PO­LÉ­MI­CA DE­CI­SIÓN: ¿PIEL O PLÁS­TI­CO?

Mujer (Panama) - - Entre Bambalinas -

Es un te­ma co­no­ci­do, la gran po­lé­mi­ca que ge­ne­ra el uso de ar­tícu­los de pie­les de ani­ma­les en la mo­da. Es ex­ten­so ex­pli­car­lo, pe­ro voy a tra­tar el te­ma des­de mi óp­ti­ca y ex­pe­rien­cia, pa­ra que pue­dan co­no­cer el tra­ta­mien­to de las pie­les.

En es­te ar­tícu­lo me cen­tra­ré en el uso de pie­les exó­ti­cas, es­pe­cí­fi­ca­men­te de co­co­dri­los y cai­ma­nes. Du­ran­te años tra­ba­jé pa­ra una mar­ca, crean­do accesorios de pie­les exó­ti­cas, es­pe­cí­fi­ca­men­te piel de cai­mán, y te­nía­mos un cria­de­ro pro­pio. A raíz de esa ex­pe­rien­cia, apren­dí so­bre es­tos ani­ma­les.

Em­pe­za­ré por de­cir­les que si no fue­ra gra­cias a la la­bor que se ha­ce en los cria­de­ros, mu­chas de es­tas es­pe­cies no exis­ti­rían, por­que es­tán en pe­li­gro de ex­tin­ción. La gen­te pien­sa que se de­be al uso de sus pie­les en la mo­da, pe­ro eso es fal­so. Es­tán en pe­li­gro de ex­tin­ción por­que los cai­ma­nes o co­co­dri­los son ani­ma­les muy de­li­ca­dos cuan­do na­cen, so­lo el 3% de los hue­vos so­bre­vi­ven. Cuan­do son adul­tos vi­ven en un es­ta­do sal­va­je, ya que la ma­dre po­ne los hue­vos y aban­do­na el ni­do, y son de­pre­da­dos por su mis­ma es­pe­cie. Es di­fí­cil que lle­guen a so­bre­vi­vir pa­ra ha­cer­se adul­tos.

Hay di­fe­ren­tes ti­pos de cria­de­ros, pe­ro la ma­yo­ría tie­ne la mis­ma me­to­do­lo­gía. Los cria­de­ros sue­len es­tar si­tua­dos en zonas don­de ha­bi­tan es­tas es­pe­cies, ge­ne­ral­men­te es­tán con­tro­la­das por una en­ti­dad en el país. Y ellos lle­van el con­trol de la po­bla­ción adul­ta de esa es­pe­cie.

En la épo­ca en la que po­nen hue­vos, los cria­de­ros con­tra­tan a los na­ti­vos de la zo­na pa­ra que ras­treen los ni­dos, y los pro­fe­sio­na­les del cria­de­ro se des­pla­zan a ca­da ni­do pa­ra le­van­tar­lo en las mis­mas con­di­cio­nes en que es­tán, pa­ra ello los ro­cían con un spray de color y los re­pli­can exac­ta­men­te igual, de­pen­dien­do de la co­lo­ca­ción de los hue­vos y el ca­lor que re­ci­ben se­rán ma­chos o hem­bras y eso no se de­be al­te­rar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.