25 años de den­gue en el país

In­ves­ti­ga­do­res del Gor­gas, el Mi­nis­te­rio de Sa­lud y la Uni­ver­si­dad de Te­xas pu­bli­ca­ron un es­tu­dio con el fin de co­nec­tar la his­to­ria epi­de­mio­ló­gi­ca de la dis­per­sión del vi­rus y su cir­cu­la­ción en Amé­ri­ca La­ti­na

La Estrella de Panamá - - Portada - Daniel M. Alar­co dmo­li­[email protected]­tre­lla.com.pa

Des­de el re­sur­gi­mien­to del vi­rus en Pa­na­má en 1993 y has­ta 2017, el Mi­nis­te­rio de Sa­lud ha re­por­ta­do 67,834 ca­sos de den­gue. Un 2.9% de es­tos (1,974 ca­sos) fue­ron cla­si­fi­ca­dos co­mo den­gue he­mo­rrá­gi­co y 78 re­sul­ta­ron en la muer­te del pa­cien­te. Es­te es uno de los prin­ci­pa­les da­tos del es­tu­dio “Epi­de­mio­lo­gía mo­le­cu­lar del den­gue en Pa­na­má: 25 años de cir­cu­la­ción”. En 2011 se re­por­ta­ron 3,882 ca­sos, y 17 per­so­nas fa­lle­cie­ron, in­di­ca el es­tu­dio pu­bli­ca­do por el Ins­ti­tu­to Con­me­mo­ra­ti­vo Gor­gas de Es­tu­dios de la Sa­lud

Des­de el re­sur­gi­mien­to del vi­rus en Pa­na­má, de 1993 a 2017, el Mi­nis­te­rio de Sa­lud ha re­por­ta­do 67,834 ca­sos de den­gue. Un 2.9% de es­tos (1,974 ca­sos) fue­ron cla­si­fi­ca­dos co­mo den­gue he­mo­rrá­gi­co y 78 re­sul­ta­ron en la muer­te del pa­cien­te.

Es­te es uno de los prin­ci­pa­les da­tos que re­co­ge el es­tu­dio “Epi­de­mio­lo­gía mo­le­cu­lar del den­gue en Pa­na­má: 25 años de cir­cu­la­ción”, en el cual los au­to­res su­gie­ren: “El in­cre­men­to en nú­me­ro del to­tal de ca­sos de den­gue ha si­do acom­pa­ña­do por un in­cre­men­to en ca­sos se­ve­ros y fa­ta­les”.

La ta­sa de le­ta­li­dad más al­ta fue re­gis­tra­da en el 2011, cuan­do se re­por­ta­ron 3,882 ca­sos, que co­bra­ron la vi­da de 17 per­so­nas, in­di­ca el es­tu­dio pu­bli­ca­do por in­ves­ti­ga­do­res del Ins­ti­tu­to Con­me­mo­ra­ti­vo Gor­gas de Es­tu­dios de la Sa­lud (Ic­ges), el Mi­nis­te­rio

de Sa­lud, la Uni­ver­si­dad de Pa­na­má, la Uni­ver­si­dad In­te­ra­me­ri­ca­na y la Uni­ver­si­dad de Te­xas.

“Los cua­tro se­ro­ti­pos del vi­rus de den­gue se de­tec­ta­ron en Pa­na­má, que se ca­rac­te­ri­za por el re­em­pla­zo de se­ro­ti­pos y/o la co­cir­cu­la­ción de múl­ti­ples se­ro­ti­pos”, se­ña­la el mis­mo do­cu­men­to.

El aná­li­sis fi­lo­ge­né­ti­co de los da­tos re­co­lec­ta­dos de las se­cuen­cias del gen de la en­vol­tu­ra, ob­te­ni­das de vi­rus ais­la­dos de sue­ros hu­ma­nos —con­ti­núa la in­ves­ti­ga­ción—, de­mos­tró que los vi­rus cir­cu­lan­tes eran muy di­ver­sos y agru­pa­dos en cla­dos dis­tin­tos, con la co­cir­cu­la­ción de cla­dos del mis­mo ge­no­ti­po.

“Nues­tros da­tos epi­de­mio­ló­gi­cos mues­tran que el den­gue es en­dé­mi­co en Pa­na­má, si­mi­lar a otros paí­ses de la región, con un ma­yor nú­me­ro de ca­sos y se­ve­ri­dad”, con­clu­ye el do­cu­men­to.

Otra ca­rac­te­rís­ti­ca que com­par­te Pa­na­má con va­rios paí­ses de Amé­ri­ca La­ti­na es la evo­lu­ción del vi­rus ha­cia la hi­per­en­de­mia, pues­to que se ha en­con­tra­do una al­ta di­ver­si­dad ge­né­ti­ca de ce­pas cir­cu­lan­tes de vi­rus: DENV-1, DENV-2 Y DENV-3.

Los au­to­res de la in­ves­ti­ga­ción re­co­mien­dan te­ner en cuen­ta es­ta di­ver­si­dad ge­né­ti­ca ob­ser­va­da pa­ra eva­lua­ción de la efi­ca­cia de la va­cu­na con­tra el den­gue. Es­ta, ade­más, de­be con­tem­plar las di­fe­ren­tes si­tua­cio­nes epi­de­mio­ló­gi­cas en ca­da país y región.

“Es­to sub­ra­ya la im­por­tan­cia de con­ti­nuar el es­fuer­zo de vi­gi­lan­cia del ge­no­ti­po y la ne­ce­si­dad de for­ta­le­cer el se­gui­mien­to clí­ni­co y epi­de­mio­ló­gi­co pa­ra que sea más re­pre­sen­ta­ti­vo de to­do el te­rri­to­rio y así de­tec­tar cual­quier in­tro­duc­ción de nue­vas ce­pas de den­gue o de cual­quier ar­bo­vi­rus emer­gen­te”, agre­gan los in­ves­ti­ga­do­res.

En cuan­to al pro­ce­so pa­ra ana­li­zar en re­tros­pec­ti­va los da­tos so­bre den­gue du­ran­te es­tos 25 años de pre­sen­cia en Pa­na­má, los cien­tí­fi­cos re­co­no­cen que el es­tu­dio tie­ne al­gu­nas li­mi­ta­cio­nes.

“Los da­tos de vi­gi­lan­cia na­cio­nal po­drían sub­es­ti­mar sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te la ver­da­de­ra car­ga de la en­fer­me­dad y de ma­ne­ra si­mi­lar po­drían sub­es­ti­mar la di­ver­si­dad de ce­pas que cir­cu­lan. Sin em­bar­go, es im­por­tan­te re­cor­dar las li­mi­ta­cio­nes in­fe­ren­cia­les im­pues­tas por el mues­treo es­pa­cial de­sigual de cual­quier pro­gra­ma na­cio­nal de vi­gi­lan­cia”, se­ña­lan en el do­cu­men­to.

Los es­pe­cia­lis­tas ex­pli­can que exis­te la po­si­bi­li­dad de que la di­ver­si­dad de ce­pas cir­cu­lan­tes en Pa­na­má sea aun ma­yor de lo des­cri­to, es­pe­cial­men­te por­que al­gu­nas re­gio­nes —en­tre ellas las áreas in­dí­ge­nas y fron­te­ri­zas con Co­lom­bia y Cos­ta Ri­ca— en­vían muy po­cas mues­tras pa­ra la iden­ti­fi­ca­ción del se­ro­ti­po o ge­no­ti­po del den­gue de­bi­do al cos­to y la lo­gís­ti­ca de trans­por­te de las mues­tras ha­cia la ca­pi­tal.

El do­cu­men­to, pu­bli­ca­do en la revista Vi­ru­ses, aler­ta so­bre la ne­ce­si­dad de rea­li­zar una se­cuen­cia­ción com­ple­ta del ge­no­ma pa­ra iden­ti­fi­car la pre­sen­cia de sus­ti­tu­cio­nes en di­fe­ren­tes pro­teí­nas vi­ra­les que po­drían desem­pe­ñar un pa­pel en el for­ta­le­ci­mien­to del vi­rus, la res­pues­ta in­mu­ne o la ap­ti­tud epi­de­mio­ló­gi­ca pa­ra com­pren­der me­jor la evo­lu­ción vi­ral del den­gue.

Nues­tros da­tos epi­de­mio­ló­gi­cos mues­tran que el den­gue es en­dé­mi­co en Pa­na­má, si­mi­lar a otros paí­ses de la región, con un ma­yor nú­me­ro de ca­sos y se­ve­ri­dad”.

Daniel M. Alar­co | La Es­tre­lla de Pa­na­má

Equi­po de in­ves­ti­ga­do­res del Ins­ti­tu­to Con­me­mo­ra­ti­vo Gor­gas (Ic­ges).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.