KEYTH­LIN ALE­MÁN

La jo­ven que re­pre­sen­ta­rá a Pa­na­má en el Miss Su­pra­na­tio­nal nos ha­bló so­bre su vi­sión y pre­pa­ra­ción pa­ra el cer­ta­men ‘grand slam’ que se ha­rá en Po­lo­nia el 7 de di­ciem­bre.

Mujer (Panama) - - Entrevista -

Yo siem­pre qui­se ser yo, sin te­ner que cam­biar mi esen­cia y for­ma de pen­sar. Más que ser rei­na, que­ría ayu­dar siem­pre a las per­so­nas con ca­pa­ci­da­des di­fe­ren­tes y ser una mano ayu­da de ca­da per­so­na que ne­ce­si­ta­ba.

¿Qué te mue­ve a ayu­dar a las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad?

De pe­que­ña siem­pre es­tu­ve en di­fe­ren­tes hos­pi­ta­les, ya que su­fro de una en­fer­me­dad no co­mún en mu­je­res lla­ma­da de­fi­cien­cia de fac­tor IX. Al es­tar allí y ver tan­tas per­so­nas que ne­ce­si­tan ayu­da, sur­gen es­tas ga­nas de ayu­dar, que sé que con el tiem­po y la ayu­da de Dios, po­dré lo­grar, ya que es­to es par­te de mi le­ma de vi­da.

¿Có­mo te has pre­pa­ra­do pa­ra el con­cur­so?

He­mos es­tu­dia­do el con­cur­so pa­ra te­ner una ba­se del pro­to­ti­po de mu­jer que gus­tan. La pre­pa­ra­ción ha si­do fí­si­ca, men­tal y es­pi­ri­tual, cla­ses de ora­to­ria, pa­sa­re­la, ma­qui­lla­je y to­do lo que con­lle­va a me­jo­rar pa­ra lle­var mi me­jor ver­sión.

Pa­ra el con­cur­so in­clu­so hu­bo “cas­ting” di­gi­tal. ¿Crees que la tec­no­lo­gía es al­go po­si­ti­vo?

La pre­se­lec­ción fue en un “cas­ting” di­gi­tal, pe­ro to­das fui­mos lla­ma­das a uno pre­sen­cial. Es­ta­mos en una era en la que se uti­li­za mu­chí­si­mo las re­des so­cia­les; creo que siem­pre y cuan­do sean uti­li­za­das po­si­ti­va­men­te, ha­rán una gran ven­ta­ja pa­ra con­so­li­dar mu­chas co­sas de una ma­ne­ra más fac­ti­ble.

¿Có­mo vi­sua­li­zas a las rei­nas de hoy? ¿Qué ac­ti­tu­des y ap­ti­tu­des crees de­ben te­ner?

La esen­cia es al­go que nin­gu­na rei­na o mu­jer de­be­ría per­der, es­ta­mos en una so­cie­dad que to­da­vía po­see es­tig­mas y ca­ren­cias de igual­dad. Te­ne­mos el po­der de al­zar nues­tra voz an­te al mun­do y po­der ser ase­dia­das por los me­dios, de­be­ría­mos uti­li­zar­lo con el fin de con­cien­ti­zar en pro de la unión de nues­tro pró­ji­mo y tra­ba­jar con el fin de ayu­dar a los de­más, sien­do mu­je­res reales.

Lo me­jor y lo más di­fí­cil del rol de rei­na

Lo me­jor ha si­do po­der re­ci­bir el amor y apo­yo de mi fa­mi­lia y se­gui­do­res, sus pa­la­bras son de mu­cha im­por­tan­cia pa­ra mí. Pe­ro la pre­pa­ra­ción al con­cur­so in­ter­na­cio­nal re­quie­re de una in­ver­sión de tiem­po, por lo tan­to, he te­ni­do que cen­trar­me en ello y re­du­cir el tiem­po de ca­li­dad con mi fa­mi­lia.■

¿Siem­pre so­ñas­te con ser rei­na?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.