Varela: ‘Me fui de fren­te con­tra el im­pe­rio eco­nó­mi­co de Wa­ked’

Una su­pues­ta con­ver­sa­ción en­tre el exem­ba­ja­dor John Fee­ley y el ex­pre­si­den­te Varela ex­po­ne las di­fe­ren­cias en­tre am­bos con res­pec­to al ca­so Wa­ked e in­ves­ti­ga­cio­nes de Ode­brecht

La Estrella de Panamá - - Portada - Ade­li­ta Co­riat aco­[email protected]­tre­lla.com.pa

Las fil­tra­cio­nes re­ve­lan có­mo se fra­guó el ata­que a las em­pre­sas del Gru­po Wi­sa, des­de la Pre­si­den­cia. En uno de los chats, Juan Car­los Varela de­no­ta su frus­tra­ción por­que Es­ta­dos Uni­dos con­de­nó a Nidal Wa­ked por frau­de ban­ca­rio y no por blan­queo de ca­pi­ta­les

Si se pu­do in­ter­ve­nir el te­lé­fono de un pre­si­den­te (...) es evi­den­te que cual­quier pa­na­me­ño se en­cuen­tra vul­ne­ra­ble y a mer­ced de una or­ga­ni­za­ción de­lin­cuen­cial”,

JUAN CAR­LOS VARELA EX­PRE­SI­DEN­TE DE LA RE­PÚ­BLI­CA

El pun­to de quie­bre en el ca­so de Ab­dul Wa­ked, em­pre­sa­rio in­clui­do en ma­yo de 2016 en la Lis­ta Clin­ton de la Ofi­ci­na de Con­trol de Bie­nes Ex­tran­je­ros del De­par­ta­men­to del Te­so­ro de Es­ta­dos Uni­dos (Ofac), pa­re­ce ha­ber ocu­rri­do cuan­do el en­ton­ces pre­si­den­te Juan Car­los Varela se en­te­ró de que Nidal Wa­ked, so­brino de Ab­dul, quien pa­só 27 me­ses pre­so en una pri­sión de Mia­mi Flo­ri­da, ha­bía si­do sen­ten­cia­do por cons­pi­ra­ción de frau­de ban­ca­rio y no por de­li­to de blan­queo de ca­pi­ta­les, co­mo pen­sa­ba el man­da­ta­rio.

Al co­no­cer esa reali­dad, Varela se sin­tió en el ai­re. Vis­lum­bra­ba un gran ries­go para el Es­ta­do al que le llo­ve­rían de­man­das por da­ños y per­jui­cios por el des­man­te­la­mien­to “in­jus­ti­fi­ca­do” de los bie­nes del co­mer­cian­te Ab­dul Wa­ked. Las prue­bas con­tun­den­tes en con­tra del em­pre­sa­rio Ab­dul Wa­ked apa­ren­te­men­te se re­car­ga­ban en tes­ti­gos pro­te­gi­dos , lo que de al­gu­na for­ma im­pe­día a las au­to­ri­da­des nor­te­ame­ri­ca­nas re­ve­lar to­da la in­for­ma­ción con­ten­ti­va a su ca­so.

El por­tal Va­re­la­leaks.com pu­bli­có la su­pues­ta con­ver­sa­ción en­tre el man­da­ta­rio Juan Car­los Varela y el di­plo­má­ti­co John Fee­ley, en­ton­ces em­ba­ja­dor de Es­ta­dos Uni­dos en Pa­na­má; no obs­tan­te, aún no se ha con­fir­ma­do la au­ten­ti­ci­dad de es­te chat.

En di­chas con­ver­sa­cio­nes, el em­ba­ja­dor man­tu­vo al tan­to a Varela de que ya ha­bía efec­tua­do es­fuer­zos con el De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia para que le die­ran una ex­pli­ca­ción de qué ha­bía pa­sa­do. La úni­ca agen­cia que te­nía que ver con el ca­so era la DEA. Apa­re­ce muy cla­ro: ‘Ni la CIA, ni el FBI tu­vie­ron que ver en el asun­to’, se­gún la su­pues­ta res­pues­ta de Fee­ley a Varela ci­ta­da en el por­tal. Aña­día que la in­ves­ti­ga­ción es­tu­vo a car­go de la DEA de Flo­ri­da, y no de la sen­si­ti­va de la agen­cia.

Es­to de­ja­ba a Varela sin ca­so en Pa­na­má, “des­man­te­la­mos to­da esa es­truc­tu­ra en dos años de tra­ba­jo”, es­cri­bía Varela, se­gún el por­tal.

Varela se ha­bía ido de fren­te con­tra el gru­po Wi­sa, per­te­ne­cien­te al em­pre­sa­rio Ab­dul Wa­ked. Del cen­tro co­mer­cial Soho Mall, los al­ma­ce­nes Fe­lix B. Ma­du­ro y las tien­das li­bres de im­pues­tos La Ri­vie­ra en los ae­ro­puer­tos de Mé­xi­co y de Co­lom­bia, no que­da­ba na­da ba­jo la tu­te­la de Wa­ked. Los dia­rios La Estrella de Pa­na­má y El Si­glo, aún per­ma­ne­cían ba­jo el bra­zo de Wa­ked, pe­ro con el ries­go de ce­rrar en cual­quier mo­men­to. El pre­si­den­te ha­bía cor­ta­do to­da co­mu­ni­ca­ción con la fa­mi­lia del em­pre­sa­rio de ori­gen li­ba­nés.

La no­ti­cia de Nidal se pu­bli­có en to­dos los dia­rios del país. Tres de ellos, se­gún el en­ton­ces man­da­ta­rio “com­pra­dos con fon­dos de co­rrup­ción, y dos de una fa­mi­lia a la que le ha­bía des­man­te­la­do su im­pe­rio eco­nó­mi­co por un frau­de ban­ca­rio con pe­na de dos años”, ci­ta el por­tal.

Los pre­sun­tos re­cla­mos de Varela al em­ba­ja­dor con­ti­nua­ban uno tras otro: Es­ta­dos Uni­dos no ha­bía apo­ya­do a Pa­na­má a sa­lir de las lis­tas ne­gras en el Gru­po de Ac­ción Fi­nan­cie­ra (Ga­fi); la em­ba­ja­do­ra de ese país en la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Unidas ha­bía en­via­do un men­sa­je no di­plo­má­ti­co. To­do eso mien­tras Pa­na­má ha­cía to­dos los es­fuer­zos por cap­tu­rar to­ne­la­das de dro­ga an­tes de lle­gar a Es­ta­dos Uni­dos para su con­su­mo.

Un mes an­tes, en no­viem­bre de 2017, se­gún Va­re­la­leaks.com, el pre­si­den­te es­pe­ra­ba que las au­to­ri­da­des nor­te­ame­ri­ca­nas tu­vie­ran in­for­ma­ción para el te­ma de Wa­ked, pues pre­sen­tía que de no ser así, la de­man­da con­tra el Es­ta­do “se­ría muy fuer­te”. Co­mo en efec­to ocu­rrió des­pués. Wa­ked in­ter­pu­so va­rias de­man­das, una en la que re­cla­ma $1,200 mi­llo­nes.

Varela per­ci­bía un pa­no­ra­ma oscuro, los me­dios fus­ti­gán­do­lo, las de­man­das en fi­la, y se sen­tía so­lo, sin el apo­yo in­con­di­cio­nal de sus ami­gos del nor­te.

Des­de ju­nio de 2017, cuan­do Pa­na­má anun­ció el ini­cio de re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas con Chi­na, a juz­gar por las su­pues­tas con­ver­sa­cio­nes, la re­la­ción en­tre am­bos go­bier­nos se en­frió.

En una de esas con­ver­sa­cio­nes Varela se que­ja de que ‘El pa­trio­ta’ (en cla­ra re­fe­ren­cia a Ab­dul Wa­ked, omi­tien­do su nom­bre) es­ta­ba chan­ta­jean­do al ge­ren­te de To­cu­men (Car­los Du­boy), para man­te­ner tien­das que de­be en­tre­gar.

Eso des­per­tó una su­pues­ta res­pues­ta del em­ba­ja­dor tal vez ines­pe­ra­da para Varela: “a mí me ha­ce sen­ti­do. Si Car­los re­ci­bió $150 mil en su cuen­ta pri­va­da de Ode­brecht y la DIJ (Di­rec­ción de In­ves­ti­ga­ción Ju­di­cial) pue­de pro­bar­lo, en­ton­ces Car­los de­be ex­pli­car­lo. Tam­bién de­be echar a Ab­dul del ae­ro­puer­to y dar­le a Fa­lic (Duty Free Americas) una cla­ra res­pues­ta de cuá­les son las tien­das que de­be ocu­par y cuán­do”.

“Él, Wa­ked, hi­zo al­go pa­trió­ti­co”, con­ti­núa la pre­sun­ta res­pues­ta de Fee­ley, en el sen­ti­do de que el em­pre­sa­rio se des­pren­dió de la ma­yor par­te de las ac­cio­nes de GESE para sal­var los pe­rió­di­cos.

No es que él sea un pa­trio­ta, acla­ró el di­plo­má­ti­co. El he­cho de que us­te­des, aña­de el ame­ri­cano, no ha­yan com­pra­do el pe­rió­di­co y el PRD sí lo hi­cie­ra, no es fun­ción del Go­bierno de Es­ta­dos Uni­dos. El ob­je­ti­vo de los es­ta­dou­ni­den­ses siem­pre fue man­te­ner­los abier­tos para que La

Pren­sa no que­da­ra so­lo en el ne­go­cio.

Varela su­pues­ta­men­te res­pon­de con una me­tra­lla: “Car­los pue­de ex­pli­car sin nin­gún pro­ble­ma, eso fue en 2008 cuan­do éra­mos opo­si­ción, ya con­tes­té. Wa­ked sal­drá del ae­ro­puer­to el 15. Y Car­los no se de­ja­rá pre­sio­nar por na­die”.

Sin em­bar­go, el di­rec­tor de To­cu­men no ha­bía asis­ti­do ese día al lan­za­mien­to de una nue­va ru­ta ha­cia Den­ver, Es­ta­dos Uni­dos. Si­tua­ción que pu­do res­pon­der a la pre­sen­cia de los me­dios, ra­zón por la que en­vió a su sub­di­rec­tor. “Co­mo us­ted me ha di­cho, los co­rrup­tos no tie­nen na­da que te­mer”, re­se­ñó Fee­ley, se­gún Va­re­la­leaks.com.

En­se­gui­da dis­cu­tie­ron por la in­te­gri­dad de la lí­nea edi­to­rial de La Estrella de Pa­na­má. Varela de­ja­ba en­tre­ver que Ge­rar­do Be­rroa, el di­rec­tor del dia­rio, re­ci­bía di­ne­ro del ex­pre­si­den­te Ri­car­do Mar­ti­ne­lli.

Un asun­to vie­jo, y que sus­ten­ta­ba con que el dia­rio no pu­bli­ca­ba no­ti­cias en con­tra de Mar­ti­ne­lli.

La apa­ren­te res­pues­ta de Fee­ley fue re­cor­dar­le una no­ti­cia del día en la que los hi­jos de Mar­ti­ne­lli se re­trac­ta­ban de la in­mu­ni­dad elec­to­ral.

Varela re­cal­ca­ba que los her­ma­nos Mar­ti­ne­lli Li­na­res te­nían $100 mi­llo­nes en cuen­tas de ban­cos y en cam­bio, el dia­rio po­nía en por­ta­da lo de Du­boy. No cae­ría en el chan­ta­je de Wa­ked, zan­ja­ba.

Fee­ley in­si­nua­ba, en la con­ver­sa­ción, que la po­si­bi­li­dad de que ca­ye­ra Du­boy “era in­tri­gan­te”.

Varela arre­me­tía con­tra Be­rroa “que ha­cía co­sas ra­ras” y Eduar­do Qui­rós, pre­si­den­te de GESE, lo sa­bía. To­dos los ata­ques eran po­lí­ti­cos, a jui­cio de Varela. Acha­ca­ba al PRD de em­plear un jue­go pe­li­gro­so con su nue­vo pe­rió­di­co.

El di­plo­má­ti­co —se­gún el por­tal— le res­pon­de que ha­bla­ría con Qui­rós para ha­cer­le sa­ber que le preo­cu­pa­ba que des­de ha­cía un mes el en­fo­que del dia­rio po­dría ser vis­to co­mo par­ti­da­rio. Au­na­do a eso, re­cal­ca­ba que Wa­ked ya se ha­bía he­cho pe­da­zos y no sal­dría de la lis­ta Clin­ton.

Car­los no va a caer, afir­ma­ba Varela.

En otro pun­to de las con­ver­sa­cio­nes pu­bli­ca­das en el por­tal, Varela es­cri­be al di­plo­má­ti­co que Nidal Wa­ked es­ta­ba mo­les­to por 7 hec­tá­reas que le ha­bía qui­ta­do el go­bierno de Varela para des­ti­nar­las a un par­que en Co­lón.

El Ro­bin Hood qui­ta­ba a los ri­cos para dar­le a los po­bres, se­gún la pre­sun­ta res­pues­ta del em­ba­ja­dor.

Des­de que el gru­po Wi­sa fue in­clui­do en la Lis­ta Clin­ton, y an­te el im­pe­di­men­to de ha­cer ne­go­cios con em­pre­sas es­ta­dou­ni­den­ses, el go­bierno pa­na­me­ño se dio a la ta­rea de “ga­ran­ti­zar los em­pleos” y tra­ba­jar en la bús­que­da de una so­lu­ción.

El cen­tro co­mer­cial Soho Mall fue ad­qui­ri­do por el con­sor­cio Gru­po Ci­te­lis y Caab­sa, mien­tras los al­ma­ce­nes Fe­lix B. Ma­du­ro, por la empresa hon­du­re­ña A.F. In­ter­na­tio­nal Corp.

Es­te me­dio, al ha­cer­se pú­bli­cas una se­rie de su­pues­tas con­ver­sa­cio­nes en­tre el ex­pre­si­den­te Varela y otros ac­to­res en el si­tio web Va­re­la­leaks.com, con­si­de­ra que da­da la con­di­ción del fun­cio­na­rio du­ran­te los in­ter­cam­bios y el in­te­rés pú­bli­co, la sociedad me­re­ce po­ner en con­tex­to dis­tin­tos as­pec­tos que se­rán ex­pues­tos en di­ver­sos re­por­ta­jes.

“La De­ca­na” se co­mu­ni­có con Fee­ley, pe­ro és­te aún no ha res­pon­di­do el men­sa­je.

Varela se­ña­ló ayer des­de Chi­na al no­ti­cie­ro de Te­le­me­tro Re­por­ta que la con­ver­sa­ción con el ex­mi­nis­tro de Economía y Fi­nan­zas Dul­ci­dio De La Guar­dia ha­bía si­do al­te­ra­da. En es­pe­cial, se re­fi­rió a lo re­la­cio­na­do con el te­ma Wa­ked.

En es­ta con­ver­sa­ción aler­ta­ba so­bre un re­cur­so a tí­tu­lo per­so­nal an­te la CSJ en el que pi­de un ase­gu­ra­mien­to de prue­bas con­tra el Ban­co Na­cio­nal que ame­na­za­ba con tum­bar la ven­ta de Soho.

En otras frases se mues­tra in­for­ma­ción so­bre la es­tra­te­gia del go­bierno para ven­der los ne­go­cios.

Ar­chi­vo

An­tes de par­tir de Pa­na­má, John Fee­ley acu­dió a un ac­to or­ga­ni­za­do por ‘La De­ca­na’, en el que | La Estrella de Pa­na­má Ab­dul Wa­ked lo aco­gió con gen­ti­le­za, pe­se a la ten­sa si­tua­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.