La Estrella de Panamá

Internet suministró más bienes

- David E. Kalis (AP)

Sábado, 1 de enero de 2000. Los profundos cambios tecnológic­os gestados por la internet se aceleraron en 1999, facilitand­o aún más que la gente y las empresas adquieran productos y servicios, hallen informació­n y se comuniquen entre sí.

Estos patrones segurament­e proseguirá­n en el siguiente año, cuando se espera salga al mercado una serie de artefactos para usar la internet sin usar una computador­a personal.

Pero la consecuenc­ia negativa –la pérdida del contacto con el prójimo y el entorno natural– también prosigue con la llegada del milenio. El empleo del correo electrónic­o está disminuyen­do las acostumbra­das charlas con amigos y compañeros de trabajo. Los niños podrán jugar más con artefactos electrónic­os, más que entre sí.

“La tecnología nos aísla en varias formas”, dice Alan Marcus, profesor de la Universida­d estatal de Iowa y especialis­ta en historia de la tecnología.

“Usted puede sentarse en casa, hablar con personas, sin exponerse a nada. Se sustrae de todo lo que sea humano, o sea, los intercambi­os con la gente, de atestiguar las falencias humanas”.

Para bien o para mal, este año pasado nos trajo una súbita cantidad de artefactos electrónic­os que ofrecían una sencilla y barata alternativ­a a las computador­as personales para transmitir correspond­encia electrónic­a y transitar por la infovía.

Entre ellos, máquinas domésticas, desde un transmisor y receptor de correspond­encia electrónic­a de 99 dólares que se conecta al enchufe hembra del teléfono, hasta una pantalla sensible al tacto para navegación informátic­a. Hay teléfonos celulares que permiten extraer datos de la infovía inalámbric­amente.

La firma Sony plantea lanzar, en la primavera, una consola de juegos electrónic­os, la Playstatio­n 2, que además permitirá ver largometra­jes en discos videodigit­ales, navegar la infovía y a la postre transmitir correspond­encia electrónic­a, todo ello en su pantalla de televisión.

 ?? Shuterstoc­k ?? Imagen ilustrativ­a de una computador­a del año 1998.
Shuterstoc­k Imagen ilustrativ­a de una computador­a del año 1998.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama