CEN­TROS DE SA­LUD DI­GI­TA­LI­ZA­DOS EN NI­CA­RA­GUA

La tec­no­lo­gía ofre­ce la enor­me pro­me­sa del aná­li­sis de big da­ta y de los ex­pe­dien­tes ma­si­vos pa­ra ayu­dar a en­ten­der, di­ri­gir y brin­dar aten­ción sa­ni­ta­ria de al­ta ca­li­dad.

IT Now Panamá - - FUTURE - Ma­ría Mel­ba Ca­le­ro

En los úl­ti­mos años, po­cas in­dus­trias han ex­pe­ri­men­ta­do cam­bios tan ra­di­ca­les co­mo el sec­tor sa­lud. La in­no­va­ción di­gi­tal en hos­pi­ta­les en Cen­troa­mé­ri­ca ya es­tá mos­tran­do pro­gre­sos en sec­tor, an­ti­ci­pan­do la demanda en tiem­po real ba­jo el uso de he­rra­mien­tas ana­lí­ti­cas avan­za­das, con­tro­lan­do de ma­ne­ra más efi­cien­te la ca de­na de su­mi­nis­tro hos­pi­ta­la­ria, el ac­ce­so a la ofer­ta de ser­vi­cios y ma­yor im­pul­so en los pro­gra­mas la prevención, es de­cir, es­ta­mos en pre­sen­cia de una era di­gi­tal sin pre­ce­den­tes im­pul­sa­da por la in­no­va­ción.

Las tec­no­lo­gías de van­guar­dia han ma­du­ra­do y ejer­cen in uen­cia en la for ma en có­mo pro­por­cio­na­mos la aten­ción a la sa­lud, por ello es­tá sur­gien­do una red di­gi­tal que des­va­ne­ce los lí­mi­tes en­tre el pa­cien­te, el profesional de sa­lud, y el hos­pi­tal, pa­ra ob­te­ner un ser­vi­cio más efec­ti­vo cen­tra­do en el pa­cien­te.

Cin­co gran­des ten­den­cias tec­no­ló­gi­cas ya han sur­gi­do las cua­les es­tán co­bran­do fuer­za en el fun­cio­na­mien­to de las re­des de sa­lud y hos­pi­ta­les: hi­per-co­nec­ti­vi­dad, su­per-cómpu­to, cómpu­to en la nu­be, sa­lud in­te­li­gen­te y ci­ber­se­gu­ri­dad. Los pro­vee­do­res de ser­vi­cios de sa­lud es­tán usan­do la ana­lí­ti­ca pa­ra apo­yar la ex­pe­rien­cia de los pa­cien­tes con apli­ca­cio­nes co­mo la ubi­ca­ción (pa­ra ras­trear a los pa­cien­tes y los ac­ti­vos), la se­ña­li­za­ción in­ter­ac­ti­va, los ma­pas y la pro­gra­ma­ción de ci­tas.

Esta tec­no­lo­gía pue­de ha­cer mu­cho más ya que ofre­ce la enor­me pro­me­sa del aná­li­sis de big da­ta y de los ex­pe­dien­tes ma­si­vos pa­ra ayu­dar a en­ten­der, di­ri­gir y brin­dar aten­ción sa­ni­ta­ria de al­ta ca­li­dad. Ni­ca­ra­gua en la ac­tua­li­dad, in­cor­po­ra un mo­de­lo de sa­lud co­mu­ni­ta­ria y fa­mi­liar con el ob­je­ti­vo de con­tri­buir con el ac­ce­so universal a los ser­vi­cios bá­si­cos de sa­lud y nu­tri­ción; pro­mo­ción y prevención de la sa­lud par­ti­ci­pa­ción de la co­mu­ni­dad.

De acuer­do con Igor Fer-

min, Head of Health­ca­re Indystry de SAP Health, se es­pe­ra en los pró­xi­mos años un for­ta­le­ci­mien­to de las ba­ses de co­no­ci­mien­tos y ha­bi­li­da­des pa­ra los tra­ba­ja­do­res de la sa­lud; me­jo­ra de la ca­pa­ci­dad ope­ra­cio­nal de los ser­vi­cios de sa­lud pú­bli­cos, y mo­der­ni­za­ción del equi­pa­mien­to hos­pi­ta­la­rio.

Los Hos­pi­ta­les de Ni­ca­ra­gua, al igual que otros de la re­gión, es­tán co­men­zan­do a in­ver­tir en tec­no­lo­gías dis­rup­ti­vas que les per­mi­tan ser más efi­cien­tes en su ope­ra­ción, re­du­cien­do cos­tos y au­men­tan­do los ni­ve­les de aten­ción al clien­te.

Por su par­te, Ro­ger So­lano, Tech­no­logy Te­rri­tory Ma­na­ger de Ora­cle Cen­troa­mé­ri­ca, men­cio­nó que en otros paí­ses de la re­gión, al­gu­nas en­ti­da­des es­tán co­men­zan­do a ge­ne­rar pro­yec­tos en don­de, me­dian­te el uso de Block­chain, pue­den re­du­cir la com­ple­ji­dad al en­tre­gar medicinas uti­li­zan­do fór­mu­las mé­di­cas, tra­zan­do un ca­mino que per­mi­te co­no­cer en qué mo­men­to se le receta una me­di­ci­na al usua­rio, quién es el la­bo­ra­to­rio que la pro­vee, cuán­do se le en­tre­ga y la e in­clu­so pró­xi­ma fe­cha en la que de­be­ría so­li­ci­tar es­te me­di­ca­men­to.

A la par de es­tos avan­ces, otras ins­ti­tu­cio­nes es­tán bus­can­do re­du­cir cos­tos al im­ple­men­tar la nu­be en sus or­ga­ni­za­cio­nes, lo que per­mi­te, ac­ce­der a his­to­rias clí­ni­cas de los pa­cien­tes y su his­to­rial pa­ra to­mar me­jo­res de­ci­sio­nes, mien­tras se agi­li­zan los pro­ce­sos de aten­ción.

“En ge­ne­ral, los hos­pi­ta­les bus­can ser más efi­cien­tes en la pres­ta­ción de sus ser­vi­cios y la nu­be per­mi­te que cum- plan es­te ob­je­ti­vo, dis­mi­nu­yen­do cos­tos y ha­cien­do que la in­for­ma­ción sea el prin­ci­pal fa­ci­li­ta­dor en su ope­ra­ción. Ima­gi­ne co­mo un hos­pi­tal pue­de ha­bi­li­tar, uti­li­zan­do Fa­ce­book Mes­sen­ger o What­sApp, por ejem­plo, un sis­te­ma de Chat­bots, me­dian­te el cual los usua­rios pue­den rea­li­zar pre­gun­tas ru­ti­na­rias, co­mo pro­gra­mar ci­tas mé­di­cas, pre­gun­tar e in­for­mar­se so­bre en­fer­me- da­des sin te­ner que ha­blar con un hu­mano, ya que un soft­wa­re per­mi­te res­pon­der, aser­ti­va­men­te, las du­das más co­mu­nes de los pa­cien­tes y, al de­tec­tar que pue­den ser as­pec­tos más crí­ti­cos o com­ple­jos, di­ri­gir­los a un es­pe­cia­lis­ta del te­ma”, ana­li­zó So­lano.

Si nos va­mos más allá de la re­gión, hos­pi­ta­les de otros paí­ses co­mo Co­lom­bia y Mé­xi­co ofre­ce so­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas a sus pa­cien­tes don­de el prin­ci­pal be­ne­fi­cio es el aho­rro de cos­tos, ya que la nu­be per­mi­te des­ti­nar me­nos re­cur­sos en in­fra­es­truc­tu­ra, licencias o pla­ta­for­mas, mien­tras po­si­bi­li­ta que las or­ga­ni­za­cio­nes ten­gan lo úl­ti­mo en tec­no­lo­gía, aque­lla que uti­li­zan los hos­pi­ta­les más gran­des del mun­do, pe­ro can­ce­lan­do un va­lor con­si­de­ra­ble­men­te me­nor.

El te­ner más agi­li­dad en los pro­ce­sos per­mi­te que los co­la­bo­ra­do­res de las or­ga­ni­za­cio­nes des­ti­nen ma­yor tiem­po en in­no­va­ción, en de­tec­tar la me­jor ma­ne­ra de so­lu­cio­nar problemas y en es­tra­te­gias que ha­bi­li­ten la con­so­li­da­ción de los negocios. Tam­bién pro­vo­ca que las ins­ti­tu­cio­nes co­noz­can me­jor a sus mé­di­cos, co­mo es el ca­so de la Fun­da­ción Car­dioin­fan­til, ya que me­dian­te he­rra­mien­tas de Hu­man Ca­pi­tal Ma­na­ge­ment (HCM), en la nu­be, ob­tie­nen la in­for­ma­ción so­bre sus co­no­ci­mien­tos y es­pe­cia­li­da­des o sus ho­ra­rios, con lo que ad­mi­nis­tran proac­ti­va­men­te la in­for­ma­ción y re­du­cen con­si­de­ra­ble­men­te los tiem­pos.

Tec­no­lo­gías que trans­for­man

Pa­ra Luis Car­lot­ti, Country Ma­na­ger de Cis­co Cos­ta Ri­ca, las he­rra­mien­tas tec­no­ló­gi­cas que se es­tán im­ple­men­tan­do en los hos­pi­ta­les po­drían di­vi­dir­se en tres gran­des ca­te­go­rías.

1-Trans­for­ma­ción de la ex­pe­rien­cia de pa­cien­tes y sus fa­mi­lia­res: Es­to in­clu­ye he­rra­mien­tas de “en­ga­ge­met” con los pa­cien­tes y sus fa­mi­lia­res que no so­lo me­jo­ran el ser­vi­cio al clien­te sino per­mi­ten un ma­yor co­no­ci­mien­to de los usua­rios y an­ti­ci­par ne­ce­si­da­des. En otras pa­la­bras, va mu­cho más allá del ex­pe­dien­te mé­di­co di­gi­tal, sis­te­mas de ci­tas y se in­clu­yen pla­ta­for­mas de co­nec­ti­vi­dad mó­vil y gestión de usua­rios, y he­rra­mien­tas de co­la­bo­ra­ción, en­tre otras.

2-Digitalización de cen­tros mé­di­cos y gestión hos-

Hoy mu­chas de las apli­ca­cio­nes en la nu­be son más se­gu­ras que los mis­mos cen­tros de da­tos de las or­ga­ni­za­cio­nes.

pi­ta­la­ria: La digitalización del cen­tro mé­di­co va des­de su fun­da­ción en una pla­ta­for­ma de red y cen­tro de da­tos di­se­ña­dos pa­ra ser­vi­cios di­gi­ta­les, has­ta apli­ca­cio­nes de IOT que per­mi­tan al cen­tro con­ver­tir­se (o ser di­se­ña­do, pa­ra el ca­so de nue os cen­tros en un di­fi­cio o Cam­pus In­te­li­gen­te. Y al mis­mo tiem­po per­mi­tan la ex­ten­sión de ser­vi­cios fue­ra del cen­tro mé­di­co con las mis­mas ca­pa­ci­da­des tal cual so­lu­cio­nes de te­le­me­di­ci­na.

3-Digitalización de las fun­cio­nes mé­di­cas: Pe­ro la digitalización no se li­mi­ta a la gestión ad­mi­nis­tra­ti­va o de la in­fra­es­truc­tu­ra del cen­tro mé­di­co y ser­vi­cios, sino tam­bién fun­cio­nes mé­di­cas pue­den ser, tal es el ca­so de la ob­ser­va­ción vir­tual del pa­cien­te VPO, (Vir­tual Pa­tient Ob­ser­va­tion por sus si­glas en in­glés), asi­mis­mo la in­te­gra­ción de fun­cio­nes nue­vas que es­tán dis­po­ni­bles en los dis­po­si­ti­vos mé­di­cos pa­ra la re­co­lec­ción de in­for­ma­ción, ana­lí­ti­cos avan­za­dos de esa in­for­ma­ción y la au­to­ma­ti­za­ción de ta­reas. To­do es­to sus­ten­ta­do en una pla­ta­for­ma de red que per- mi­ta la crea­ción de un road­map de ser­vi­cios di­gi­ta­les y de e-Health en el cen­tro mé­di­co.

Por otro la­do, exis­te SAP Pa­tient Ma­na­ge­ment, una he­rra­mien­ta in­te­gral com­ple­ta que pro­vee una variedad de fun­cio­nes pa­ra la pla­ni­fi­ca­ci n do­cu­men­ta­ción, coor­di­na­ción, co­mu­ni­ca­ción y eva­lua­ción de la aten­ción mé­di­ca de los pa­cien­tes. La so­lu­ción per­mi­te re­gis­trar la ac­ti­vi­dad de los pa­cien­tes otor­gan­do tra­za­bi­li­dad.

De esta for­ma, los pro­fe­sio­na­les mé­di­cos pue­den es­tar al tan­to en tiem­po real de la ti­po­lo­gía de ser­vi­cios clí­ni­cos (pres­ta­cio­nes) en­tre­ga­dos a los pa­cien­tes, las ca­rac­te­rís­ti­cas de esos ser­vi­cios, y to­do acer­ca de las con­sul­tas in­ter­nas y ex­ter­nas del re­cin­to. En re­su­men, SAP Pa­tient Ma­na­ge­ment pro­vee una his­to­ria clí­ni­ca elec­tró­ni­ca so­bre las per­so­nas, con­vir­tién­do­se en un ele­men­to cen­tral pa­ra la aten­ción de los en­fer­mos ca­da vez que es ne­ce­sa­rio.

Pro­te­ja los da­tos

Aun­que va­rias ins­ti­tu­cio­nes de sa­lud deseen dar el sal­to de la mano con la tec­no­lo­gía, de­ben es­tar cla­ras que exis­ten di­ver­sos re­tos pa­ra lo­grar­lo. Uno de ellos es ge­ne­rar una cul­tu­ra de cam­bio, en don­de los co­la­bo­ra­do­res de las or­ga­ni­za­cio­nes sien­tan có­mo la tec­no­log a be­ne­fi­cia su tra­ba­jo ha­cién­do­lo me­nos ope­ra­ti­vo, por lo que au­men­tan su pro­duc­ti­vi­dad.

De acuer­do con Ro­ger So­lano, Tech­no­logy Te­rri­tory Ma­na­ger de Ora- cle Cen­troa­mé­ri­ca, la nu­be per­mi­te ir cre­cien­do según las ne­ce­si­da­des del ne­go­cio, es de­cir, es es­ca­la­ble, por lo que no es ne­ce­sa­rio ad­qui­rir una so­lu­ci n que co­bi­je to­da la or­ga­ni­za­ción, sino que es re­co­men­da­ble co­men­zar por áreas, pa­ra co­no­cer, sen­tir y be­ne­fi­ciar­se de los atri­bu­tos que la tec­no­lo­gía en­tre­ga, mien­tras avan­za su ca­mino a la trans­for­ma­ción di­gi­tal.

Otro re­to es adop­tar me­di­das de seguridad pa­ra pro­te­ger la in­for­ma­ción. Hoy mu­chas de las apli­ca­cio­nes en la nu­be son más se­gu­ras que los mis­mos cen­tros de da­tos de las or­ga­ni­za­cio­nes. “Em­pre­sas co­mo la nues­tra in­vier­te mi­llo­nes de dó­la­res anua­les pa­ra te­ner las úl­ti­mas ver­sio­nes de las apli­ca­cio­nes, con los más altos es­tán­da­res de seguridad exis­ten­tes, al­go que pa­ra una or­ga­ni­za­ción lo­cal se­ría muy di­fí­cil de asu­mir, por su ele­va­do cos­to”, ma­ni­fes­tó So­lano.

En cam­bio, otras co­mo Cis­co im­ple­men­tan una ar­qui­tec­tu­ra Di­gi­tal, da­da que la sa­lud y la ope­ra­ción de un cen­tro mé­di­co es uno de los am­bien­tes más sen­si­bles pa­ra ries­gos de seguridad in­for­má­ti­ca y su impacto.

“El en­fo­que de “Seguridad en to­do lu­gar” par­te de fun­cio­nes em­be­bi­das en to­da la red, pe­ro tam­bién en el cen­tro de da­tos y he­rra­mien­tas de seguridad des­de la nu­be pa­ra dar una pro­tec­ción de 360 gra­dos, y más im­por­tan­te con ac­ce­so a pla­ta­for­ma de in­te­li­gen­cia de rie­gos de seguridad pa­ra po­der ac­tua­li­zar y pre­pa­rar los sis­te­mas an­te ame­na­zas la­ten­tes de for­ma tem­pra­na”, afirm ar­lot­ti.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.