His­to­ria

Crítica - - Opinión - Por Al­fon­so Za­mo­ra

El his­to­ria­dor Rom­mel Es­ca­rreo­la di­jo una gran ver­dad: Pa­na­má es un país con mu­chas eta­pas y, al co­no­cer­las, po­dre­mos en­con­trar nues­tra iden­ti­dad.

La lu­cha con­tra el co­lo­nia­lis­mo fue de poe­sía y ban­de­ra, y con ella se nu­trió una lu­cha que pro­du­jo los sucesos del 9 de Ene­ro de 1964, ba­se de la aper­tu­ra de ne­go­cia­cio­nes de los Tra­ta­dos To­rri­jos-Car­ter.

Ar­gen­ti­na y Cu­ba no han po­di­do re­cu­pe­rar las is­las Mal­vi­nas ni Guan­tá­na­mo, res­pec­ti­va­men­te, mien­tras Pa­na­má lo­gró la re­ver­sión del Ca­nal a tra­vés de ne­go­cia­cio­nes con Es­ta­dos Uni­dos.

Des­pués de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial has­ta la in­va­sión de 1989, vi­vi­mos con­tro­la­dos por los es­ta­dou­ni­den­ses con el pre­tex­to de la ex­pan­sión co­mu­nis­ta.

Esa fue una eta­pa en la que los apa­ra­tos de in­te­li­gen­cia vio­la­ron nues­tro de­re­cho a las li­ber­ta­des in­di­vi­dua­les.

Es­ta­dos Uni­dos no so­lo pa­tro­ci­nó frau­des elec­to­ra­les, sino de­rro­ca­mien­tos de pre­si­den­tes; el doc­tor Ar­nul­fo Arias es el me­jor ejem­plo de esa in­je­ren­cia en la vi­da na­cio­nal.

Fue una épo­ca en la que los pa­na­me­ños fue­ron hu­mi­lla­dos por los grin­gos, pe­ro tam­bién fue de li­te­ra­tu­ra y de can­to a la ban­de­ra, co­mo re­afir­ma­ción so­be­ra­na.

Pa­na­má, un pe­que­ño país, dio un ejem­plo al mun­do sin ar­mas y con un in­clau­di­ca­ble amor pa­trio de­rro­tó al co­lo­so nor­te­ño. Pos­te­rior­men­te, se die­ron lu­chas con­tra el co­lo­nia­lis­mo en Eu­ro­pa del Es­te, Asia y Áfri­ca.

Las fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes se­rán las en­car­ga­das de in­ves­ti­gar los tiem­pos de la gue­rra fría, cuan­do amar a Pa­na­má era un pe­ca­do y ser na­cio­na­lis­ta un de­li­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.