CÓ­MO ATRAER AL ME­JOR TA­LEN­TO

Mujer (Panama) - - ¡EMPODÉRATE! - PA­TRI­CIA VILLANUEVA @stu­dio_­ca­me­lia l www.stu­dio­ca­me­lia.com

Las pri­me­ras pre­gun­tas a las que se en­fren­tan las nue­vas em­pre­sas son: ¿a quié­nes con­tra­tar?, ¿en qué mo­men­to? y ¿dón­de en­con­trar bue­nos can­di­da­tos? Aun­que de­bo de­cir­te que las pri­me­ras po­si­cio­nes en tu em­pre­sa de­pen­de­rán del ti­po de ne­go­cios que ten­gas y las ha­bi­li­da­des de sus crea­do­res. Co­mo em­pren­de­do­ra, de­bes re­du­cir tu plan de per­so­nal a un pu­ña­do de per­so­nas que pue­dan lle­var el pro­duc­to o ser­vi­cio de la em­pre­sa al mer­ca­do. Po­si­cio­nes co­mo eje­cu­ti­vos de al­to ni­vel no sue­len ser con­tra­ta­das has­ta que la com­pa­ñía ha­ya ex­pe­ri­men­ta­do un cre­ci­mien­to sig­ni­fi­ca­ti­vo.

Si tu ob­je­ti­vo es bus­car aque­llas per­so­nas que te ayu­da­rán a ma­te­ria­li­zar tus ideas, ¡si­gue le­yen­do!

Sé cla­ra con el pues­to de tra­ba­jo. Ase­gú­ra­te de te­ner cla­ro el ti­po de per­so­na que deseas con­tra­tar, las ha­bi­li­da­des que re­quie­res y el ran­go sa­la­rial que es­tás dis­pues­to a pa­gar. A lo lar­go del pro­ce­so de con­tra­ta­ción, man­tén un re­gis­tro pre­ci­so de ca­da can­di­da­to, in­clu­yen­do sus for­ta­le­zas, de­bi­li­da­des, ex­pec­ta­ti­vas y no­tas de la en­tre­vis­ta.

Co­mu­ni­ca el con­cep­to de tu em­pre­sa. Cuan­do es­tés ha­cien­do la en­tre­vis­ta, es im­por­tan­te que ex­pli­ques la mi­sión de tu em­pre­sa. Es mo­men­to de ex­pre­sar to­do el tra­ba­jo que has es­ta­do ha­cien­do, ade­más, es­to te mos­tra­rá el in­te­rés y apor­te que pue­da te­ner la per­so­na a quien es­tás en­tre­vis­tan­do.

Vén­de­le la em­pre­sa. De­bes te­ner un co­no­ci­mien­to com­ple­to de tu pro­yec­to, po­si­bles clien­tes y me­tas a lar­go pla­zo. Pien­sa que la per­so­na que vas a en­tre­vis­tar (y quie­res con­tra­tar) no es un fu­tu­ro em­plea­do, sino un in­ver­sor (has­ta cier­to pun­to, es ver­dad, ya que no le vas a pa­gar mu­cho y va a in­ver­tir su tiem­po y ta­len­to). Esa per­so­na tie­ne que sa­lir con­ven­ci­do de que tu pro­yec­to es ge­nial, que sa­bes lo que ha­ces y que la em­pre­sa va a lo­grar to­dos sus ob­je­ti­vos. Si con­si­gues trans­mi­tir tus ideas, en­ton­ces, tie­nes una opor­tu­ni­dad pa­ra atraer a esa per­so­na con ta­len­to.

De­ter­mi­na cuál es el re­to. A los jó­ve­nes les apa­sio­nan las nue­vas ex­pe­rien­cias, en­se­ñan­zas y si­tua­cio­nes que no ha­yan apren­di­do en un sa­lón de cla­ses. Si no tie­nes por aho­ra un sa­la­rio muy al­to que ofre­cer, es­ta pue­de ser la op­ción más via­ble pa­ra esos ta­len­tos. Una em­pre­sa nue­va re­pre­sen­ta­rá mu­chos re­tos y pro­ce­di­mien­tos que es­ta­rá dis­pues­to a en­fren­tar.

Po­ten­cial a lar­go pla­zo. Pro­ba­ble­men­te tu “star­tup” no ten­ga mu­cho ca­pi­tal pa­ra pa­gar suel­dos atrac­ti­vos. De he­cho, po­si­ble­men­te tú mis­ma no es­tés co­bran­do mu­cho. Pe­ro no va a ser así pa­ra siem­pre, tie­nes un plan pa­ra que tu em­pre­sa crez­ca. No pue­des ga­ran­ti­zar que va­ya a su­ce­der en un cor­to tiem­po, pe­ro pue­des con­ta­giar a los de­más que se­rá así.

In­vier­te en cur­sos de apren­di­za­je pa­ra tus co­la­bo­ra­do­res. Los pro­fe­sio­na­les en bús­que­da de cre­ci­mien­to siem­pre es­tán aten­tos a ac­tua­li­zar sus co­no­ci­mien­tos por me­dio de cur­sos, des­de una cer­ti­fi­ca­ción “on­li­ne” has­ta un via­je o una con­fe­ren­cia. De esa for­ma, po­drás in­cen­ti­var a la per­so­na a desa­rro­llar sus ha­bi­li­da­des en cier­tos te­mas y que­da­rá al­ta­men­te agra­de­ci­do con la com­pa­ñía. Exis­ten cur­sos gra­tui­tos o in­clu­so pue­des bus­car alian­zas con ONG u otros or­ga­nis­mos mul­ti­la­te­ra­les pa­ra que no ten­gas que pa­gar.■

Abo­ga­da con Maes­tría en Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas (MBA). Di­rec­to­ra de Vo­ces Vi­ta­les Pa­na­má y crea­do­ra de Stu­dio Ca­me­lia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.