Lu­bri­can­tes de ca­li­dad pa­ra un me­jor desem­pe­ño

Lu­bri Im­port des­ta­ca la ca­li­dad y va­rie­dad de lu­bri­can­tes pa­ra to­do ti­po de ma­qui­na­ria y vehícu­los, dis­tri­bui­da des­de 2014 en Gua­te­ma­la de la mar­ca TO­TAL.

Construir Panamá - - BRANDED CONTENT -

Con una am­plia va­rie­dad de pro­duc­tos, in­clu[en­do lí­neas es­pe­cí­fi­cas pa­ra el sec­tor de la cons­truc­ción, mi­ne­ría, ge­ne­ra­ción de ener­gía y trans­por­te pe­sa­do, Lu­bri­can­tes e Im­por­ta­ción S.A. (Lu­bri Im­port), cum­plió tres años de dis­tri­bu­ción de lu­bri­can­tes TO­TAL, me­jo­ran­do el desem­pe­ño de la ma­qui­na­ria.

Uno de los as­pec­tos que mu­chas ve­ces se ol­vi­dan es la uti­li­za­ción de pro­duc­tos con es­tán­da­res de ca­li­dad co­mo los lu­bri­can­tes TO­TAL en el man­te­ni­mien­to y lu­bri­ca­ción de pie­zas en ma­qui­na­ria li­via­na, pesada, vehícu­los o ma­qui­na­ria in­dus­trial, lo que pro­vo­ca en oca­sio­nes el de­te­rio­ro o ba­jo ren­di­mien­to en el tra­ba­jo rea­li­za­do.

Pa­ra ob­te­ner un me­jor desem­pe­ño de la ma­qui­na­ria uti­li­za­da es fun­da­men­tal rea­li­zar los man­te­ni­mien­tos pre­ven­ti­vos co­rrec­tos y la uti­li­za­ción de lu­bri­can­tes que per­mi­tan un tra­ba­jo óp­ti­mo du­ran­te el tiem­po ac­ti­vo.

Lu­bri Im­port, cuen­ta con 27 años de ofre­cer to­do ti­po de so­lu­cio­nes en el mer­ca­do y des­de el año 2014 es el en­car­ga­do de dis­tri­buir en Gua­te­ma­la la mar­ca fran­ce­sa TO­TAL con una am­plia ga­ma de pro­duc­tos pa­ra cual­quier seg­men­to de la in­dus­tria y comercio.

El ge­ren­te ge­ne­ral de di­cha em­pre­sa, Al­fre­do Lom­bar­di, ex­pli­có que TO­TAL tie­ne lí­neas de dis­triDu­ciȕn es­pe­cí­fi­cas pa­ra el sec­tor au­to­mo­tri\ ser­vi­cios li­via­nos, trans­por­te pe­sa­do, trac­to­res, ma­qui­na­ria de cons­truc­ción, mo­tos, sec­tor in­dus­trial, agroin­dus­trial, tex­til y ma­qui­na­rias eléc­tri­cas.

Du­ran­te la con­me­mo­ra­ción del tercer aniver­sa­rio de TO­TAL en el mer­ca­do, se rea­li­zó “un re­co­no­ci­mien­to a los clien­tes que Jan con­fia­do en el res­pal­do de la mar­caŬ afir­mȕ .omDar­di. #de­mȄs se rea­li­zó una ex­po­si­ción de los pro­duc­tos y seg­men­tos a los que es­tán di­ri­gi­dos.

Por otro la­do, se dio a co­no­cer que du­ran­te el tiem­po de ope­ra­ción de Lu­bri Im­port en Gua­te-

No uti­li­zar pro­duc­tos con es­tán­da­res de ca­li­dad en el man­te­ni­mien­to y lu­bri­ca­ción de pie­zas en ma­qui­na­ria li­via­na, pesada e in­dus­trial pro­vo­ca el de­te­rio­ro o ba­jo ren­di­mien­to del equi­po.

ma­la, han ge­ne­ra­do una ex­ten­sa red de dis­tri­bui­do­res en to­do el país y crea­do una in­fra­es­truc­tu­ra pro­pia tal co­mo re­cur­so Ju­mano ca­li­fi­ca­do bo­de­gas, ca­mio­nes re­par­ti­do­res, sis­te­mas de in­for­ma­ción e in­ven­ta­rios, en­tre otros.

“Es­ta­mos com­pro­me­ti­dos pa­ra lo­grar una me­jo­ra con­ti­nua con el pro­pó­si­to úni­co de al­can­zar un bie­nes­tar su­pe­rior. Es­ta me­jo­ra sos­te­ni­da a tra­vés del tiem­po, se ba­sa en las pre­mi­sas de man­te­ner una es­tre­cha re­la­ción, es­ta­ble­cer un com­pro­mi­so res­pon­sa­ble y se­rio, com­pe­ten­cia sa­na y bús­que­da de lo­gros por en­ci­ma de nues­tros com­pe­ti­do­res, ho­nes­ti­dad e in­te­gri­dad y tra­ba­jo en equi­po”, se se­ña­la en un co­mu­ni­ca­do.

La apli­ca­ción de lu­bri­can­tes con un res­pal­do de ca­li­dad da co­mo re­sul­ta­do, ade­más de un me­jor desem­pe­ño, una lar­ga du­ra­ción y vi­da de la ma­qui­na­ria. Ade­más, se re­fle­ja en la ne­ce­si­dad de un man­te­ni­mien­to más pro­lo­gan­do.

gun­do idio­ma, por lo re­gu­lar el inI­lȌs afir­mȕ 5ilXio .arios ge­ren­te ge­ne­ral de la Cá­ma­ra Hon­du­re­ña de la In­dus­tria de la %ons­truc­ciȕn %Ji­co . 'ste ca­so se da en los di­fe­ren­tes paí­ses de la reIiȕn cen­troa­me­ri­ca­na, don­de su idio­ma es el es­pa­ñol y de­ben tra­tar con em­pre­sas o proXee­do­res eZ­tra­nLe­ros.

No se pue­de de­jar a un la­do el te­ma de las nor­mas de se­gu­ri­dad, que tam­bién son par­te del co­no­ci­mien­to fun­da­men­tal que de­be te­ner un in­ge­nie­ro ciXil cuan­do ocu­pa un pues­to de di­riIen­cia. #IreIa­do a es­to eZis­ten Hor­ma­cio­nes de­no­mi­na­das me­no­res co­mo la po­li­nȕ­mi­ca pa­ra aLus­tes [ cȄlcu­lo de cos­tos, el cálcu­lo de pla­ni­llas en­tre otros.

2ara el inIe­nie­ro ,aXier Qui­ño­nes, pro­fe­sio­nal in­de­pen­dien­te to­do inIe­nie­ro ciXil de­be for­mar­se en te­mas de ad­mi­nis­tra­ciȕn de em­pre­sas por la na­tu­ra­le\a las ac­tiXi­da­des que se ge­ne­ran al­re­de­dor de su pues­to; tam­bién en ma­te­ria de leIis­la­ciȕn Ie­ne­ral [ es­pe­cí­fi­ca por las im­pli­ca­cio­nes leIa­les triDu­ta­rias [ fi­nan­cie­ras aso­cia­das y en la par­te de Hor­mu­la­ciȕn Ies­tiȕn [ desa­rro­llo de pro­yec­tos, pa­ra su sos­te­niDi­li­dad.

#si­mis­mo el proHe­sio­nal de­be pre­pa­rar­se en el uso de nueXas tec­no­loIías ac­tua­li\a- ciȕn de soH­tYa­re aso­cia­do a la in­dus­tria Ies­tiȕn de pro[ec­tos [ soH­tYa­re es­pe­cia­li\ado.

2or su la­do el ar­qui­tec­to #rlin Mo­ra­les, di­jo que pa­ra ser un buen lí­der o due­ño de una em­pre­sa no bas­ta con co­no­cer los as­pec­tos bá­si­cos de una proHe­siȕn sino que al es­tar en una po­si­ciȕn Ie­ren­cial se deDe co­no­cer in­te­gral­men­te otros as­pec­tos pro­pios de la em­pre­sa co­mo ma­ne­jo de per­so­nal, fi­nan\as ope­ra­cio­nes loIís­ti­ca [ mer­ca­deo.

.as Je­rra­mien­tas im­pres­cin­diD­les pa­ra loI­rar una efi­cien­cia en el uso de los re­cur­sos co­mo tiem­po y di­ne­ro, son de suma im­por­tan­cia en los pues­tos de ge­ren­cia por lo que pa­ra ser un buen lí­der se de­be te­ner una Due­na Hor­ma­ciȕn en es­te sen­ti­do.

'l uso de soH­tYa­re es­pe­cia­li\ados [ sis­te­mas $+/ $uil­di­nI +nHor­ma­tion /ode­li­nI com­ple­tan la JoLa de ruta de ca­pa­ci­ta­ciȕn inHor­mȄ­ti­ca de es­te proHe­sio­nal. 'n paí­ses desa­rro­lla­dos ya es in­con­ce­bi­ble pen­sar en el diseño de una edi­fi­ca­ciȕn sin el uso ade­cua­do de es­te ti­po de Je­rra­mien­tas que per­mi­ten Xi­sua­li\ar en un mo­de­lo Xir­tual to­dos los por­me­no­res de una edi­fi­ca­ciȕn [ sus sis­te­mas in­teI­ra­dos.

2ara el inIe­nie­ro )us­taXo Bernal, re­pre­sen­tan­te de la 5ocie­dad 2anameȓa de +nIe­nie­ros [ #rqui­tec­tos 52+# la uti­li\aciȕn de apli­ca­cio­nes tec­no­lȕIi­cas es par­te de la edu­ca­ciȕn con­ti­nua de los inIe­nie­ros.

'l $+/ es­tȄ orien­ta­do seIȚn Bernal, a que los in­ge­nie­ros y ar­qui­tec­tos di­se­ña­do­res op­ti­mi­cen los es­pa­cios y mi­ni­mi­cen los po­ten­cia­les con­flic­tos du­ran­te la cons­truc­ciȕn de pro[ec­tos. ū'l inIe­nie­ro ciXil que es lí­der y se pre­pa­ra en esa lí­nea Xa a te­ner una cla­ra Xen­taLa de cual­quier otro proHe­sio­na­lŬ.

5uma­do a lo an­te­rior en la par­te de pla­ni­fi­ca­ciȕn siem­pre es im­por­tan­te co­no­cer las di­fe­ren­tes téc­ni­cas ya que con el tiem­po las me­to­do­lo­gías eZis­ten­tes Xan ca­mDian­do se Xan ac­tua­li\an­do [ es­to Ja­ce que un pro­fe­sio­nal de la in­ge­nie­ría ciXil ta­mDiȌn re­quie­ra del co­no­ci­mien­to de los pa­que­tes de soH­tYa­re de di­seȓo [ diDuLo.

*a[ cier­tos tȕ­pi­cos re­la­cio­na­dos al ma­ne­jo de re­cur­sos Ju­ma­nos con­taDi­li­dad pla­ni­llas y se­gu­ri­dad ocu­pa­cio­nal, en don­de los in­ge­nie­ros de­ben so­lo te­ner co­no­ci­mien­to de es­tos as­pec­tos pe­ro no ser el Huer­te de su com­pe­ten­cia.

#de­mȄs el co­no­ci­mien­to de las le­yes la­bo­ra­les co­mo las con­cer­nien­tes al 5eIu­ro 5ocial tam­bién re­sul­ta ser esen­cial. 5eIȚn .arios en la par­te ju­rí­di­ca to­do in­ge­nie­ro de­be co­no­cer la re­la­ciȕn en el desa­rro­llo de pro[ec­tos reXi­siȕn de con­tra­tos de obras, sub­con­tra­tos y de­más téc­ni­cas le­ga­les [ nor­ma­tiXas que se apli­can co­mo el %ȕdiIo %iXil.

'n la par­te em­pre­sa­rial las maes­trías, post-gra­dos y cual­quier Hor­ma­ciȕn en edu­ca­ciȕn su­pe­rior, apor­tan co­no­ci­mien­to a los inIe­nie­ros pa­ra aXan\ar en su eXo­lu­ciȕn aca­dȌ­mi­ca [ proHe­sio­nal a to­do niXel.

2ara .arios eZis­ten tres as­pec­tos fun­da­men­ta­les en los que un pro­fe­sio­nal de­be man­te­ner­se en cons­tan­te ac­tua­li\aciȕn pro­ce­sos de co­mu­ni­ca­ciȕn fi­nan­cie­ros [ leIa­les. ū5e pue­de ser to­do un ȌZi­to co­mo in­ge­nie­ro cons­tru­yen­do, pe­ro si el proHe­sio­nal cal­cu­lȕ la par­te fi­nan­cie­ra mal se co­nXier­te en un desas­treŬ pun­tua­li\ȕ.

Otras ca­pa­ci­ta­cio­nes que de­be ad­qui­rir el pro­fe­sio­nal de la inIe­nie­ría ciXil com­pren­den el te­ma de efi­cien­cia ener­gé­ti­ca y res­pon­sa­bi­li­dad so­cial pa­ra con­tri­buir en apo­yar el en­torno y ge­ne­rar inXer­siȕn. +Iual­men­te la ma­cro­eco­no­mía del mo­de­lo in­ter­na­cio­nal pa­ra po­der pro­nos­ti­car el mo­men­to opor­tuno pa­ra inXer­tir.

Exis­ten tres as­pec­tos en los que de­be ha­ber cons­tan­te ac­tua­li­za­ción: pro­ce­sos de co­mu­ni­ca­ción, fi­nan­cie­ros y le­ga­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.