QUÉ HA­CER SI TE ATRASAS EN EL PA­GO DE TUS CUEN­TAS

Mujer (Panama) - - Finanzas Para Ti -

La ma­yo­ría de las per­so­nas, en al­gún mo­men­to u otro han pa­sa­do por un pe­rio­do en el que el di­ne­ro no al­can­za y, por lo tan­to, las cuen­tas se atra­san. Si es­tás pa­san­do por es­ta si­tua­ción, tó­ma­lo con cal­ma, re­cuer­da que no tie­ne por qué ser per­ma­nen­te, de to­do uno sa­le, pe­ro hay que to­mar ac­ción in­me­dia­ta. Aquí te di­go qué ha­cer:

1. Ha­bla con tu fa­mi­lia: cuan­do se pa­sa por una si­tua­ción eco­nó­mi­ca di­fí­cil, hay que to­mar de­ci­sio­nes en fa­mi­lia. Tam­bién se les de­be ex­pli­car a los ni­ños chi­cos en un len­gua­je sen­ci­llo y sin preo­cu­par­los que al­gu­nas co­sas van a cam­biar por un tiem­po has­ta que la si­tua­ción se nor­ma­li­ce.

2. De­ci­de qué cuen­tas son esen­cia­les pa­ra vi­vir: haz una lis­ta de las cuen­tas in­dis­pen­sa­bles. Ha­blo de hi­po­te­ca, luz, agua, es­cue­la de ni­ños. Las que sen­ci­lla­men­te no pue­des de­jar de pa­gar (ejem­plo, el ban­co te qui­ta la ca­sa). Es­tas cuen­tas de­ben ser tu prio­ri­dad y tus re­cur­sos de­ben ir di­ri­gi­dos a po­der man­te­ner el mí­ni­mo ne­ce­sa­rio pa­ra vi­vir.

3. Lis­ta el res­to de tus obli­ga­cio­nes: mi­ra aho­ra el res­to de las cuen­tas que de­bes pa­gar. Fí­ja­te si pue­des vi­vir sin es­tos gas­tos. Por ejem­plo, pien­sa en ven­der un ca­rro o ba­jar el plan de ce­lu­lar, can­ce­lar al­gu­na sus­crip­ción, can­ce­lar ca­ble, etc.

4. No uses las tar­je­tas de cré­di­to: pa­ga el mí­ni­mo por mes por aho­ra y no vuel­vas a pen­sar en ellas has­ta que tu si­tua­ción eco­nó­mi­ca me­jo­re. Usa so­lo efec­ti­vo pa­ra tus com­pras.

5. To­ma el te­lé­fono: lla­ma a to­dos tus acree­do­res y ne­go­cia con ellos un pe­rio­do de gra­cia pa­ra re­to­mar los pa­gos o un pa­go men­sual más ba­jo. Pa­ra la ma­yo­ría de los acree­do­res es me­jor re­ne­go­ciar un prés­ta­mo que te­ner que ir a los tri­bu­na­les pa­ra co­brar­te. Lo peor que te pue­de pa­sar es que no per­mi­tan nin­gún arre­glo de pa­go, pe­ro no lo sabrías si no lo in­ten­tas. Aho­ra, si te com­pro­me­tes a ha­cer un pa­go, cum­ple tu pa­la­bra.

6. Ven­de lo que no uses: Exis­ten in­fi­ni­dad de pá­gi­nas en in­ter­net y gru­pos de Fa­ce­book que te per­mi­ten ven­der tus co­sas usa­das. Ade­más, cuen­tas con los mé­to­dos tra­di­cio­na­les co­mo los cla­si­fi­ca­dos de los pe­rió­di­cos. Lo im­por­tan­te es que ten­gas tu pro­pó­si­to bien cla­ro y que no uti­li­ces el di­ne­ro pa­ra al­go más.

7. Tra­ba­ja por más di­ne­ro: pue­de ser en tu pro­pia em­pre­sa, si es que pa­gan por ho­ras ex­tras o por co­mi­sión. Así mis­mo, re­vi­sa las po­lí­ti­cas de tu em­pre­sa, de re­pen­te eres can­di­da­ta pa­ra un au­men­to. O si es­to no fun­cio­na, pue­des ac­tua­li­zar tu cu­rri­cu­lum vi­tae y ver otros em­pleos que pa­guen más. Ten cui­da­do con es­ta tác­ti­ca, pues lo peor que te pue­de pa­sar en es­tos mo­men­tos es que te que­des sin tu tra­ba­jo ac­tual.

8. Ob­tén un se­gun­do em­pleo: tam­bién es una op­ción. Es sa­cri­fi­ca­do, pe­ro hay opor­tu­ni­da­des los fi­nes de se­ma­na o en las no­ches. Lo más pro­ba­ble es que es­te se­gun­do em­pleo sea más sa­cri­fi­ca­do, pe­ro men­ta­lí­za­te que es por un tiem­po has­ta que lo­gres es­ta­bi­li­zar­te. Ade­más, es una opor­tu­ni­dad pa­ra apren­der al­go nue­vo o co­no­cer a nue­vas per­so­nas.

9. Re­vi­sa tu cré­di­to: No per­mi­tas que es­te mal mo­men­to afec­te tu cré­di­to. Acér­ca­te a la Aso­cia­ción Pa­na­me­ña de Cré­di­to y pi­de tus re­fe­ren­cias. Re­cuer­da que si de­jas de pa­gar una cuen­ta, tu acree­dor te re­por­ta y ten­drás pro­ble­mas en un fu­tu­ro pi­dien­do prés­ta­mos si es­te re­por­te no es­tá en or­den. En la APC tie­nen mu­chos re­cur­sos pa­ra ayu­dar­te.

10. Disfruta de lo que no cues­ta: Es­te es el mo­men­to pa­ra de ver­dad dis­fru­tar en fa­mi­lia, ir al par­que, ju­gar jue­gos de me­sa, leer un buen li­bro, ca­mi­nar. Co­mo di­ce el co­mer­cial, las me­jo­res co­sas en la vi­da no tie­nen pre­cio y es ver­dad. Si te in­tere­sa em­pe­zar un ne­go­cio pro­pio aun cuan­do tra­ba­jes pa­ra al­guien más, vi­si­ta http://www.stu­dio­ca­me­lia.com/em­pie­za-aqui/ y ba­ja gra­tis mi li­bro: Em­pie­za An­tes de Es­tar Lis­ta. Te de­ta­llo 20 pa­sos que pue­des ir ade­lan­tan­do des­de ya mien­tras te alis­tas.■

Abo­ga­da con Maes­tría en Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas (MBA). So­cia de Ló­pez, Vi­lla­nue­va & Heur­te­mat­te (Lo­vill-La­tam­lex ) y di­rec­to­ra de Vo­ces Vi­ta­les Pa­na­má.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.