Pa­sos pa­ra ha­cer un CI­FRA­DO HOMOMóR­fiCO prác­ti­co y útil

La in­ves­ti­ga­ción fi­nan­cia­da por el go­bierno so­bre la tec­no­lo­gía avan­za­da de ci­fra­do po­dría abrir­se ca­mino en la co­mu­ni­dad de có­di­go abier­to.

IT Now Panamá - - KNOW HOW -

El Ci­fra­do Com­ple­ta­men­te HomoMóR­fiCO (FHE) HA SI­DO DU­RAN­TE AñOS UN ACER­CA­MIEN­TO PRO­ME­TE­DOR A LA PRO­TEC­CIóN DE LOS DA­TOS MIEN­TRAS SON COMPUTADOS, PE­RO EL GRAN DESA­fió ES HA­CER­LO LO SU­fi­CIEN­TE­MEN­TE RÁ­PI­DO Y FÁ­CIL DE UTI­LI­ZAR.

La Ac­ti­vi­dad de ProE yec­tos de In­ves­ti­ga­ción Avan­za­dos de In­te­li­gen­cia (IARPA, por sus si­glas en in­glés), que ha li­de­ra­do el análisis so­bre es­te te­ma del De­par­ta­men­to de DeE fen­sa, re­cien­te­men­te preE mió a la firma de in­ves­tiE ga­ción y desa­rro­llo Ga­lois con un con­tra­to de US$ 1M pa­ra ex­plo­rar for­mas

El FHE, si es con­fia­ble pa­ra am­bas par­tes, po­dría per­mi­tir a los in­ves­ti­ga­do­res ha­cer uso de los da­tos sin ver real­men­te la in­for­ma­ción original

de lle­var el FHE a los proE gra­ma­do­res.

La me­ta, se­gún el inE ves­ti­ga­dor prin­ci­pal de Ga­lois, el Dr. David ArE cher, es ha­cer que el FHE sea “prác­ti­co y útil”, pa­ra lo cual su equi­po tra­ba­ja con in­ves­ti­ga­do­res en el Ins­ti­tu­to de Tec­no­lo­gía de Nue­va Jer­sey tra­vés de la ini­cia­ti­va de apli­ca­cio­nes de pro­ce­sa­mien­to rá­pi­do del apren­di­za­je au­to­máE ti­co y la se­lec­ción re­co­nE fi­gu­ra­ble de la se­gu­ri­dad (RAMPARTS por sus siE glas en in­glés).

Aun­que de­pen­de de IARPA en lo que se re­fie­re a los re­sul­ta­dos de los inE ves­ti­ga­do­res, Ar­cher di­jo que no se sor­pren­de­ría si ter­mi­na en la ru­ta del cóE di­go abier­to.

De­fi­nien­do el FHE

Ar­cher des­cri­be al FHE co­mo “una va­rian­te de ci­fra­do más o me­nos (o se­mi) homomór­fico, que per­mi­te compu­tar una función en los da­tos que se ci­fran de mo­do que los mis­mos nun­ca es­tén en pe­li­gro mien­tras el cálcu­lo se es­tá lle­van­do a ca­bo. Pro­du­ce un reE sul­ta­do ci­fra­do que un usua­rio con la cla­ve coE rrec­ta pue­de des­ci­frar”. La pri­me­ra cons­truc­ción de FHE apareció en IBM en 2009, mien­tras que el ci­fra­do se­mi ho­mo­mór­fiE co exis­te des­de los años se­ten­ta y ochen­ta.

FHE per­mi­te rea­li­zar fun­cio­nes más com­ple­jas que el ci­fra­do se­mi hoE mo­mór­fi­co.

“Hay más y más da­tos dis­po­ni­bles. La gen­te es­tá reE co­no­cien­do, tal vez no por priE me­ra vez, que es im­por­tan­te man­te­ner esos da­tos pri­va­dos, pe­ro que se­ría ge­nial sa­car pro­ve­cho de ellos”, co­men­tó Ar­cher.

Un in­ves­ti­ga­dor que es­tu­dia la cri­sis de los opiá­ceos, por ejem­plo, po­dría be­ne­fi­ciar­se con la rea­li­za­ción de un anáE li­sis so­bre los da­tos de la aten­ción mé­di­ca pri­vaE da, pe­ro es po­si­ble que el ti­tu­lar de esos da­tos no se sien­ta có­mo­do al pro­por­cio­nar el ac­ce­so a esos da­tos, de­bi­do a los pro­ble­mas de pri­va­ci­dad sub­ya­cen­tes. El FHE, si es con­fia­ble pa­ra am­bas par­tes, po­dría per­mi­tir a los in­ves­ti­ga­do­res ha­cer uso de los da­tos sin ver real­men­te la in­for­maE ción original.

Ar­cher in­clu­so ci­tó un ejem­plo apli­ca­ble tan­to a

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.