Pi­tu­ka Or­te­ga: el re­fe­ren­te del ci­ne en Pa­na­má

Di­rec­to­ra de IFF Pa­na­má des­de sus ini­cios, mi­ra al fu­tu­ro con un ob­je­ti­vo cla­ro: ‘que­re­mos que el Fes­ti­val cum­pla 50 años más’.

Mujer (Panama) - - Index - LAU­RA MA­RÍN ro­jo­ti­ran­doa­ne­[email protected] @rti­ran­doa­ne­gro

Di­rec­to­ra del Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Ci­ne de Pa­na­má, Pi­tu­ka Or­te­ga es tam­bién di­rec­to­ra, pro­duc­to­ra y guio­nis­ta ci­ne­ma­to­grá­fi­ca. Aun­que es­tu­dió His­to­ria y Cien­cias Po­lí­ti­cas en Pennsyl­va­nia, Es­ta­dos Uni­dos, pron­to se cam­bió al mun­do cul­tu­ral, pri­me­ro co­mo editora de la re­vis­ta “Dé­ca­da” y, años más tar­de, co­mo ci­neas­ta.

En es­ta úl­ti­ma fa­ce­ta, pro­du­jo, es­cri­bió y di­ri­gió cor­to­me­tra­jes co­mo “In­dia dor­mi­da”, “El man­da­do”, “Isa­bel de Obal­día” y “Sa­cri­fic­tum”, los cua­les tu­vie­ron par­ti­ci­pa­ción en di­ver­sos fes­ti­va­les in­ter­na­cio­na­les y el re­co­no­ci­mien­to de la crí­ti­ca. A ese lo si­guie­ron “His­to­rias del Ca­nal”, en el que di­ri­ge uno de los cin­co cor­tos que con­for­man la cin­ta y que re­pre­sen­tó a Pa­na­má en los pre­mios Go­ya 2014, y “La ru­ta”, su úl­ti­mo

tra­ba­jo ro­da­do en 2016, con el que se aden­tra en las pe­nu­rias del sis­te­ma de trans­por­te en la ca­pi­tal panameña.

Pi­tu­ka Or­te­ga tam­bién fue fun­da­do­ra del Cen­tro de Ima­gen y So­ni­do en 1994, or­ga­ni­za­ción sin fi­nes de lu­cro pa­ra fo­men­tar la ac­ti­vi­dad au­dio­vi­sual en Pa­na­má, y ha si­do ju­ra­do en fes­ti­va­les in­ter­na­cio­na­les de ci­ne y vi­deo en Cu­ba, Cos­ta Ri­ca y Mé­xi­co. To­do ese tra­ba­jo en el cam­po de la cul­tu­ra panameña ha si­do re­co­no­ci­do re­cien­te­men­te en el li­bro “Mu­je­res pa­na­me­ñas en las ar­tes en el si­glo XX”.

¿Qué se sien­te al ser re­co­no­ci­da co­mo una de las mu­je­res de re­fe­ren­cia del ar­te pa­na­me­ño?

Ob­via­men­te es un ho­nor. Hay mu­je­res que han te­ni­do una par­ti­ci­pa­ción im­por­tan­tí­si­ma en el desa­rro­llo de las ar­tes en Pa­na­má, así que ser par­te de eso es gra­ti­fi­can­te.

Sus es­tu­dios po­co pa­re­cían ir vin­cu­la­dos al ci­ne. ¿Có­mo se pro­du­ce el sal­to des­de His­to­ria y Cien­cias Po­lí­ti­cas?

Yo qui­se ha­cer ci­ne des­de la pri­me­ra vez que en­tré a una sa­la de ci­ne cuan­do era una ni­ña. Pe­ro es­tu­diar­lo en aque­lla épo­ca no era una op­ción pa­ra mí, no por­que mis pa­dres no me apo­ya­ran, sino por­que era muy ca­ro y tam­po­co era una ca­rre­ra de la que se su­pie­ra mu­cho en­ton­ces.

¿Có­mo eli­ge los te­mas que tra­ta en sus pe­lí­cu­las?

Pa­ra mí el ci­ne no es so­lo una ma­ni­fes­ta­ción ar­tís­ti­ca, sino tam­bién un agen­te de cam­bio. Creo que no nos da­mos cuen­ta cuán­to rige es­te ar­te en nues­tro dia­rio vi­vir. Y eso me pa­só a mí, yo apren­dí mu­chas co­sas a tra­vés del ci­ne. Cuan­do me in­tere­so por un pro­yec­to, la ma­yo­ría de las ve­ces tie­ne que ver con al­go que yo sien­to que quie­ro trans­mi­tir, que quie­ro ex­plo­tar. Pa­ra mí Pa­na­má, un país de in­con­gruen­cias te­rri­bles pe­ro tam­bién ma­ra­vi­llo­sas, es muy in­tere­san­te.

El he­cho de ser mu­jer, ¿le pu­so más di­fi­cul­ta­des?

De­fi­ni­ti­va­men­te sí. Es di­fí­cil ha­cer to­do ti­po de co­sas, so­bre to­do cuan­do tie­nes una po­si­ción de li­de­raz­go y eres mu­jer, por­que to­do se te cues­tio­na: tu ca­pa­ci­dad, con quién es­tás re­la­cio­na­da, con quién es­tás ca­sa­da, quié­nes son tus pa­dres… y tam­bién hay cier­tas li­ber­ta­des que se to­man en cier­tos ma­ne­jos cuan­do hay mu­je­res al­re­de­dor.

¿Cuál es la im­por­tan­cia de con­tar his­to­rias a tra­vés del ci­ne?

El ci­ne es la ma­ne­ra más di­rec­ta de lle­gar a la men­te, al in­te­lec­to, al es­pí­ri­tu, y ade­más el ci­ne es una ex­pe­rien­cia so­cial. Cuan­do mu­chas per­so­nas es­tán vien­do una pe­lí­cu­la, en reali­dad to­do el mun­do lo es­tá re­ci­bien­do en el mis­mo mo­men­to, al mis­mo ni­vel. Es co­mo que el ci­ne igua­la, equi­pa­ra to­do, y te ríes a la vez, llo­ras a la vez… En ese sen­ti­do, es su­ma­men­te po­de­ro­so. El ci­ne ha cam­bia­do mu­chas co­sas en el mun­do, pa­ra bien y pa­ra mal.

Ha­bla­mos del ci­ne co­mo im­pul­sor del cam­bio. ¿Qué pe­lí­cu­la des­ta­ca­ría co­mo pro­vo­ca­do­ra de un cam­bio so­cial?

Yo siem­pre, co­mo re­fe­ren­cia, pon­go “Una chi­ca en el río”, el cor­to de Shar­meen Obaid Chi­noy, ga­na­dor de un Ós­car ha­ce tres años, que abor­da los ase­si­na­tos que co­me­ten las fa­mi­lias a sus pro­pios miem­bros pa­ra sol­ven­tar el ho­nor fa­mi­liar. A raíz del do­cu­men­tal, el pre­si­den­te de Pa­quis­tán, de­ci­dió crear una ley que prohí­ba eso, por­que an­tes es­ta­ba acep­ta­do, no ha­bía nin­gún con­trol. Y eso es lo que el ci­ne pue­de ha­cer en sus me­jo­res mo­men­tos.

Ima­gino que no de­be ser fá­cil com­bi­nar su fa­ce­ta ci­ne­ma­to­grá­fi­ca con la di­rec­ción de IFF Pa­na­má… ¿Có­mo se ha­ce?

No se pue­de. Por eso en es­te

mo­men­to no es­toy ha­cien­do ci­ne. Aho­ra es­toy muy con­cen­tra­da en que po­da­mos for­ta­le­cer el Fes­ti­val pa­ra que si­ga, que den­tro de 50 años con­ti­nue­mos te­nien­do Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Ci­ne de Pa­na­má. Que­re­mos con­so­li­dar­lo, ha­cer las alian­zas co­rrec­tas, y te­ner las ac­ti­vi­da­des cla­ve, por­que el Fes­ti­val no so­lo son las pe­lí­cu­las, sino tam­bién to­do lo que su­ce­de a su al­re­de­dor.

Es­te año se ce­le­bra la 8.ª edi­ción del IFF Pa­na­má. ¿Cuá­les son los ma­yo­res re­tos que se han en­con­tra­do?

Aun cuan­do el Fes­ti­val ha ad­qui­ri­do una repu­tación in­ter­na­cio­nal y se le mi­ra co­mo el fes­ti­val de re­fe­ren­cia en Cen­troa­mé­ri­ca y el Ca­ri­be, no es fá­cil se­guir cons­tru­yen­do y rea­fir­man­do to­dos los años el me­jor fes­ti­val que que­re­mos. Ese es pa­ra mí el re­to, có­mo man­te­ner­te fres­co y có­mo con­so­li­dar la mi­sión del Fes­ti­val, ya que te­ne­mos un gran com­pro­mi­so con la for­ma­ción, con la in­dus­tria y con el ci­ne de Amé­ri­ca La­ti­na.

¿Cuá­les son las no­ve­da­des de es­ta edi­ción?

Es­te año he­mos he­cho una alian­za con el Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Ci­ne de Lo­carno (Sui­za), uno de los fes­ti­va­les de más tra­yec­to­ria en el mun­do, con más de 70 años, quie­nes van a dic­tar un ta­ller pa­ra dis­tri­bui­do­res, agen­tes de ven­ta y di­rec­to­res de fes­ti­va­les, pa­ra apren­der a ma­ne­jar­se en ese mun­do. Tam­bién va­mos a te­ner, por pri­me­ra vez, un pre­mio Fi­pres­ci (Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de Crí­ti­cos de Ci­ne), que va a con­cen­trar­se en ci­ne cen­troa­me­ri­cano y del Ca­ri­be.

¿Có­mo ha evo­lu­cio­na­do el ci­ne en nues­tro país?

Aho­ra se es­tá ha­cien­do mu­chí­si­mo más ci­ne y creo que aquí, en Pa­na­má, el ni­vel es muy al­to, que hay un cui­da­do im­por­tan­te an­te la pro­duc­ción, y creo que va­mos por buen ca­mino. Es una in­dus­tria muy jo­ven y es­pe­ra­mos que si­ga cre­cien­do y que se si­gan dan­do di­fe­ren­tes pro­pues­tas ci­ne­ma­to­grá­fi­cas pa­ra, de esa ma­ne­ra, en­ri­que­cer a to­da la in­dus­tria. Sien­to que ha­ce fal­ta más “Di­ciem­bres”, pe­ro pien­so que tam­bién son su­ma­men­te im­por­tan­tes los tra­ba­jos de un Ar­tu­ro Mon­te­ne­gro, de un Gus­ta­vo Gar­cía Pa­re­des, de otros ci­neas­tas y pro­duc­to­res que es­tán ha­cien­do di­fe­ren­tes co­sas. To­dos son im­por­tan­tí­si­mos por­que es­tán cons­tru­yen­do una au­dien­cia na­cio­nal, la gen­te es­tá res­pon­dien­do a es­tas pe­lí­cu­las, es­tá yen­do al ci­ne, y ese es el ca­mino que abren es­tas pro­duc­cio­nes. Creo que se es­tá for­ta­le­cien­do. La óp­ti­ca fe­me­ni­na va a ser dis­tin­ta siem­pre, su ma­ne­jo de los te­mas va a ser di­fe­ren­te, y es ne­ce­sa­ria. No es que un hom­bre no pue­da abor­dar te­mas fe­me­ni­nos, pe­ro no lo va a en­ten­der igual. No so­lo eso, opino que las mu­je­res pue­den asu­mir te­mas de gé­ne­ro, ra­cia­les, so­cia­les, de ul­tra­je a los de­re­chos hu­ma­nos… pien­so que hay una sen­si­bi­li­dad im­por­tan­te que has­ta la fe­cha las mu­je­res no han te­ni­do la opor­tu­ni­dad de apor­tar. Y me pa­re­ce que en Amé­ri­ca La­ti­na, aun cuan­do hay com­por­ta­mien­to ne­ga­ti­vos, cuan­do las co­sas se nos pue­den ha­cer muy di­fí­ci­les a las mu­je­res, he­mos em­pe­za­do a ocu­par nues­tro es­pa­cio.■

Vol­vien­do al te­ma del gé­ne­ro en el mun­do del ci­ne, ¿cuál es el pa­pel de la mu­jer en él?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.