­ti­vi­dad (CPC), Jor­ge Be­na­vi­des, ex­pli­có que “una bús­que­da de nue­vas cen­tra­li­da­des pa­ra el desa­rro­llo em­pre­sa­rial per­mi­ti­ría re­du­cir los ni­ve­les de trán­si­to” y tam­bién por con­si­guien­te, la sa­tu­ra­ción en el trans­por­te pú­bli­co.

La Mu­ni­ci­pa­li­dad de Gua­te­ma­la im­ple­men­tó des­de 2007 el sis­te­ma de trans­por­te ar­ti­cu­la­do BRT “Trans­me­tro”, co­mo una so­lu­ción a la pro­ble­má­ti­ca que en­fren­ta el trans­por­te pú­bli­co. Ac­tual­men­te lo uti­li­zan más de 350.000 per­so­nas ca­da día y a pe­sar de cu­brir va­rias zo­nas de la ciu­dad en seis lí­neas ha si­do in­su­fi­cien­te pa­ra la de­man­da.

Pa­ra­le­lo a és­te se im­ple­men­tó por el go­bierno cen­tral y em­pre­sa­rios de trans­por­te ur­bano el sis­te­ma de au­to­bu­ses “Tran­sur­bano”, el cual en la ac­tua­li­dad fun­cio­na en va­rias zo­nas de ma­ne­ra par­cial y le­jos de ser una so­lu­ción se con­vir­tió en un pro­ble­ma más, ya que pe­se a brin­dar se­gu­ri­dad a los usua­rios el nú­me­ro de uni­da­des en ca­da ruta no es su­fi­cien­te.

Du­ran­te 2016 la co­mu­na emi­tió una res­tric­ción más am­plia a la cir­cu­la­ción del trans­por­te pe­sa­do por la ciu­dad con el fin de re­du­cir las la­rIas fi­las de XeJícu­los sin em­bar­go ge­ne­ró ma­ni­fes­ta­cio- nes de los trans­por­tis­tas y se re­for­mó se­ma­nas des­pués.

En va­rias oca­sio­nes se ha dis­cu­ti­do la op­ción de res­trin­gir la cir­cu­la­ción de vehícu­los con cier­ta nu­me­ra­ción de pla­ca en de­ter­mi­na­dos días, sin em­bar­go pa­ra Be­na­vi­des es­ta me­di­da afec­ta­ría a los ciu­da­da­nos que re­si­den en zo­nas don­de no cir­cu­la trans­por­te ur­bano y ci­tó co­mo ejem­plo la dia­go­nal 6 de la Zo­na 10, en don­de la es­ta­ción de bu­ses más cer­ca­na se en­cuen­tra a sie­te ki­ló­me­tros.

La cons­truc­ción del de­no­mi­na­do Ani­llo Re­gio­nal se pros­pec­ta co­mo una po­si­ble so­lu­ción que con­tri­bui­rá a re­du­cir el trán­si­to en la ciu­dad, ya que es una ca­rre­te­ra que in­ter­co­nec­ta­rá de­par­ta­men­tos y mu­ni­ci­pios en los al­re­de­do­res del cen­tro ur­bano pa­ra que el trans­por­te pe­sa­do no ten­ga que atra­ve­sar la ciu­dad.

De la mis­ma ma­ne­ra se plan­tea el fun­cio­na­mien­to de la ca­rre­te­ra pri­va­da Vía Al­ter­na al Sur (VAS), en la cual se pa­ga pea­je y que al fun­cio­nar al 100% tam­bién se­rá una es­pe­cie de ani­llo me­tro­po­li­tano pa­ra el des­fo­gue del trán­si­to.

Por úl­ti­mo en­tre los pro­yec­tos que se im­pul­san co­mo so­lu­cio­nes a los pro­ble­mas de mo­vi­li­dad ur­ba­na se en­cuen­tra dos: el pri­mer me­tro­riel en Gua­te­ma­la y el am­bi­cio­so pro­yec­to de un ae­ró­me­tro. Am­bos es­tȄn en Ha­ses de pla­ni­fi­ca­ciȕn y plan­tean in­ver­sio­nes US$770 mi­llo­nes y US$185 mi­llo­nes, res­pec­ti­va­men­te.

Re­tos a fu­tu­ro y or­de­na­mien­to te­rri­to­rial

$enaXi­des afir­mȕ que da­do el ace­le­ra­do rit­mo de cre­ci­mien­to po­bla­cio­nal, el re­to pa­ra el país se en­cuen­tra en pla­ni­fi­car las ciu­da­des an­tes de que se en­cuen­tren po­bla­das.

Exis­ten ca­sos co­mo Quet­zal­te­nan­go, Co­bán, Al­ta Ve­ra­paz e Iza­bal, que se han con­ver­ti­do en ciu­da­des en desa­rro­llo pe­ro que han cre­ci­do sin con­trol y en don­de ex­per­tos avi­sa­ron una si­tua­ción si­mi­lar a la que se vi­ve en la ciu­dad ca­pi­tal.

Leo­nel Alar­cón, vi­ce­pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Cen­troa­me­ri­ca­na pa­ra la Vi­vien­da, re­sal­tó que si no se to­man ac­cio­nes in­me­dia­tas en pla­nes de or­de­na­mien­to te­rri­to­rial el re­sul­ta­do na­tu­ral se­rá: “más des­or­den y más caos” y que so­lu­cio­nar­lo más ade­lan­te le cos­ta­rá más al país ya que im­pli­ca­ría in­clu­so de­mo­li­ción de cons­truc­cio­nes.

Por su par­te, Rossana Gar­cía, di­rec­to­ra de ur­ba­nís­ti­ca de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Gua­te­ma­la afir­mȕ que Jan te­ni­do aXan­ces po­si­ti­vos du­ran­te 10 años de im­ple­men­ta­ción del Plan de Or­de­na­mien­to Te­rrio­rial, lo que ha da­do cer­te­za en las pro­pie­da­des y un me­jor cre­ci­mien­to de la ur­be.

Del to­tal de au­to­mo­to­res en Ciu­dad de Gua­te­ma­la, 958.458 cir­cu­lan to­dos los días por las 22 zo­nas, pro­vo­can­do que la ur­be se en­cuen­tre al pun­to del co­lap­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.