Acri­bi­llan a em­pre­sa­rio ti­co en Pai­ti­lla

Las rá­fa­gas de dis­pa­ros que ema­na­ron de un au­to, y que de­ja­ron co­mo se­cue­la el ase­si­na­to de un hom­bre, ate­rro­ri­zó un sec­tor re­si­den­cial de la ciu­dad ca­pi­tal.

Crítica - - Sucesos - Car­los A. Ro­drí­guez • Crí­ti­ca

El ti­co na­tu­ra­li­za­do pa­na­me­ño Ro­ber­to Luis Fer­nán­dez Co­lla­da fue ase­si­na­do de múl­ti­ples im­pac­tos de ba­la, al ser ace­cha­do por un sicario den­tro de su au­to en las in­me­dia­cio­nes del par­que Na­cho Val­dés, ubi­ca­do en el área de Pai­ti­lla, co­rre­gi­mien­to de San Fran­cis­co.

El ho­mi­ci­dio ocu­rrió la no­che del vier­nes. De acuer­do con re­si­den­tes del sec­tor, se es­cu­chó una se­gui­di­lla de dis­pa­ros, cuan­do de­ce­nas de per­so­nas se en­con­tra­ban en los al­re­de­do­res, y vie­ron sa­lir a un hom­bre con ves­ti­men­ta os­cu­ra del au­to ti­po ca­mio­ne­ta de co­lor gris de la víc­ti­ma. El sicario ca­mi­nó ha­cia la vía Italia, don­de abor­dó un ta­xi que, al pa­re­cer, lo es­pe­ra­ba pa­ra fu­gar­se.

Tras el lla­ma­do, los efec­ti­vos po­li­cia­les se acer­ca­ron y con­fir­ma­ron el de­ce­so del hom­bre den­tro del au­to. Se pro­ce­dió a ce­rrar la es­ce­na con cin­ta ama­ri­lla de “no pa­se”.

De igual for­ma se reali­zó un fuer­te ope­ra­ti­vo po­li­cial en el área, pe­ro no se re­por­tó la captura del o los implicados del ter­cer cri­men en la ciu­dad de Pa­na­má.

Los fun­cio­na­rios del Ins­ti­tu­to de Me­di­ci­na Le­gal y Cien­cias Fo­ren­ses (IMELCF) se acer­ca­ron a la es­ce­na pa­ra le­van­tar evi­den­cias, ade­más del le­van­ta­mien­to del ca­dá­ver. Los in­ves­ti­ga­do­res de la Sec­ción de Ho­mi­ci­dio / Fe­mi­ci­dio del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co con­fir­ma­ron la iden­ti­dad del ciu­da­dano, que no te­nía ca­sos pen­dien­tes con la jus­ti­cia, y que era pro­pie­ta­rio de va­rias em­pre­sas. Ade­más, se ini­ció con tra­tar de dar con las cá­ma­ras de se­gu­ri­dad ins­ta­la­das en el área y ve­ri­fi­car si lo­gra­ron cap­tar la fu­ga del sicario que se man­tie­ne li­bre en las ca­lles.

Los re­si­den­tes del sec­tor se mos­tra­ron ate­rro­ri­za­dos por es­te he­cho de san­gre.

Ha­ce cin­co años atrás, en di­cha ca­lle se re­por­ta­ron dos crí­me­nes y aten­ta­dos con ar­ma de fue­go, por par­te de or­ga­ni­za­cio­nes cri­mi­na­les de otros sec­to­res de la ciu­dad que tras­la­da­ron la dispu­ta a la ci­ta­da área re­si­den­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.