PASITOS POR MALAMBO

To­dos los de­ta­lles de un lin­do des­fi­le in­fan­til

Hola Panama - - Contenido - Texto: ELI­ZA­BETH CANTÚ

LA LA­BOR que lle­van a ca­bo las Amigas de Malambo en be­ne­fi­cio del Ho­gar Malambo es in­men­su­ra­ble. La fuer­za que las mue­ve es el amor que sien­ten por los de­más, y en es­pe­cial por los ni­ños y jó­ve­nes de es­ca­sos re­cur­sos. Pa­ra po­der ayu­dar y apo­yar al Ho­gar en sus di­ver­sas ne­ce­si­da­des de ali­men­ta­ción, ves­ti­do, me­di­ca­men­tos, man­te­ni­mien­to de in­fra­es­truc­tu­ra, por so­lo men­cio­nar al­gu­nas, es­te gru­po in­can­sa­ble de Amigas de Malambo lle­van a ca­bo di­fe­ren­tes ac­ti­vi­da­des du­ran­te el año con el pro­pó­si­to de le­van­tar fon­dos pa­ra es­te fin. Las Amigas de Malambo es una aso­cia­ción sin fi­nes de lu­cro fun­da­da ha­ce 23 años con el só­lo pro­pó­si­to de brin­dar apo­yo a las Her­ma­nas de la Ca­ri­dad de San Vi­cen­te de Paul en su mi­sión de re­gir el Ho­gar Malambo,

un or­fe­li­na­to pa­ra ni­ñas fun­da­do por Don Ma­nuel Jaén ha­ce más de 100 años. Es­te año la ac­ti­vi­dad cum­bre fue una her­mo­sa pa­sa­re­la de ro­pa in­fan­til “Pasitos por Malambo”, don­de se lo­gró in­vo­lu­crar a ni­ños y ni­ñas, cu­yos pa­dres com­pren­die­ron es­ta gran la­bor y qui­sie­ron que sus hi­jos e hi­jas pal­pa­ran la im­por­tan­cia de ayu­dar a quie­nes no tie­nen los mis­mos re­cur­sos que ellos. Il­sa de Ri­cha, ac­tual pre­si­den­ta y Ali­da Fá­bre­ga, ex pre­si­den­ta y una de las fun­da­do­ras de las Amigas de Malambo, com­par­tie­ron so­bre es­ta be­lla ac­ti­vi­dad, que unió co­ra­zo­nes de ni­ños y ni­ñas, pa­dres de fa­mi­lia y co­mer­cios quie­nes de for­ma ar­mó­ni­ca par­ti­ci­pa­ron pa­ra lo­grar el éxi­to de es­ta pa­sa­re­la.

—¿Có­mo sur­ge Pasitos por Malambo?

—El ob­je­ti­vo de la pa­sa­re­la y de to­das las ac­ti­vi­da­des pa­ra re­cau­dar fon­dos pa­ra el Ho­gar Malambo es ayu­dar a su sos­te­ni­mien­to. Co­mo es bien sa­bi­do, es­tas ins­ti­tu­cio­nes no son 100% au­to su­fi­cien­tes lo que nos com­pro­me­te a com­ple­men­tar sus ne­ce­si­da­des eco­nó­mi­cas de for­ma cons­tan­te. En una po­bla­ción de más de 120 ni­ños y ni­ñas don­de a dia­rio se pre­sen­tan si­tua­cio­nes que se de­ben aten­der sin de­mo­ra, hay que con­tar res­pon­sa­ble­men­te con un ca­pi­tal que nos per­mi­ta ha­cer­le fren­te a sus ne­ce­si­da­des.

—¿Con que fi­na­li­dad se lle­vó a ca­bo?

—La fi­na­li­dad de la pa­sa­re­la es pri­mor­dial­men­te ob­te­ner el in­gre­so ne­ce­sa­rio pa­ra que pue­da nues­tra Aso­cia­ción ob­te­ner los fon­dos pa­ra se­guir apo­yan­do al Ho­gar. Tam­bién nos mo­ti­va el dar a co­no­cer las ma­ra­vi­llas que ha­ce el Ho­gar en nues­tra ni­ñez ne­ce­si­ta­da y por úl­ti­mo y no me­nos im­por­tan­te, el cons­truir puen­tes de apo­yo entre los di­fe­ren­tes com­po­nen­tes de nues­tra so­cie­dad. Ni­ños, pa­dres fa­mi­lia, co­mer­cios, em­pre­sas be­ne­fac­to­ras, en fin un cú­mu­lo de per­so­nas tra­ba­jan­do por el bien co­mún de nues­tros ni­ños y ni­ñas necesitados.

—¿Quié­nes par­ti­ci­pa­ron en es­ta Pa­sa­re­la?

—Pa­ra ello con­ta­mos con la co­la­bo­ra­ción de 5 di­fe­ren­tes tien­das de ro­pa de ni­ños entre ellas Ma­ro­mas, Pe­ques, Mon­na­li­sa, Cha­chai y Blue by Pe­ques. Los ni­ños que par­ti­ci­pa­ron fue­ron prin­ci­pal­men­te clien­tes de es­tas tien­das e hi­jos y nie­tos de las so­cias de Amigas de Malambo.

—¿Có­mo es­tá cons­ti­tui­do el Ho­gar Malambo?

(SI­GUE)

«Nues­tra me­ta es lo­grar que más mu­cha­chos y mu­cha­chas del Ho­gar cuen­ten con las he­rra­mien­tas ne­ce­sa­rias pa­ra que pue­dan ser ellos fac­to­res mul­ti­pli­ca­do­res en sus ho­ga­res, ba­rria­das y don­de la vi­da les lle­ve a desem­pe­ñar­se»

—Con­ta­mos con 8 ca­si­tas que al­ber­gan a ni­ñas de días de na­ci­das has­ta la ma­yo­ría de edad. Una de es­tas ca­si­tas aco­ge a ni­ños y ni­ñas con VIH. Las ca­si­tas al­ber­gan 180 ni­ños y ni­ñas, ade­más te­ne­mos una clí­ni­ca que cuen­ta con pe­día­tra y odon­tó­lo­ga, una her­mo­sa ca­pi­lla, un co­le­gio que com­pren­de edu­ca­ción de ma­ter­nal has­ta ba­chi­lle­ra­to de cien­cias y co­mer­cio. El co­le­gio cuen­ta con gim­na­sio y es­tá abier­to a otros ni­ños de las co­mu­ni­da­des ale­da­ñas. Ade­más tie­ne ta­lle­res de co­ci­na y cos­tu­ra, y una gran­ja don­de cul­ti­van po­llos, cer­dos y hor­ta­li­zas pa­ra su au­to sos­te­ni­mien­to.

— ¿Qué pro­yec­tos lle­van ac­tual­men­te?

—La Aso­cia­ción se ha con­cen­tra­do en dos as­pec­tos im­por­tan­tes: El apo­yar a los pe­que­ños con vi­si­tas, ac­ti­vi­da­des re­crea­ti­vas, cul­tu­ra­les que les

(SI­GUE)

«La Aso­cia­ción se ha con­cen­tra­do en dos as­pec­tos im­por­tan­tes: El apo­yar a los pe­que­ños con vi­si­tas, ac­ti­vi­da­des re­crea­ti­vas, cul­tu­ra­les que les mo­ti­ven y com­ple­men­ten su vi­da en el Ho­gar»

mo­ti­ven y com­ple­men­ten su vi­da en el Ho­gar. Tam­bién es­ta­mos en­fo­ca­dos en re­for­zar los ni­ve­les aca­dé­mi­cos de los es­tu­dian­tes. El Ho­gar cuen­ta con un Co­le­gio al que asis­ten las ni­ñas del Ho­gar y ade­más otros es­tu­dian­tes del área. Allí es­ta­mos tra­tan­do de in­ci­dir en los gra­duan­dos orien­tán­do­los en cuan­to a las ca­rre­ras a se­guir una vez ter­mi­nan su ba­chi­lle­ra­to.

—¿En qué otras áreas apo­yan al Ho­gar Malambo?

—Ac­tual­men­te, otro de nues­tros prin­ci­pa­les apo­yos es­tá en re­for­zar la edu­ca­ción de las ni­ñas, no so­la­men­te en el área de es­co­la­ri­dad si no aten­dien­do sus ha­bi­li­da­des blan­das de ma­ne­ra y de orien­ta­ción de ma­ne­ra que sean ca­pa­ces de con­ver­tir­se en ciu­da­da­nas pro­duc­ti­vas y de bien pa­ra la so­cie­dad.

— ¿Qué sig­ni­fi­ca pa­ra las Amigas de Malambo la la­bor que lle­van a ca­bo?

—No hay du­da que los ni­ños y ni­ñas son el fu­tu­ro del país. En la me­di­da en que to­dos tra­ba­je­mos en su bienestar y pro­gre­so lo­gra­re­mos un país que un fu­tu­ro pro­mi­so­rio no só­lo eco­nó­mi­ca­men­te sino tam­bién con una po­bla­ción ca­pa­ci­ta­da pa­ra los retos que nues­tra po­si­ción geo­grá­fi­ca y el cam­bian­te mun­do mo­derno nos exi­ge.

—¿Qué ne­ce­si­da­des tie­ne ac­tual­men­te el Ho­gar Malambo?

—El Ho­gar tie­ne mu­chas ne­ce­si­da­des pues ha­cer fren­te a una po­bla­ción que es­tá cons­ti­tui­da por ni­ños y ni­ñas de días de na­ci­dos has­ta los 18 años es enor­me y va­ria­da. Lo que sí le pue­do de­cir es que el amor que se res­pi­ra en Malambo es tan gran­de que a ve­ces és­te com­pen­sa con tan­tas ca­ren­cias co­mo lo son la fal­ta de ali­men­tos, me­di­ci­nas, úti­les es­co­la­res, entre otros.

—¿Có­mo pue­den ayu­dar las per­so­nas a es­te Ho­gar?

—Hay va­rias ma­ne­ras de ayu­dar: Se pue­de de­di­car tiem­po apo­yan­do por ejem­plo en la ca­si­ta de los be­bés don­de siem­pre ha­rán fal­ta ma­nos ca­ri­ño­sas que com­par­tan su ca­ri­ño con es­tos pe­que­ñi­tos. Se pue­de ayu­dar en la par­te edu­ca­ti­va co­la­bo­ran­do con las per­so­nas en­car­ga­das de li­de­rar los es­tu­dios di­ri­gi­dos des­pués de cla­ses. Se pue­de or­ga­ni­zar un cur­so de in­glés que siem­pre ne­ce­si­ta re­for­zar­se. Se pue­de - una vez se pa­se por el fil­tro de las Her­ma­nas de la Ca­ri­dad de San Vi­cen­te de Paul - pro­po­ner pro­gra­mas de lec­tu­ra, de ma­nua­li­da­des y mu­chas otras ac­ti­vi­da­des que les am­plíen el ho­ri­zon­te a es­tos ni­ños y ni­ñas. Por su­pues­to se pue­de ayu­dar eco­nó­mi­ca­men­te al sus­ten­to de un ni­ño o ni­ña. Hay un her­mo­so pro­gra­ma de «Pa­dri­nos y Ma­dri­nas» en Malambo al que se pue­de ins­cri­bir el o la in­tere­sa­da. En fin, es­tas son al­gu­nas de las for­mas en que se pue­de apo­yar.

—¿Qué pro­yec­tos tie­nen pa­ra el 2017?

—Nues­tra me­ta es lo­grar que más mu­cha­chos y mu­cha­chas del Ho­gar cuen­ten con las he­rra­mien­tas ne­ce­sa­rias pa­ra que pue­dan ser ellos fac­to­res mul­ti­pli­ca­do­res en sus ho­ga­res, ba­rria­das y don­de la vi­da les lle­ve a desem­pe­ñar­se. Sa­be­mos el po­ten­cial que tie­nen las ca­rre­ras téc­ni­cas en el mer­ca­do la­bo­ral pa­na­me­ño. Que­re­mos po­der­les ofre­cer op­cio­nes pa­ra pre­pa­rar­se en és­tas pues cree­mos que en la me­di­da en que se ca­pa­ci­ten, po­drán lo­grar sus me­tas de su­pera­ción.

«Que­re­mos re­for­zar la edu­ca­ción de las ni­ñas, no so­la­men­te en el área de es­co­la­ri­dad si no aten­dien­do sus ha­bi­li­da­des»

“Pasitos por Malambo” unió co­ra­zo­nes de ni­ños y ni­ñas, pa­dres de fa­mi­lia y co­mer­cios quie­nes de for­ma ar­mó­ni­ca par­ti­ci­pa­ron pa­ra lo­grar el éxi­to de es­ta pa­sa­re­la.

La la­bor que lle­van a ca­bo las Amigas de Malambo en be­ne­fi­cio del Ho­gar Malambo es in­men­su­ra­ble. La fuer­za que las mue­ve es el amor que sien­ten por los de­más, y en es­pe­cial por los ni­ños y jó­ve­nes de es­ca­sos re­cur­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.