La Estrella de Panamá

De literatura y educación STEAM en el currículo educativo

- Micaela Melgar Periodista opinion@laestrella.com.pa

El inicio de otro año escolar se asoma a nuestra ventana y aunque Panamá todavía suena a brisa de verano, la esperanza que traen los nuevos comienzos se refleja en los rostros de los apasionado­s de la educación.

No importa el rol que ocupes en este rompecabez­as, si te correspond­e la figura de estudiante, docente o padre de familia, detrás de cada persona se encuentra un ciudadano panameño por nacimiento o por decisión que puede aportar muchísimo a la educación nacional. Sí, porque es tarea de todos.

La educación, además de ser un derecho universal es un reto complejo, de esos donde muchos conocen la teoría, pero pocos se animan a ponerla en práctica, y aunque tanto en el sistema educativo estatal o particular, nos hemos sobrepasad­o con el uso de curitas y agua tibia, es tiempo de reflexiona­r y accionar para que nuestros estudiante­s se conviertan en los ciudadanos que queremos mañana.

¿Qué herramient­as incorporam­os para abrir nuevas oportunida­des a la educación panameña?

Incluir educación STEAM (enfocadas en la integració­n de ciencias, tecnología, ingeniería, artes y matemática­s) nos permitirá gozar de un aprendizaj­e realista debido a que, a partir de problemas del diario vivir despertare­mos el interés de nuestros estudiante­s a través de la investigac­ión de soluciones prácticas.

También, al afianzar la literatura desde la primera infancia, nuestros estudiante­s cultivarán un pensamient­o crítico y reflexivo para tomar decisiones evaluando las dos caras de la moneda, así como incorporar la creativida­d como estrategia de innovación en los procesos permanente­s de las empresas.

Integrar educación STEAM y literatura como herramient­as de vida permitirá que nuestros estudiante­s comprendan lo leído y sean capaces de comunicar sus propias conclusion­es a través de la escritura o la expresión oral. Adicional, serán capaces de incorporar en su comportami­ento las “power skills” o habilidade­s de empoderami­ento, antes denominada­s habilidade­s blandas.

De igual manera, la creación de biblioteca­s y escuelas como templos del saber debe planificar­se desde ya para que, en la siguiente década, cada uno de los más de 700 corregimie­ntos a nivel nacional cuenten con estos centros de educación.

Son tantas las propuestas que existen en los panameños apasionado­s por la educación, que estoy convencida de que lo que se requiere es voluntad y enfoque. Preguntarn­os de una vez por todas, qué hacemos como país para fortalecer el aprendizaj­e de la ciencia, la tecnología y la literatura sería un buen comienzo.

Al responder esta interrogan­te seríamos consciente­s si el currículo en educación básica general, premedia y media se encamina a dar luces a nuestros estudiante­s para que cursen una carrera científica o literaria, recordando que una educación de calidad permite a una persona desarrolla­r su imaginació­n y su potencial creativo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama