UNI­VER­SO NA­RAN­JA

EM­PREN­DI­MIEN­TO CREA­TI­VO

Mercados & Tendencias Panamá - - NOTA PORTADA -

Co­mo en el ca­so de Ve­ne­zue­la, las úl­ti­mas dé­ca­das han de­ja­do en evi­den­cia que las eco­no­mías ba­sa­das en bie­nes tan­gi­bles son vul­ne­ra­bles a ca­pri­chos del mer­ca­do. El co­mer­cio crea­ti­vo es me­nos vo­lá­til que el co­mer­cio de bie­nes o ma­te­rias pri­mas. La prue­ba es­tá en el he­cho que la eco­no­mía na­ran­ja re­sis­tió la cri­sis fi­nan­cie­ra mun­dial me­jor que sec­to­res co­mo el del pe­tró­leo. Mien­tras que las ven­tas de la OPEP re­gis­tra­ron una caí­da del 40% en 2009, las ex­por­ta­cio­nes de bieMu­cho nes y ser­vi­cios creativos so­lo se con­tra­je­ron un 12%.

En el ac­tual mer­ca­do glo­bal, no se­rá el más fuer­te el que so­bre­vi­va, ni el más in­te­li­gen­te, sino el más ca­paz de adap­tar­se al cam­bio

Siem­pre y cuan­do Amé­ri­ca La­ti­na y el Caribe sean ca­pa­ces de asu­mir el ries­go de la in­no­va­ción y la adop­ción tem­pra­na de es­tra­te­gias crea­ti­vas y me­di­das que fo­men­ten el cre­ci­mien­to del in­te­lec­to co­mo ge­ne­ra­dor de va­lor, se ve­rán be­ne­fi­cia­dos de uno de los mo­vi­mien­tos eco­nó­mi­cos más im­por­tan­tes de la his­to­ria. El fu­tu­ro del con­ti­nen­te de­pen­de de ello. El re­to es­tá en crear un am­bien­te que re­co­noz­ca el va­lor de la crea­ti­vi­dad y que per­mi­ta re­pro­du­cir el ca­pi­tal in­te­lec­tual.

se ha avan­za­do en el te­ma, pe­ro que­da mu­cho aún por ha­cer. A lo lar­go del con­ti­nen­te de­fen­so­res de las ar­tes y le­gis­la­do­res por igual han ar­gu­men­ta­do que de­bi­do a cam­bios en la eco­no­mía glo­bal re­fe­ren­tes a la glo­ba­li­za­ción, la di­gi­ta­li­za­ción, el au­men­to del tra­ba­ja­dor del co­no­ci­mien­to, el au­ge de la pro­pie­dad in­te­lec­tual, y cier­tos cam­bios en el con­su­mo de en­tre­te­ni­mien­to, han te­ni­do un efec­to ca­ta­lí­ti­co en el ar­te y la cul­tu­ra. En par­ti­cu­lar, las ar­tes son re­co­no­ci­das co­mo mo­to­res de cre­ci­mien­to y desa­rro­llo eco­nó­mi­co y, por en­de, los go­bier­nos han co­men­za­do a me­dir el ta­ma­ño y el al­can­ce de la eco­no­mía crea­ti­va co­mo un fac­tor im­por­tan­te de la sa­lud eco­nó­mi­ca. El in­te­lec­to y la crea­ti­vi­dad han si­do lle­va­dos al cen­tro de la vi­da eco­nó­mi­ca ba­jo un man­to na­ran­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.