COS­CA

Día a día - - EL PAÍS -

ce­lu­lar mar­ca iPho­ne.

Blais­dell in­di­có que el ce­lu­lar de Va­len­tín Cal­de­rón fue so­me­ti­do a con­trol ju­di­cial.

Cues­tio­nó el te­ma de que el pa­dre Da­vid Cos­ca (uno de los men­cio­na­dos en la in­ves­ti­ga­ción), cam­bia­ra el ce­lu­lar que uti­li­za­ba en el mo­men­to que se die­ron los he­chos, por uno “ga­lli­to”, que no ha si­do re­vi­sa­do por las au­to­ri­da­des pa­ra una ex­trac­ción o con­trol ju­di­cial.

“La gen­te ho­nes­ta y que no es­tá com­pro­me­ti­da, en­tre­ga lo que es a las au­to­ri­da­des”, re­cal­có.

Man­ja­rrez y Blais­dell se­ña­la­ron que den­tro de la car­pe­ti­lla re­po­sa el in­for­me de que pre­sun­ta­men­te al sa­cer­do­te se le hi­zo com­prar otro ce­lu­lar “ga­lli­to” pa­ra que bo­ta­ra el que te­nía o nun­ca lo en­tre­ga­ra. La re­co­men­da­ción fue he­cha por personas alle­ga­das a él, in­clu­so de al­gu­nos ju­ris­tas, se­gún los pa­tro­ci­na­do­res de Va­len­tín.

Del ce­lu­lar de Eduardo Cal­de­rón se hi­cie­ron al­gu­nas ex­trac­cio­nes de da­tos, al igual que el de Hi­da­di Santos Saa­ve­dra. Adi­cio­nal, al mó­vil de una tra­ba­ja­do­ra del ho­tel que vo­lun­ta­ria­men­te mos­tró su ce­lu­lar, don­de se ha­bían he­cho al­gu­nas cap­ta­cio­nes fo­to­grá­fi­cas.

En es­ta in­ves­ti­ga­ción, Hi­da­di Santos Saa­ve­dra es­tá ba­jo de­ten­ción pro­vi­sio­nal por la impu­tación por el su­pues­to de­li­to de ho­mi­ci­dio do­lo­so en per­jui­cio de Eduardo.

Va­len­tín Cal­de­rón quien en es­tos mo­men­tos es­tá preo­cu­pa­do por lo que le ha to­ca­do vi­vir sin te­ner al­gún gra­do de res­pon­sa­bi­li­dad, fue el que aquel día vio el cuer­po de Eduardo ten­di­do en el pi­so en me­dio de un char­co de san­gre, dio avi­so al per­so­nal del ho­tel, to­mó al­gu­nas fo­to­gra­fías an­tes de que la es­ce­na fue­ra lim­pia­da, po­co des­pués de re­gis­tra­do el in­ci­den­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.