DES­TI­NOS CER­CA­NOS PA­RA EL VE­RANO

Mujer (Panama) - - ¿QUÉ DICE MOE? DÓNDE IR Y QUÉ HACER - MOE PETTERSON l que­di­ce­[email protected]­sa.com l @jeap12

Pa­na­me­ña de pa­dres sui­zo me­xi­ca­nos, ha vi­si­ta­do más de 80 paí­ses y vi­vi­do en va­rios de ellos. Ma­má de tres hi­jos, via­je­ra apa­sio­na­da quien cree en crear me­mo­rias a tra­vés de co­no­cer nue­vos lu­ga­res y de vi­vir ex­pe­rien­cias en di­fe­ren­tes cul­tu­ras, con po­co pre­su­pues­to. Es “Trip Ad­vi­sor Top Con­tri­bu­tor” y ha es­cri­to cien­tos de co­lum­nas de via­jes den­tro de Pa­na­má y al­re­de­dor del mun­do.

Lle­gó el ve­rano y las va­ca­cio­nes es­co­la­res, tiem­po per­fec­to pa­ra dar­se una es­ca­pa­da. A con­ti­nua­ción te doy tres ideas de via­jes a des­ti­nos cer­ca­nos con vue­los di­rec­tos (y con suer­te eco­nó­mi­cos) des­de Pa­na­má.

Bo­go­tá. Los vue­los, ho­te­les, co­mi­das y atrac­cio­nes son muy ac­ce­si­bles. Pue­des pa­sar so­lo un fin de se­ma­na o agre­gar pa­seos a ciu­da­des cer­ca­nas.

En Bo­go­tá de­bes co­no­cer su cen­tro his­tó­ri­co, lla­ma­do La Can­de­la­ria, en don­de es­tá con­cen­tra­da la ma­yo­ría de los atrac­ti­vos tu­rís­ti­cos y sus dos mu­seos prin­ci­pa­les: el Mu­seo del Oro y el Mu­seo Bo­te­ro. No de­jes de su­bir en te­le­fé­ri­co al ce­rro de Mon­se­rra­te, pa­ra lo­grar una de las me­jo­res vis­tas pa­no­rá­mi­cas de la ciu­dad.

El po­pu­lar y vi­si­ta­do mer­ca­do de Usa­quén, es­pe­cial­men­te los do­min­gos, es un des­tino obli­ga­to­rio. Es la me­ca de ar­te­sa­nos y ar­tis­tas de to­do el país. Bo­go­tá tie­ne di­ver­sos res­tau­ran­tes muy bue­nos, y qui­zás el más vi­si­ta­do es An­drés Car­ne de Res, en Chía, de­bi­do a su am­bien­te de fies­ta, su co­mi­da y ac­ti­vi­da­des pa­ra to­das las eda­des. El Gai­ra Ca­fé, un res­tau­ran­te dis­co­te­ca del can­tan­te Car­los Vi­ves, tam­bién tie­ne una muy bue­na at­mós­fe­ra fes­ti­va.

A dos ho­ras y me­dia de Bo­go­tá se en­cuen­tra la Ca­te­dral de Sal, ex­ca­va­da en el in­te­rior de­las mi­nas de sal de Zi­pa­qui­rá, una de las sie­te ma­ra­vi­llas de Co­lom­bia. La igle­sia sub­te­rrá­nea es par­te del com­ple­jo cul­tu­ral Par­que de la Sal, de­di­ca­do a la mi­ne­ría, la geo­lo­gía y los re­cur­sos na­tu­ra­les.

Gua­te­ma­la. Co­no­ci­da co­mo “El co­ra­zón del mun­do ma­ya”. Su ciu­dad más vi­si­ta­da es An­ti­gua, que fue la ca­pi­tal del reino en los tiem­pos de los es­pa­ño­les. Es un her­mo­so y se­gu­ro lu­gar, de ar­qui­tec­tu­ra co­lo­nial; pue­des re­co­rrer a pie sus ca­lles em­pe­dra­das, mu­seos, bou­ti­ques y res­tau­ran­tes. Que­da a una ho­ra en au­to des­de la ciu­dad de Gua­te­ma­la y lo re­co­men­da­ble es ate­rri­zar e ir di­rec­to pa­ra allá. Des­de allí los do­min­gos pue­des to­mar un “tour” pa­ra vi­si­tar Chi­chi­cas­te­nan­go, uno de los mer­ca­dos más fa­mo­sos y co­lo­ri­dos del mun­do. Cer­ca y en­tre tres vol­ca­nes se en­cuen­tra el la­go Atitlán, ca­ta­lo­ga­do co­mo uno de los más be­llos del pla­ne­ta, don­de pue­des pa­sear en lan­cha y dis­fru­tar de las vis­tas.

Un po­co más le­jos (es ne­ce­sa­rio to­mar avión), que­dan las pi­rá­mi­des y tem­plos de Ti­kal, en me­dio de la sel­va, que fue­ron la cu­na de la cul­tu­ra ma­ya. Cos­ta Ri­ca. Nues­tro país ve­cino tie­ne mu­chos atrac­ti­vos y es un pa­seo di­ver­ti­do pa­ra ir en au­to. En­tre la fron­te­ra y San Jo­sé que­da la pla­ya de Uvi­ta, en don­de du­ran­te la tem­po­ra­da po­drás ver ba­lle­nas ha­cien­do su mi­gra­ción.

Cer­ca de San Jo­sé es­tán los vol­ca­nes Poas e Ira­zú. En el Poas, con suer­te y buen cli­ma, pue­des ver su humean­te crá­ter. Muy cer­ca de allí es­tá el par­que na­tu­ral La Paz Wa­ter­fall Gar­dens, un es­pec­ta­cu­lar zoo­ló­gi­co en me­dio de

múl­ti­ples cas­ca­das. El Ira­zú, cer­ca de San Jo­sé, tie­ne una am­plia área de ce­ni­zas. Ca­mino allá va­le la pe­na una vi­si­ta a la ca­te­dral Nues­tra Se­ño­ra del Car­men, en Car­ta­go.

A tres ho­ras de San Jo­sé es­tá la pro­vin­cia de Ala­jue­la. A ella per­te­ne­ce el vol­cán Are­nal, uno de los vol­ca­nes más fa­mo­sos del país, ubi­ca­do den­tro del Par­que Na­cio­nal Vol­cán Are­nal. Tam­bién es­tá Ta­ba­cón, don­de te pue­des ba­ñar en aguas ter­ma­les. En las Ca­ver­nas de Ve­na­do re­co­rres una cue­va que po­see un río y una cas­ca­da aden­tro (pre­pá­ra­te pa­ra mo­jar­te). En el río Ce­les­te apre­cia­rás una de las cas­ca­das más lin­das del mun­do, don­de el agua se vuel­ve co­lor tur­que­sa.

Otro des­tino im­per­di­ble es Mon­te­ver­de, don­de ca­mi­nas so­bre puen­tes col­gan­tes en su Bos­que Nu­bo­so, uno de los há­bi­tats más ra­ros en la Tie­rra.

Y en­tre las pla­yas, las más co­no­ci­das son Ja­có y Ma­nuel An­to­nio, cer­ca de la ca­pi­tal.■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.