DISFRUTA DE TU LI­CEN­CIA

Mujer (Panama) - - Finanzas Para Ti -

Hoy en día, so­mos mu­chas ma­más las que tra­ba­ja­mos. Lo ha­ce­mos por mu­chas ra­zo­nes: por­que nos en­can­ta lo que ha­ce­mos, por­que que­re­mos de­jar una hue­lla o cam­biar al­go que no nos gus­ta, por­que ne­ce­si­ta­mos nues­tro sa­la­rio, pa­ra dar­les un buen ejem­plo a nues­tros hi­jos o una com­bi­na­ción de mo­ti­vos. Planear bien nues­tra li­cen­cia de ma­ter­ni­dad es la cla­ve pa­ra dis­fru­tar de nues­tro be­bé sin te­ner que preo­cu­par­se por el tra­ba­jo. Aquí te pa­so unos con­se­jos: Pien­sa muy bien có­mo quie­res que sea tu li­cen­cia de ma­ter­ni­dad. Ape­nas se­pas que es­tás es­pe­ran­do un be­bé, pien­sa cuá­les son tus pla­nes pa­ra su lle­ga­da. ¿Cuán­to tiem­po quie­res to­mar? ¿Có­mo te re­in­cor­po­ra­rías de nue­vo a tus fun­cio­nes?

Ha­bla con el per­so­nal de Re­cur­sos Hu­ma­nos y con tus je­fes di­rec­tos. Ave­ri­gua cuá­les son las po­lí­ti­cas de tu em­pre­sa en cuan­to a li­cen­cias de ma­ter­ni­dad. Tie­nes que pre­gun­tar por tus va­ca­cio­nes y si pue­des to­mar­las en adi­ción a la li­cen­cia pa­ra que pa­ses más tiem­po con tu be­bé. Usual­men­te, las ma­más con un em­ba­ra­zo nor­mal pre­fie­ren tra­ba­jar lo más po­si­ble pa­ra así pa­sar más tiem­po con el be­bé al sumar a la li­cen­cia de ma­ter­ni­dad las va­ca­cio­nes. Con­sul­ta a tu mé­di­co an­tes de to­mar cual­quier de­ci­sión.

Em­pie­za los trá­mi­tes an­te la Ca­ja del Seguro So­cial. Es­te trá­mi­te es en­go­rro­so. Te acon­se­jo que em­pie­ces con tiem­po, pues es esen­cial pa­ra que re­ci­bas sa­la­rio mien­tras no es­tás tra­ba­jan­do.

Mi­ra tu lis­ta de com­pro­mi­sos y pro­yec­tos. Com­ple­ta lo más po­si­ble en tu se­gun­do tri­mes­tre, que es cuan­do usual­men­te te sen­ti­rás me­jor. Una li­cen­cia de ma­ter­ni­dad cal­ma­da usual­men­te se tra­du­ce a mu­cho tra­ba­jo an­tes, pe­ro va­le la pe­na el sa­cri­fi­cio.

Da avi­so con tiem­po ade­cua­do. Avi­sa a tus clien­tes y su­per­vi­so­res con tiem­po acer­ca de las fe­chas en que es­ta­rás au­sen­te de la ofi­ci­na. Así mis­mo, pi­de que te asig­nen a una per­so­na pa­ra en­tre­nar y que ayu­de con tus fun­cio­nes mien­tras no es­tás. En­tré­na­la con me­ses de an­te­la­ción pa­ra que esté al con­trol del pues­to y pue­da re­sol­ver cual­quier in­con­ve­nien­te en tu au­sen­cia. Es­cri­be pro­ce­di­mien­tos y pre­pa­ra lis­tas pa­ra to­do. Mu­chas ve­ces, y en es­pe­cial si lle­va­mos años en un tra­ba­jo, ha­ce­mos las co­sas por iner­cia. To­ma es­te tiem­po pa­ra do­cu­men­tar to­do lo que ha­ces a de­ta­lle. Es­to ayu­da­rá a la per­so­na que te asistirá en tu au­sen­cia. Así mis­mo, te ha­rá me­jor pro­fe­sio­nal. Te­ner que pen­sar en to­dos es­tos pa­sos ha­rá que per­fec­cio­nes tus sis­te­mas y mi­ni­mi­za­rás con­tra­tiem­pos. Yo soy fa­ná­ti­ca de las lis­tas co­mo cual­quie­ra en mi ofi­ci­na pue­de ates­ti­guar. Aun­que ha­ya he­cho un pro­ce­so mi­les de ve­ces, siem­pre las uti­li­zo y no hay vez que me ha­yan si­do úti­les. Pro­gra­ma men­sa­je de co­rreo en tu au­sen­cia. El men­sa­je que pon­drás en tu co­rreo de­pen­de­rá de tu em­pre­sa. Al­gu­nas ya tie­nen un for­ma­to prees­ta­ble­ci­do mien­tras otras in­me­dia­ta­men­te ha­rán que tus co­rreos lle­guen a otro co­la­bo­ra­dor.

Si te per­mi­ten es­cri­bir tu men­sa­je de au­sen­cia, te re­co­mien­do po­ner la si­guien­te in­for­ma­ción a fin de man­te­ner a to­dos in­for­ma­dos y al mis­mo tiem­po que te res­pe­ten el tiem­po con tu be­bé:

- Fe­cha en la que es­ta­rás de re­gre­so

- Con cuán­ta fre­cuen­cia re­vi­sas el co­rreo.

- En cuán­to tiem­po pue­den es­pe­rar una res­pues­ta de par­te tu­ya.

- Co­rreo al que pue­den es­cri­bir si tie­nen una con­sul­ta o una ur­gen­cia.

- Si apli­ca, un en­la­ce a una pá­gi­na de pre­gun­tas fre­cuen­tes o de re­cur­sos.

El pun­to es de­jar­le sa­ber a la per­so­na que no es­ta­rás res­pon­dien­do co­mo de cos­tum­bre a la vez que le das op­cio­nes co­mo in­for­ma­ción adi­cio­nal o con­tac­to de al­gún asis­ten­te, pues nun­ca que­re­mos de­jar a un clien­te des­aten­di­do. Pa­ra más con­se­jos, ve a mu­jer.com.pa.■

Abo­ga­da con Maes­tría en Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas (MBA). So­cia de Ló­pez, Vi­lla­nue­va & Heur­te­mat­te (Lo­vill-La­tam­lex ) y di­rec­to­ra de Vo­ces Vi­ta­les Pa­na­má.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.