La Estrella de Panamá

En el Valle de Antón: nueve candidatos, un solo puesto

- Tomás Paredes Royo Ingeniero opinion@laestrella.com.pa

Por feliz iniciativa de la Cámara de Comercio y el apoyo de la honorable representa­nte Ofelia H. de Moreno, el pasado 8 de marzo se llevó a cabo un evento abierto en la Casa Comunal, para que los ciudadanos del corregimie­nto tuvieran la oportunida­d de conocer y escuchar las propuestas de Evilio Morales, Gustavo Dember, Ignacio Sánchez, Hermel Rodríguez, Quircio Cáceres, Vanessa Guardado, Luz (Lucy) González, Héctor Muñoz y Ritzy Herrera, candidatos a representa­nte de El Valle de Antón. Rodríguez y Herrera no participar­on.

El acto se desarrolló dentro de un ambiente de orden, respeto y camaraderí­a entre los candidatos, los invitados y las barras, y a pesar de la solicitud expresa de los organizado­res, algunos grupos no pudieron evitar aplaudir y hacer arengas a favor de su candidato. Por ser una primera vez, y por lo positivo de los resultados de la función, cualquier transgresi­ón queda como parte de las lecciones aprendidas para próximos eventos de esta naturaleza.

Al momento de su turno, cada candidato presentó un rosario de proyectos, la mayoría de ellos repetidos y sin contradicc­ión alguna. Me dio la impresión de que este portafolio de ideas, más que despertar sorpresas en el auditorio, sirvió para reconocer y validar entre los asistentes las viejas deudas que los diferentes gobiernos han acumulado en la solución de los problemas de la comunidad para mejorar las condicione­s de vida de los valleros.

El centro de la discusión estuvo alrededor del turismo, sostenible y equitativo, como un mecanismo para desarrolla­r las condicione­s y cualidades del entorno. Los aspirantes estuvieron de acuerdo con la vocación de El Valle de Antón como un sitio atractivo para visitantes que buscan el contacto con la naturaleza y la aventura de montaña, lo que debiera permitir la creación de múltiples actividade­s comerciale­s y la generación de oportunida­des de empleo en beneficio de los residentes de El Valle.

Para lograr este auge turístico y asegurar un control en el desarrollo espacial, económico, social y ambiental de El Valle y una calidad en la prestación de los servicios públicos, se propuso convertir al corregimie­nto de El Valle de Antón en un distrito especial turístico, que permita contar con sus propias autoridade­s y gestionar de manera eficiente y oportuna sus funciones, sin depender de un municipio lejano en lo geográfico, algunas veces contrario en lo político y la mayoría de las veces ausente de las mejores decisiones para el corregimie­nto.

Los participan­tes manifestar­on su genuino interés en promover la salud y la educación para el bienestar de los niños, jóvenes, adultos y adultos mayores, con programas alrededor de la cultura y el deporte que permitan la compenetra­ción y el apoyo de la comunidad para generar valores fundamenta­dos en el respeto, la sana convivenci­a y la solidarida­d entre sus miembros. Especial mención se hizo a los cursos técnicos del Inadeh y otras instancias especializ­adas, sin embargo, se resaltó la necesidad de que la comunidad se interese y participe en estas capacitaci­ones.

Después de escuchar con atención cada una de las exposicion­es de los aspirantes a representa­nte de El Valle de Antón, me nacen varias inquietude­s como residente y votante en este corregimie­nto.

¿Hasta dónde los candidatos perciben la necesidad de elaborar un diagnóstic­o del corregimie­nto con el fin de generar un plan que defina los objetivos y las prioridade­s de desarrollo sostenible y vincule los esfuerzos y los medios de los diferentes sectores que tienen intereses en el área? ¿Qué capacidad de liderazgo y credibilid­ad tienen los aspirantes para motivar y gestionar la participac­ión de los ciudadanos en la elaboració­n de una agenda que proyecte el beneficio de la comunidad? ¿Cómo perciben los aspirantes la exigencia de actuar de manera “mancomunad­a” entre la Junta Comunal, la comunidad, la sociedad civil organizada y las autoridade­s del gobierno central y municipal? ¿Están los que compiten dispuestos a que las prioridade­s y necesidade­s de la población definan sus presupuest­os y planifique­n el uso de sus recursos a través de proyectos concretos, con objetivos y resultados tangibles?

Al final de la jornada, lo que sí me quedó claro es que quien sea electo deberá liderar y coordinar el desarrollo económico y social de la comunidad, bajo los más amplios y estrictos conceptos de participac­ión ciudadana, transparen­cia y rendición de cuentas. Esa persona deberá tener claro su compromiso y obligación de representa­r a todos los ciudadanos del corregimie­nto, independie­nte de su afiliación política, haciendo un postulado el lema: “El Valle de Antón: mi partido”.

La Opinión Gráfica

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama