Sis­sel Too­las con­ver­só con For­ma­fan­tasms El olor de los océa­nos

En las afue­ras de Mi­lán, la To­rre de la Fun­da­ción Pra­da es un sím­bo­lo de la ciu­dad del fu­tu­ro Tex­to de Ada Ma­soe­ro Fo­to de Fi­lip­po Ro­mano

Domus en Español Panamá - - News - Tex­to: Sis­sel Too­las y For­ma­fan­tas­ma

Cuan­do el mo­no­li­to de la To­rre to­da­vía es­ta­ba en cons­truc­ción, ya se ha­bía im­pues­to, con la au­to­ri­dad de un cam­pa­na­rio o una to­rre cí­vi­ca, en el horizonte plano de la zo­na sur de Mi­lán, más allá de la Por­ta Ro­ma­na. Aho­ra que fue inau­gu­ra­da, el dé­ci­mo y úl­ti­mo edi­fi­cio de la Fun­da­ción Pra­da se ha con­ver­ti­do, con sus 60 me­tros de al­tu­ra, en el hi­to in­elu­di­ble de es­ta zo­na ur­ba­ni­za­da a prin­ci­pios del si­glo XX, cuan­do fue­ron cons­trui­dos los blo­ques de vi­vien­das pa­ra tra­ba­ja­do­res, en me­dio de pra­dos, jun­to con la cen­tral eléc­tri­ca en Piaz­za Tren­to. To­das es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas fue­ron re­gis­tra­das en pin­tu­ras fa­mo­sas1 por Um­ber­to Boc­cio­ni (que vi­vió aquí, en Via Adi­ge) cuan­do aún no era un fu­tu­ris­ta, pe­ro ya es­ta­ba enamo­ra­do de la in­ci­pien­te era in­dus­trial de Ita­lia2.

Mien­tras tan­to en 1910, más allá de las pis­tas de Sca­lo, to­ma­ba for­ma el com­ple­jo de la des­ti­le­ría que, un si­glo más tar­de y des­pués de va­rias trans­for­ma­cio­nes, se con­vir­tió en el nú­cleo de la Fun­da­ción Pra­da. En el si­tio, los edi­fi­cios de prin­ci­pios del si­glo XX co­exis­tie­ron a la fuer­za con un los ano­di­nos blo­ques de los años 50, aho­ra res­plan­de­cien­tes con lá­mi­nas de oro (reales). Al con­ver­tir el com­ple­jo en un po­lo cul­tu­ral (tra­ba­jan­do con Rem Kool­haas, Chris van Duijn y Fe­de­ri­co Pom­pig­no­li), la Fun­da­ción Pra­da ha pre­ser­va­do y re­con­fi­gu­ra­do un pa­lim­pses­to de la cul­tu­ra in­dus­trial mi­la­ne­sa del si­glo XX y, al aña­dir el Po­dio, el Ci­ne (que en el ve­rano, abrien­do las pa­re­des lar­gas, pue­de con­ver­tir­se en un tea­tro al ai­re li­bre) y la To­rre, ge­ne­ró un área crea­ti­va que trans­for­mó ra­di­cal­men­te es­ta par­te de la ciu­dad, has­ta en­ton­ces so­ño­lien­ta, la oxi­ge­nó y la in­ser­tó en los cir­cui­tos in­ter­na­cio­na­les de la cul­tu­ra y la vi­da noc­tur­na ur­ba­na.

To­do el com­ple­jo es­tá con­ce­bi­do pa­ra ser in­clu­si­vo. Las per­so­nas pue­den ac­ce­der li­bre­men­te a los es­pa­cios al ai­re li­bre, la bi­blio­te­ca y al Bar Lu­ce; que fue con­ce­bi­do por Wes An­der­son co­mo un ho­me­na­je al Mi­lán in­dus­trial, con alu­sio­nes a la Ga­le­ría Vit­to­rio Ema­nue­le II y equi­pa­do con mue­bles de For­mi­ca de los años 50. La plu­ra­li­dad ar­qui­tec­tó­ni­ca del es­pa­cio fue di­se­ña­da pa­ra alen­tar a los vi­si­tan­tes a ex­plo­rar to­dos los as­pec­tos de la cul­tu­ra: las ar­tes vi­sua­les, la li­te­ra­tu­ra, el ci­ne, la mú­si­ca, la fi­lo­so­fía y la cien­cia. Pe­ro, so­bre to­do, con la gran co­lec­ción de ar­te con­tem­po­rá­neo de Pra­da, la fun­da­ción le ha da­do a la ciu­dad el mu­seo que le fal­ta­ba y lo in­ser­tó en los me­jo­res cir­cui­tos in­ter­na­cio­na­les con­tem­po­rá­neos.

Ada Ma­soe­ro, pe­rio­dis­ta y crí­ti­ca de ar­te, ha co­mi­sa­ria­do nu­me­ro­sas ex­po­si­cio­nes en Ita­lia y en el ex­te­rior. Des­de 1984 co­la­bo­ra con las pá­gi­nas cul­tu­ra­les de Il­so­le 24 Ore

Um­ber­to­boc­cio­ni, Au­to­rre­tra­to, 1908, Mi­lán, Pi­na­co­te­ca di Bre­ra; Um­ber­to Boc­cio­ni, Of­fi­ci­ne a Por­ta Ro­ma­na, 1909-10, Mi­lán, Ga­lle­ried’ita­lia en Piaz­za de­lla Sca­la.

“Sien­to que quie­ro pin­tar lo nue­vo, el fru­to de nues­tro tiem­po in­dus­trial”, en U. Boc­cio­ni, Dia­ri, 14 de mar­zo de 1907.

Pá­gi­na opues­ta: vis­ta del la­do oes­te del edi­fi­cio de hor­mi­gón blan­co ex­pues­to, con la ba­rra de unión que ocul­ta el as­cen­sor pa­no­rá­mi­co.

Pá­gi­nas 71-72: vis­ta de la fa­cha­da sur de la To­rre Pra­da des­de la an­ti­gua es­ta­ción de fe­rro­ca­rril de Por­ta Ro­ma­na.En es­ta pá­gi­na, al cen­tro: el atrio de la To­rre en la plan­ta ba­ja. Aba­jo: en pri­mer plano y a la de­re­cha dos de los es­pa­cios de ex­po­si­ción inau­gu­ra­dos en 2015, el Po­dio y la an­ti­gua des­ti­le­ría que da­ta del si­glo X; en el fon­do, el la­do es­te de la To­rre

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.