¡SAL­DRÁ A LOS 100 AÑOS! ES­TU­VO A 142 KI­LÓ­ME­TROS DE DE­JAR PA­NA­MÁ

Crítica - - Portada - Yorlenne Morales y Mayra Ma­drid

El ase­sino múl­ti­ple Gil­ber­to Ven­tu­ra Ce­ba­llos es­tu­vo a unos 142 ki­ló­me­tros de sa­lir de Pa­na­má. Ca­mi­nan­do, ese tre­cho en­tre El Sa­lao, en Re­me­dios (Chi­ri­quí) a Cos­ta Ri­ca, se completa en al­go más de 20 horas.

El hom­bre que se es­ca­pó el 3 de fe­bre­ro de la Nue­va Jo­ya, fue re­cap­tu­ra­do ayer a las 11:15 a.m. en un área de man­gla­res del Sa­lao. Es­ta­ba se­dien­to, vuel­to le­ña y con 20 li­bras menos. No pu­so re­sis­ten­cia y más bien ro­gó: "¡un po­co de agua, por fa­vor!"

A la ca­pi­tal fue tras­la­da­do en el avión Grand Ca­ra­van del SE­NAN iden­ti­fi­ca­do co­mo AN-040, que tie­ne en su fu­se­la­je es­cri­to Fi­li­pen­ses 4:13: ¡Todo lo pue­do en Cris­to, que me for­ta­le­ce! Pe­ro Je­sús nun­ca au­xi­lia­ría a un hom­bre tan per­ver­so co­mo Ven­tu­ra.

El se­cues­tra­dor y ase­sino de cinco jó­ve­nes, con­de­na­do a 55 años, aho­ra de­be­rá su­mar otros 5 años más por su eva­sión. Cuan­do de­je la pri­sión ten­drá unos 100 años. Ya se con­tem­pla en­viar­lo a Pun­ta Co­co. Ven­tu­ra Ce­ba­llos tie­ne 44 años y de­be­rá pa­gar 60 años de pri­sión, de los cua­les tie­ne 7 años ya cum­pli­dos, por lo que sal­drá a los casi 100 años de la cár­cel

Gil­ber­to Ven­tu­ra Ce­ba­llos, el per­ver­so ase­sino múl­ti­ple, es­tu­vo a unos 142 ki­ló­me­tros de sa­lir de Pa­na­má. Ca­mi­nan­do, ese tre­cho en­tre El Sa­lao, en Re­me­dios a Cos­ta Ri­ca, se completa en al­go más de 20 horas.

El hom­bre que se es­ca­pó a las 10:30 p.m del lu­nes 3 de fe­bre­ro de su cel­da del pa­be­llón C de la Nue­va Jo­ya es­ca­lan­do el te­cho del pe­nal, fue re­cap­tu­ra­do ayer a las 11:15 a.m., en un área de man­gla­res del río San­tia­go, en el co­rre­gi­mien­to de El Nan­ci­to.

Unos po­li­cías fue­ron aler­ta­dos de la pre­sen­cia de su­je­tos ex­tra­ños en la zo­na. Un fin­que­ro les pres­tó un bo­te Ka­yak a los uni­for­ma­dos y al lle­gar bajo un ár­bol: ¡bin­go! es­ta­ba el es­cu­rri­di­zo do­mi­ni­cano por el que se ofre­cía una re­com­pen­sa de $50 mil.

El ti­po ves­tía de pan­ta­lón azul y lle­va­ba un sué­ter de una aso­cia­ción de sur­fing, es­ta­ba se­dien­to, des­hi­dra­ta­do y no pu­so re­sis­ten­cia. En su po­der se le en­con­tra­ron $700 en su ma­yo­ría en bi­lle­tes de a $100, unos bi­no­cu­la­res, un wal­kie tal­kie y un ce­lu­lar.

Ven­tu­ra Ce­ba­llos es­ta­ba vuel­to le­ña. En 11 días ha­bía re­ba­ja­do cerca de 20 li­bras por lo que se pre­su­me que es­tu­vo ca­mi­nan­do o se mo­vi­li­za­ba por vía ma­rí­ti­ma. Es­ta­ba tan mal que los po­li­cías de­bie­ron hi­dra­tar­lo pa­ra po­ner­lo en mar­cha y ha­cer efec­ti­va su cap­tu­ra.

Se es­ti­ma que una per­so­na pue­de re­co­rrer a pie 7 ki­ló­me­tros por ho­ra. La dis­tan­cia en­tre Pa­co­ra lu­gar don­de se ubi­ca La Jo­ya y Re­me­dios, es de 407.2 ki­ló­me­tros.

Tras su cap­tu­ra fue lle­va­do a un cuar­tel en To­lé, lue­go a San­tia­go pa­ra fi­nal­men­te viajar a la ciu­dad de Pa­na­má.

A la ca­pi­tal fue tras­la­da­do en un pe­que­ño avión Grand Ca­ra­van del SE­NAN iden­ti­fi­ca­do co­mo AN-040, que tie­ne en su fu­se­la­je es­cri­to Fi­li­pen­ses 4:13, par­te del li­bro del Nue­vo Tes­ta­men­to. Es la Carta a los Fi­li­pen­ses, ca­pí­tu­lo 4, ver­sícu­lo 13: "¡Todo lo pue­do en Cris­to, que me for­ta­le­ce!"

Cris­to no ayu­dó, ni for­ta­le­ció a un hom­bre tan per­ver­so co­mo Ven­tu­ra que en­tre oc­tu­bre y di­ciem­bre de 2010 se­cues­tró a cinco jó­ve­nes: Jes­se­nia Loo Kam por quien pi­dió un res­ca­te de $200 mil; Young Jian Wu, por quien exi­gió la su­ma de $400 mil y se pa­ga­ron $83 mil; por Samy Zeng Cheng, Joel Liu Wong y Geor­gi­na Lee Chen re­cla­mó ini­cial­men­te la su­ma de $2 mi­llo­nes y al fi­nal acor­dó $160 mil.

A es­te hom­bre jun­to a su pai­sano Al­ci­bia­des Mén­dez, no les im­por­tó la vi­da de los se­cues­tra­dos y los ma­ta­ron y en­te­rra­ron en la casa que ocu­pa­ban en El Tra­pi­chi­to de La Cho­rre­ra.

El Fi­li­pen­ses 4:13 más bien ayu­dó al nue­vo mi­nis­tro de Se­gu­ri­dad, Juan Pino sa­li­do de las ex­tra­ñas del Se­nan, la en­ti­dad que tie­ne im­pre­so en sus na­ves esa carta de la Bi­blia, y al di­rec­tor de la Po­li­cía, Jor­ge Mi­ran­da, ago­bia­do por la fu­ga del ase­sino múl­ti­ple.

Ven­tu­ra Ce­ba­llos tie­ne una con­de­na de 55 años y con la fu­ga se le de­ben su­mar otros 5 años de pri­sión. Si sa­le vi­vo de pri­sión, se­ría ya co­mo un cen­te­na­rio.

El mi­nis­tro Pino di­jo que Ven­tu­ra fue cap­tu­ra­do en un tra­ba­jo con­jun­to en­tre los or­ga­nis­mos de se­gu­ri­dad del Es­ta­do, que in­clu­yó una ope­ra­ción de in­te­li­gen­cia y des­pis­te.

“Les ase­gu­ro que no vol­ve­rá a su­ce­der (otra fu­ga), ya que se tomarán las me­di­das pa­ra que no ocu­rra”, di­jo el mi­nis­tro. Las in­ves­ti­ga­cio­nes ad­mi­nis­tra­ti­vas de la Po­li­cía Na­cio­nal y la ju­di­cial por el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co se­gui­rán su cur­so, pa­ra co­no­cer a los po­si­bles res­pon­sa­bles que per­mi­tie­ron que Ven­tu­ra Ce­ba­llos se es­ca­pa­ra de la cár­cel, aña­dió.

El mi­nis­tro evi­tó re­ve­lar de­ta­lles por tra­tar­se de un cri­mi­nal de al­to per­fil, que pue­de es­tar res­pal­da­do por gen­te po­de­ro­sa y se po­dría en­tor­pe­cer la in­ves­ti­ga­ción.

Por su par­te, Jor­ge Mi­ran­da no re­ve­ló si Ven­tu­ra Ce­ba­llos será con­fi­na­do en Pun­ta Co­co, pe­ro desde ayer -tras una re­vi­sión mé­di­ca- fue in­gre­sa­do a la chi­ro­la en la se­de de la Po­li­cía Na­cio­nal.

Mi­ran­da ex­pli­có que se mon­tó una ope­ra­ción de en­ga­ño "que le per­mi­tie­ra a Ven­tu­ra sen­tir­se con­fia­do que no­so­tros no te­nía­mos ni la me­nor idea de don­de se en­con­tra­ba".

Ayer an­tes de su cap­tu­ra, se ve­ri­fi­có a al­gu­nas per­so­nas que lo ayu­da­ban y se lo­gró la cap­tu­ra en un terreno fue­ra de la ca­rre­te­ra... ocul­to bajo un puen­te".

El hom­bre que por 11 días go­zó de li­ber­tad lle­gó ayer a las 4:20 p.m. al ae­ro­puer­to de Al­brook. Ve­nía con es­po­sas y gri­lle­tes. Una do­ce­na de po­li­cías ar­ma­dos lo cus­to­dia­ban y en una ca­ra­va­na co­mo de 12 au­tos lo tras­la­da­ron a la se­de de la Po­li­cía.

Tras la re­vi­sión mé­di­ca, se le su­mi­nis­tró una sué­ter gris, por­que de se­gu­ro que el azul de sur­fis­ta que ves­tía es­ta­ba mal olien­te.

An­tes de in­gre­sar a la cel­da, es­tu­vo co­mo una ho­ra en re­vi­sión mé­di­ca. Se le es­tá hi­dra­tan­do pa­ra que in­gre­se en bue­nas con­di­cio­nes y cer­ti­fi­car que no ten­ga nin­gún gol­pe, nin­gu­na le­sión que pue­da traer una con­se­cuen­cia, in­for­mó el di­rec­tor de la Po­li­cía.

El do­mi­ni­cano ca­mi­na­ba ca­biz­ba­jo. Por el mo­men­to se man­ten­drá en­car­ce­la­do en la se­de de la Po­li­cía, pe­ro le co­rres­pon­de­rá al Sis­te­ma Pe­ni­ten­cia­rio dar la or­den de tras­la­do del lu­gar fi­nal don­de per­ma­ne­ce­rá en­ce­rra­do.

En Chi­ri­quí

Mien­tras, en Chi­ri­quí se ale­ga que la re­cap­tu­ra de Gil­ber­to

Ven­tu­ra Ce­ba­llos, se dio lue­go que pre­sun­ta­men­te un mo­ra­dor del sec­tor die­ra avi­so la Po­li­cía Na­cio­nal que ha­bían ob­ser­va­do a va­rias per­so­nas des­co­no­ci­das en me­dio del área mon­ta­ño­sa, en­tre ellos, al eva­di­do.

Ven­tu­ra ha­bía lo­gra­do sor­tear uno de los pun­tos de con­trol más im­por­tan­tes de Pa­na­má, el de Gua­ba­lá, en el dis­tri­to de To­lé, lo ha­bía he­cho por el área mon­ta­ño­sa y era muy po­co lo que ya le fal­ta­ba pa­ra lle­gar a la fron­te­ra en­tre Pa­na­má y Cos­ta Ri­ca.

Una vez se da su re­cap­tu­ra es lle­va­do has­ta la base de Que­bra­da de Pie­dra del Se­nan, en To­lé, don­de casi dos horas más tar­de es tras­la­da­do a la pro­vin­cia de Ve­ra­guas, pa­ra ha­cer un tras­bor­do a la ae­ro­na­ve del Se­nan que lo lle­vó has­ta la ciu­dad ca­pi­tal.

Mien­tras que Ju­dith Chen de Lee, madre de Geor­gi­na Lee, una de las cinco víc­ti­mas, le pi­dió al di­rec­tor de la Po­li­cía, Jor­ge Mi­ran­da, que es­ta vez me­tan a Ven­tu­ra Ce­ba­llos en Pun­ta Co­co y que no sal­ga más de allí, por­que es un hom­bre “ma­lo, de ma­los sen­ti­mien­tos y pe­li­gro­so, ade­más muy cal­cu­la­dor”.

YORLENNE MORALES Y MAYRA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.