Pa­na­má y la ru­ta obligatori­a de la trans­pa­ren­cia fis­cal

A pe­sar de los dis­tin­tos es­fuer­zos que ha he­cho el país en ade­cuar su mar­co ju­rí­di­co a la lu­cha con­tra el blan­queo de ca­pi­tal y otros de­li­tos, no ha evi­ta­do es­tar en nue­vas lis­tas gri­ses

La Estrella de Panamá - - Portada - José Ar­cia jar­cia@laes­tre­lla.com.pa

A pe­sar de los es­fuer­zos pa­ra ade­cuar el mar­co ju­rí­di­co a la lu­cha con­tra el blan­queo de ca­pi­ta­les y otros de­li­tos, Pa­na­má no ha lo­gra­do eva­dir su in­clu­sión en las lis­tas gri­ses. Una car­ga que pe­sa y lle­va la repu­tación del ist­mo a te­rre­nos po­co o na­da atrac­ti­vos pa­ra la inversión in­ter­na­cio­nal

Pa­na­má no es un pa­raí­so fis­cal, la ad­mi­nis­tra­ción an­te­rior y la ac­tual han he­cho to­do lo que los or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les han pe­di­do ● Al­fon­so Fra­gue­la Abo­ga­do

Abo­ga­do y con­sul­tor en co­mu­ni­ca­ción. Fue vi­ce­pre­si­den­te del Co­le­gio Na­cio­nal de Abo­ga­dos y vo­ce­ro pre­si­den­cial en el go­bierno de Mar­tín To­rri­jos

Pa­na­má es­tá en una lis­ta de paí­ses que no coope­ran con el blan­queo de ca­pi­ta­les y fi­nan­cia­mien­to del te­rro­ris­mo por la Co­mi­sión Eu­ro­pea, ¿có­mo ca­li­fi­ca la me­di­da?

Es una prác­ti­ca re­cu­rren­te y usual de in­ti­mi­da­ción que no de­ja­rán de em­plear has­ta que los go­bier­nos exi­jan res­pe­to a sus nor­mas in­ter­nas y su so­be­ra­nía. Es­tos or­ga­nis­mos quie­ren que to­dos los paí­ses sean los la­ca­yos de sus po­lí­ti­cas y quien no las com­par­ta los in­clu­yen en la lis­ta por­que la co­la­bo­ra­ción em­plea­da no les sa­tis­fa­ce.

Du­ran­te los dis­tin­tos go­bier­nos, o por lo me­nos en la pa­sa­da ad­mi­nis­tra­ción y la ac­tual, se han apro­ba­do le­yes que bus­can que Pa­na­má sal­ga de lis­tas ne­gras o que no sea in­clui­do, ¿con­si­de­ra que los es­fuer­zos han si­do su­fi­cien­tes o no?

Pa­na­má no es un pa­raí­so fis­cal; la ad­mi­nis­tra­ción an­te­rior y la ac­tual han he­cho to­do lo que les pi­den, in­clu­yen­do to­do lo que exis­tía en las le­yes de so­cie­da­des anó­ni­mas, en la po­lí­ti­ca co­no­ce a tu clien­te, im­po­nien­do atri­bu­cio­nes adi­cio­na­les a los abo­ga­dos que no es de su com­pe­ten­cia, por no ser em­plea­do de di­chas em­pre­sas. Obli­gán­do­nos a ade­cuar nues­tras es­truc­tu­ras so­bre so­cie­da­des anó­ni­mas a los es­tán­da­res que ellos quie­ren, con­vir­tién­do­nos a los abo­ga­dos en una ex­ten­sión fis­cal de sus paí­ses. Pa­na­má es com­pla­cien­te con los or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les, aquí se ha­ce lo que ellos quie­ren, no ha ha­bi­do un go­bierno que le pon­ga un al­to y se res­pe­te la so­be­ra­nía del país. Mien­tras es­to si­ga así, ha­rán de no­so­tros lo que me­jor les pa­re­ce.

Quie­nes se opo­nen a la in­clu­sión de Pa­na­má en las lis­tas ne­gras ar­gu­men­tan que paí­ses eu­ro­peos y Es­ta­dos de Es­ta­dos Uni­dos tie­nen le­yes más flexibles que Pa­na­má. ¿Cuál es su aná­li­sis?

La ley que re­gu­la las so­cie­da­des anó­ni­mas es una co­pia de la ley de Es­ta­dos Uni­dos, pe­ro a es­tos or­ga­nis­mos no se les ocu­rre apli­car­le medidas de in­ti­mi­da­ción al país es­ta­dou­ni­den­se co­mo las que apli­can a Pa­na­má. Las medidas so­lo las apli­can a los paí­ses pe­que­ños y los go­bier­nos ca­re­cen de ca­rác­ter.

¿Las le­yes que se han adop­ta­do son su­fi­cien­tes pa­ra evi­tar el blan­queo de ca­pi­ta­les?

Las le­yes so­bre blan­queo son su­fi­cien­tes y con­si­de­ro que han si­do has­ta pro­gre­sis­tas. Se han ade­cua­do a las exi­gen­cias de los or­ga­nis­mos pa­ra no apa­re­cer en el ta­ble­ro de los ni­ños que no hi­cie­ron su ta­rea.

¿A su jui­cio, qué de­be ha­cer Pa­na­má an­te esa nue­va in­clu­sión de la Co­mi­sión Eu­ro­pea?

Pa­na­má ne­ce­si­ta de­mos­trar co­ra­je, co­mo el que de­mos­tró Lau­ren­tino Cor­ti­zo cuan­do era ministro de Desa­rro­llo Agro­pe­cua­rio en el go­bierno de Mar­tín To­rri­jos an­te las ne­go­cia­cio­nes del tra­ta­do de li­bre co­mer­cio con Es­ta­dos Uni­dos, y re­nun­ció por no es­tar de acuer­do con al­gu­nos as­pec­tos. Lau­ren­tino Cor­ti­zo hoy es el pre­si­den­te de Pa­na­má, de­be evo­car esa épo­ca pa­ra dar­le un men­sa­je al­to y cla­ro a es­tos or­ga­nis­mos de que so­mos so­be­ra­nos, in­de­pen­dien­tes, y co­mo ex­pre­só Be­ni­to Juá­rez: “en­tre los in­di­vi­duos, co­mo en­tre las na­cio­nes, el res­pe­to al de­re­cho ajeno es la paz”.

No pue­do ava­lar que se con­de­ne a un país por prác­ti­cas ais­la­das de al­gu­nas fir­mas de abo­ga­dos ● Wal­ki­ria Chand­ler D’orcy Abo­ga­da

Es dipu­tada su­plen­te de la Asam­blea Na­cio­nal y ha ocu­pa­do di­ver­sos car­gos pú­bli­cos, co­mo di­rec­to­ra de ase­so­ría le­gal de la Au­to­ri­dad de los Re­cur­sos Acuá­ti­cos de Pa­na­má

Pa­na­má es­tá en una lis­ta de paí­ses que no coope­ran con el blan­queo de ca­pi­ta­les y fi­nan­cia­mien­to del te­rro­ris­mo por la Co­mi­sión Eu­ro­pea. ¿Có­mo ca­li­fi­ca la me­di­da?

Co­mo pa­na­me­ña re­cha­zo las medidas de pre­sión por par­te de po­ten­cias ex­tran­je­ras. No pue­do ava­lar que se con­de­ne a to­do un país por prác­ti­cas ais­la­das de al­gu­nas fir­mas de abo­ga­dos o de al­gu­nos em­pre­sa­rios que eva­den res­pon­sa­bi­li­da­des fis­ca­les. Si aque­llas na­cio­nes tie­nen prue­bas que, en efec­to, vin­cu­lan a nues­tro país, que las pre­sen­ten y de ma­ne­ra feha­cien­te es­ta­blez­can qué fal­tas he­mos co­me­ti­do.

Du­ran­te los dis­tin­tos go­bier­nos, o por lo me­nos en la pa­sa­da ad­mi­nis­tra­ción y la ac­tual, se han apro­ba­do le­yes que bus­can que Pa­na­má sal­ga de lis­tas ne­gras o que sea in­clui­da en al­gu­na. ¿Con­si­de­ra que los es­fuer­zos han si­do su­fi­cien­tes o no?

Pa­re­cie­ran no ser su­fi­cien­tes, ya que no lo­gra­mos la ex­clu­sión de di­chas lis­tas. Ca­da es­fuer­zo que rea­li­za­mos co­mo país pa­re­cie­ra in­su­fi­cien­te; sin du­da la re­ve­ren­cia a es­tos paí­ses sin au­to­ri­da­des na­cio­na­les más preo­cu­pa­das por los in­tere­ses na­cio­na­les, po­co avance lo­gra.

Quie­nes se opo­nen a la in­clu­sión de Pa­na­má en las lis­tas ne­gras ar­gu­men­tan que paí­ses eu­ro­peos y Es­ta­dos de Es­ta­dos Uni­dos tie­nen le­yes más flexibles que Pa­na­má. ¿Cuál es su aná­li­sis?

Sin du­da exis­ten po­ten­cias con fle­xi­bi­li­dad fis­cal y no son me­di­dos con la mis­ma se­ve­ri­dad que paí­ses en vías de desa­rro­llo co­mo el nues­tro.

¿Las le­yes que se han adop­ta­do son su­fi­cien­tes pa­ra evi­tar el blan­queo de ca­pi­ta­les?

No. Mien­tras el ger­men de la co­rrup­ción sea mo­ne­da de cam­bio en­tre ins­ti­tu­cio­nes gu­ber­na­men­ta­les, po­co se lo­gra­rá con le­yes si no hay vo­lun­tad de im­ple­men­tar­las.

¿A su jui­cio, qué de­be ha­cer Pa­na­má an­te esa nue­va in­clu­sión de la Co­mi­sión Eu­ro­pea?

Se de­bie­ran ago­tar los ca­na­les di­plo­má­ti­cos des­de una ló­gi­ca de equi­dad glo­bal, pe­ro no pa­sa y da la im­pre­sión de que aún es­ta­mos en el si­glo XX cuan­do ha­bía paí­ses co­lo­nia­lis­tas que ava­sa­lla­ban a otras na­cio­nes. Ima­gí­ne­se que Pa­na­má res­trin­ja el pa­so por el Ca­nal de em­bar­ca­cio­nes aban­de­ra­das por paí­ses que nos in­clu­yen en los cues­tio­na­dos lis­ta­dos, in­clu­so cuan­do en múl­ti­ples ca­sos tran­si­tan desechos que pon­drían en si­tua­ción vul­ne­ra­ble nues­tros re­cur­sos hí­dri­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.