LU­NA DE MIEL EN NUES­TRO CON­TI­NEN­TE

Mujer (Panama) - - ¿Qué Dice Moe? Dónde Ir Y Qué Hacer - MOE PETTERSON l que­di­ce­[email protected]­sa.com l @que­di­ce­moe

Es un via­je que re­cor­da­rán to­da su vi­da, su pri­me­ra aven­tu­ra co­mo es­po­sos. Cer­ca de Pa­na­má hay va­rios des­ti­nos que for­man par­te de las lis­tas de los si­tios de mo­da pre­fe­ri­dos por las pa­re­jas pa­ra pa­sar una lu­na de miel, la ma­yo­ría con vue­los di­rec­tos des­de aquí. Es­tos son al­gu­nos de ellos. PE­RÚ: es un des­tino muy ele­gi­do por­que ofre­ce una com­bi­na­ción de pla­yas, her­mo­sas vis­tas de la cor­di­lle­ra de los An­des, ciu­da­des co­lo­nia­les, sel­va ama­zó­ni­ca, du­nas, mer­ca­dos, cul­tu­ra y mu­cho más. En Li­ma pue­des dis­fru­tar de la me­jor gas­tro­no­mía de la re­gión. Vi­si­tan­do Cus­co y sus al­re­de­do­res des­cu­bri­rás la her­mo­sa ciu­dad co­lo­nial que fue el co­ra­zón del Im­pe­rio in­ca y es­tar en Ma­chu Pic­chu —la jo­ya del Pe­rú— es una ex­pe­rien­cia que ja­más ol­vi­da­rás. Si quie­res co­no­cer más es­te país que tie­ne mu­cho que ofre­cer, pue­des ha­cer un cru­ce­ro flu­vial por el Ama­zo­nas y des­cu­brir la sel­va pe­rua­na, ir a las du­nas o co­no­cer el la­go Ti­tica­ca.

AR­GEN­TI­NA: Bue­nos Ai­res es una ciu­dad be­llí­si­ma, lle­na de ca­fés, edi­fi­cios con una her­mo­sa ar­qui­tec­tu­ra, mer­ca­dos al ai­re li­bre, “shows” de tango, mu­seos y más. In­clu­ye en tu via­je la vi­si­ta a uno o a los dos des­ti­nos tu­rís­ti­cos más im­por­tan­tes del país: Ba­ri­lo­che y las ca­ta­ra­tas del Igua­zú (una de las sie­te ma­ra­vi­llas na­tu­ra­les del mun­do) y po­drás vi­si­tar el gla­ciar Pe­ri­to Moreno, Us­huaia, Ca­la­fa­te y el par­que na­cio­nal Tie­rra del Fue­go. Ne­ce­si­ta­rás 15 días pa­ra co­no­cer to­dos es­tos des­ti­nos, los más im­por­tan­tes de Ar­gen­ti­na, y te­ner un via­je ex­tra­or­di­na­rio con la ven­ta­ja de que el cam­bio de mo­ne­da es­tá a nues­tro fa­vor y lo ha­ce más ac­ce­si­ble. BRA­SIL: increíbles pla­yas, na­tu­ra­le­za exu­be­ran­te, la hos­pi­ta­li­dad de su gen­te y la ale­gría de su mú­si­ca. Ade­más de la her­mo­sa ciu­dad de Río de Janeiro, hay otros des­ti­nos me­nos co­no­ci­dos, co­mo Fer­nan­do do No­ron­ha, cu­yas aguas cris­ta­li­nas que ro­dean a un her­mo­so ar­chi­pié­la­go hi­cie­ron que fue­se ele­gi­do co­mo el me­jor des­tino en Bra­sil pa­ra pa­sar una lu­na de miel. Tam­bién es­tá Bú­zios, con sus 17 her­mo­sas pla­yas. ¿Por qué no com­bi­nar unos días en Río y otros en una de es­tas pa­ra­di­sia­cas pla­yas to­man­do cai­pi­ri­ñas a ori­llas del

mar?

GALÁPAGOS, ECUA­DOR: un des­tino úni­co, una de las sie­te ma­ra­vi­llas su­ba­cuá­ti­cas del mun­do. Tor­tu­gas gigantes, mu­chas es­pe­cies de ani­ma­les y plan­tas que pue­den ser ex­plo­ra­das des­de pe­que­ños cru­ce­ros que van de is­la en is­la o des­de tie­rra fir­me (is­la Bal­tra) en pa­seos por el día a di­fe­ren­tes des­ti­nos. Es­te des­tino pue­de ser cos­to­so, ya que li­mi­tan la can­ti­dad de vi­si­tan­tes que pue­den es­tar en un si­tio al mis­mo tiem­po e in­vier­ten mu­cho en la con­ser­va­ción. Es uno de los lu­ga­res más pro­te­gi­dos del mun­do y un des­tino cer­cano que nun­ca ol­vi­da­rán.■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.