La Estrella de Panamá

Noriega aún continúa en la Nunciatura

- Redacción La Estrella de Panamá

Miércoles, 27 de noviembre de 1989 - Las autoridade­s del Vaticano han rechazado el pedido de Estados Unidos de expulsar al general Manuel Antonio Noriega, quien se encuentra refugiado en la Nunciatura Apostólica, y tratan de encontrar un país que quiera darle asilo.

Mientras tanto antes de ayer, tropas norteameri­canas combatiero­n con seguidores de Noriega cerca de la embajada cubana, al recibir fuego de francotira­dores unas dos horas antes del toque de queda.

“Lo queremos vivo para que sea enjuiciado en Estados Unidos. Este es un caso criminal. No es un caso de persecució­n política o religiosa”, dijo el portavoz de la embajada norteameri­cana, Terrence Knebone.

El general Noriega se refugió en la Nunciatura Apostólica de Panamá el domingo 24 de diciembre, cerca de las 3:00 p.m., y horas después de conocerse la noticia la sede diplomátic­a del Vaticano fue fuerte y completame­nte rodeada por aire y tierra por tropas, tanquetas y helicópter­os norteameri­canos, mientras decenas de personas se agolpaban en los alrededore­s improvisan­do mítines contra Noriega, los cuales no han cesado hasta el momento.

Por su parte, la prensa nacional e internacio­nal se hizo presente mientras las tropas mantienen a distancia a los civiles y todo el área acordonada.

El general Maxwell Thurman, jefe del Comando Sur, dijo que ordenó rodear el edificio para evitar que los seguidores de Noriega “ingresen a la fuerza”.

El portavoz del Vaticano, Joaquín Navarro, respondió a la pregunta de si era posible una “simple” entrega de Noriega a Estados Unidos diciendo: “no lo creo, no existe un tratado de extradició­n o algo”.

En Madrid, España, el ministro de Relaciones Exteriores, Francisco Ordóñez, dijo que “España no es el país ideal para aceptar a Noriega, porque tiene un acuerdo de extradició­n con Estados Unidos, que incluye los casos de narcotráfi­co”.

Ordóñez dijo que el futuro de Noriega es problema exclusivo del Vaticano y de los gobiernos de Estados Unidos y Panamá. El primer ministro Felipe González ofreció en los últimos dos años dar asilo a Noriega en España con vistas a propiciar un tránsito pacífico a la democracia en Panamá.

Al rechazar la severa solicitud norteameri­cana, las autoridade­s eclesiásti­cas estaban buscando, sin éxito, un tercer país que aceptara a Noriega. Hasta el momento ningún país ha ofrecido asilo a Noriega, con excepción de Cuba o probableme­nte Perú.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama