EJE­CU­TI­VA EN NA­VI­DAD

Apren­de có­mo lu­cir bien pa­ra los even­tos de tra­ba­jo du­ran­te las fies­tas de fin de año.

Mujer (Panama) - - Moda - POR CELI PIZAN Di­se­ña­do­ra de mo­da y ase­so­ra de ima­gen @Ce­li­Pi­zan

Alos fes­te­jos de fin de año con fa­mi­lia­res y ami­gos se su­man las fies­tas, al­muer­zos o reunio­nes la­bo­ra­les pa­ra des­pe­dir el año. Qué po­ner­se en es­tas fies­tas es to­do un te­ma por­que, aun­que se tra­te de una ce­le­bra­ción, si­gue sien­do un en­cuen­tro con je­fes y co­le­gas. Al­gu­nas pau­tas pa­ra ver­se y sen­tir­se bien en es­tos even­tos del tra­ba­jo son:

Re­cuer­da que la ima­gen que los de­más tie­nen de ti de­pen­de de có­mo ac­túes y có­mo te veas. Al tra­tar­se de un en­cuen­tro de tra­ba­jo, cual­quier con­duc­ta “no ade­cua­da” que ten­gas pue­de re­sul­tar en de­tri­men­to de tu ima­gen.

Al pen­sar en la ves­ti­men­ta, co­no­cer dón­de se va a rea­li­zar la fies­ta te ayu­da a de­fi­nir el “look”, que de­be va­riar se­gún el mo­men­to y el lu­gar. Cuan­do la ce­le­bra­ción es in­me­dia­ta­men­te des­pués del tra­ba­jo y cuen­tas con po­co tiem­po pa­ra cam­biar­te, con­vie­ne pen­sar en pren­das có­mo­das pe­ro más es­pe­cia­les, que pue­dan usar­se du­ran­te el día y com­ple­men­tar­se con ac­ce­so­rios que den un to­que dis­tin­to por la no­che. Por ejem­plo, pue­des lle­var un con­jun­to bá­si­co, co­mo un pan­ta­lón ne­gro com­bi­na­do con una blu­sa de se­da o sa­tén, o su­mar al “out­fit” un sa­co con al­gún bor­da­do o apli­que es­pe­cial.

Los “jum­psuits” tam­bién so­nu­na ex­ce­len­te op­ción: le po­nes un cin­tu­rón y un sa­co y es­tás lis­ta pa­ra el día; en la no­che so­lo com­ple­tas con ac­ce­so­rios y qui­tas el “la­yer”.

Otra al­ter­na­ti­va pa­ra es­tar acor­de pue­de ser un ves­ti­do bá­si­co. El clá­si­co ves­ti­do ne­gro es muy com­bi­na­ble y ap­to pa­ra es­tas oca­sio­nes, por­que se pue­de real­zar o ha­cer que luz­ca más so­brio a tra­vés de los ac­ce­so­rios. Lo mis­mo ocu­rre con una fal­da cor­te mi­di y una ca­mi­sa: de día pue­den pa­sar des­aper­ci­bi­das, pe­ro si se le su­man unos ta­cos, ac­ce­so­rios pa­ra la no­che y un ma­qui­lla­je más pro­du­ci­do, cam­bian to­tal­men­te.

Con res­pec­to al ca­be­llo, si por lo ge­ne­ral lo lle­vas re­co­gi­do du­ran­te el tra­ba­jo, pue­des sol­tar­lo pa­ra dar­le un to­que es­pe­cial al “look”. Un re­co­gi­do con al­gún ac­ce­so­rio acor­de, co­mo un pe­que­ño to­ca­do, pue­de dar­te un ai­re so­fis­ti­ca­do. El “brus­hing” y la plan­cha siem­pre son bien­ve­ni­dos en es­tos ca­sos, y si al­gu­na com­pa­ñe­ra sa­be ha­cer on­das, es­ta es la oca­sión ideal pa­ra pe­dir­le ayu­da.■

Jac­que­mus

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.