Pro­té­ge­te del sol es­te ve­rano

Apren­de có­mo cui­dar tu piel y ca­be­llo de los ra­yos ul­tra­vio­le­tas con las si­guien­tes re­co­men­da­cio­nes. ¡To­ma no­ta!

Mujer (Panama) - - INDEX - LU­CAS NA­VA­RRO lna­va­[email protected]­sa.com @gar­con­lu­cas

Es épo­ca de ve­rano en Pa­na­má y eso sig­ni­fi­ca fi­nes de se­ma­nas de pla­ya, pis­ci­na y ex­cur­sio­nes. A pe­sar de que la es­ta­ción se­ca pa­na­me­ña es la pre­fe­ri­da por mu­chos, hay que te­ner pre­sen­te que en es­tos me­ses del año los ra­yos ul­tra­vio­le­tas se in­ten­si­fi­can, por lo que es más fac­ti­ble que la piel y el ca­be­llo su­fran mal­tra­to.

So­breex­po­ner­se al sol sin nin­gún ti­po de pro­tec­ción pue­de cau­sar re­se­que­dad en la piel y des­hi­dra­ta­ción en el cuer­po. Tam­bién pro­vo­ca que­ma­du­ras so­la­res, da­ños al ADN, fo­to­en­ve­je­ci­mien­to, cán­cer de piel de ti­po no me­la­no­ma, me­la­no­ma y púr­pu­ra ac­tí­ni­ca. Por lo tan­to, es im­por­tan­te uti­li­zar blo­quea­dor so­lar de más de 50 SPF y re­to­car­lo ca­da dos ho­ras, si se es­tá en ex­po­si­ción cons­tan­te; así co­mo pro­te­ger el ca­be­llo con pro­duc­tos es­pe­cia­les y som­bre­ros.

Cui­da­dos pa­ra la piel

Franz Bar­nes, der­ma­tó­lo­go pa­na­me­ño del Cen­tro Der­mo, re­co­mien­da uti­li­zar un pro­tec­tor so­lar dis­tin­to pa­ra el ros­tro y el res­to del cuer­po. “Si bien su fun­ción es la mis­ma, cam­bia un po­co en su co­lor, tex­tu­ra y en la fór­mu­la con los di­fe­ren­tes ac­ti­vos que trai­ga”, di­ce. Bar­nes su­gie­re apli­car blo­quea­dor en to­das las par­tes del cuer­po don­de la piel se en­cuen­tre ex­pues­ta, co­mo la ca­ra, el cue­llo, el es­co­te, bra­zos, an­te­bra­zos, co­dos, dor­so de ma­nos y pies, al igual que en las pier­nas. El der­ma­tó­lo­go ha­ce én­fa­sis en man­te­ner una ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble, con un equi­li­brio de por­cio­nes y nu­trien­tes, pa­ra que pue­da re­fle­jar­se en el cu­tis. “Es im­por­tan­te to­mar en­tre 8 a 10 va­sos de agua al día, ya que en ve­rano es co­mún sen­tir sín­to­mas de des­hi­dra­ta­ción, y mu­cho más con un cli­ma tan hú­me­do y tro­pi­cal co­mo el de Pa­na­má”. El es­pe­cia­lis­ta ilus­tra que es im­por­tan­te in­cluir en la die­ta ali­men­tos ri­cos en an­ti­oxi­dan­tes “que com­ba­tan los es­tra­gos que pro­vo­can en tu piel los ra­di­ca­les li­bres ge­ne­ra­dos por la ex­po­si­ción so­lar, ya que es­tos cau­san da­ños ge­né­ti­cos al or­ga­nis­mo”, agre­ga el es­pe­cia­lis­ta.

El doc­tor de­ta­lla una guía rá­pi­da de cui­da­do de la piel pa­ra es­ta épo­ca:

◗La­va tu ros­tro 2 ve­ces al día con un ja­bón in­di­ca­do pa­ra tu piel.

◗Apli­ca un hi­dra­tan­te re­co­men­da­do por tu der­ma­tó­lo­go.

◗No ol­vi­des co­lo­car el pro­tec­tor so­lar y reapli­car ca­da 2 ho­ras.

◗Ten pre­sen­te el uso de me­di­das fí­si­cas en los cui­da­dos: som­bre­ros de ala an­cha, go­rros con pro­tec­ción au­ri­cu­lar, len­tes os­cu­ros, ro­pa con fac­tor de pro­tec­ción so­lar, etc.

Pres­ta aten­ción al ca­be­llo

Es co­mún ol­vi­dar que el ca­be­llo es­tá de­ma­sia­do ex­pues­to al sol y, por lo tan­to, su cui­da­do que­da en se­gun­do plano; in­clu­so, mu­chas ve­ces se des­co­no­ce qué pro­duc­tos son ade­cua­dos pa­ra pro­te­ger­lo del sol y re­vi­ta­li­zar­lo. Bar­nes co­men­ta que la ra­dia­ción cau­sa­da por los ra­yos ul­tra­vio­le­tas re­du­cen la fle­xi­bi­li­dad de la cu­tí­cu­la del pe­lo por la des­na­tu­ra­li­za­ción de sus pro­teí­nas, de­bi­li­tán­do­lo y ha­cien­do que ha­ya pér­di­da de me­la­ni­na. Es­to cau­sa que se re­duz­ca el co­lor y la pro­tec­ción, ha­cién­do­lo más sen­si­ble y pro­pen­so a rom­per­se.

“Una de las me­di­das más im­por­tan­tes pa­ra pro­te­ger el pe­lo es el uso de ac­ce­so­rios co­mo som­bre­ros, pa­ñue­los y go­rras. La in­tro­duc­ción de fo­to­pro­tec­to­res ca­pi­la­res al ar­se­nal pre­ven­ti­vo y te­ra­péu­ti­co ca­da día al­can­za más au­ge, y hay va­rias op­cio­nes a ni­vel mun­dial que ayu­dan a re­for­zar los cui­da­dos del ca­be­llo en el ve­rano. Otros pro­duc­tos de ti­po hi­dra­tan­tes ca­pi­la­res tam­bién son de mu­cha ayu­da pa­ra man­te­ner la he­bra sa­lu­da­ble y con el co­lor desea­do”, co­men­ta el es­pe­cia­lis­ta.

Pa­ra pre­ve­nir los da­ños cau­sa­dos por el sol, el der­ma­tó­lo­go acon­se­ja uti­li­zar pro­duc­tos que con­ten­gan in­gre­dien­tes na­tu­ra­les, co­mo el acei­te de ar­gán, que nu­tran y pro­te­jan el ca­be­llo. “Las vi­ta­mi­nas y los an­ti­oxi­dan­tes que se en­cuen­tran en es­tos in­gre­dien­tes ayu­dan a re­pa­rar el ca­be­llo y pre­ve­nir la des­hi­dra­ta­ción”. Ade­más su­gie­re usar cham­pús y acon­di­cio­na­do­res re­pa­ra­do­res hi­dra­tan­tes y el fo­to­pro­tec­tor ca­pi­lar que sea más ade­cua­do”. El doc­tor re­co­mien­da te­ner pre­sen­te la si­guien­te ru­ti­na pa­ra el cui­da­do del ca­be­llo du­ran­te el ve­rano: ◗Uti­li­za pro­duc­tos que pro­te­jan la cu­tí­cu­la ca­pi­lar y la man­ten­gan hi­dra­ta­da. ◗Con­si­gue pro­duc­tos con fo­to­pro­tec­ción, si es po­si­ble, pa­ra dis­mi­nuir el da­ño so­lar en las he­bras.

◗La­va con un cham­pú nu­tri­ti­vo y ade­cua­do pa­ra tu ti­po de ca­be­llo.

◗En­jua­ga bien en la du­cha pa­ra no de­jar ras­tro de sal de mar ni de agua con­ta­mi­na­da o sa­tu­ra­da de clo­ro.

◗Si­gue las re­co­men­da­cio­nes de uso fí­si­co.

El der­ma­tó­lo­go su­gie­re com­prar los pro­duc­tos fo­to­pro­tec­to­res por in­ter­net, ya que en Pa­na­má son es­ca­sos. Ade­más, vi­si­tar al der­ma­tó­lo­go re­gu­lar­men­te.■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.