POR QUÉ CON­SU­MIR pro­teí­nas siempre

In­cluir en la die­ta es­te ma­cro­nu­trien­te tie­ne mu­chos be­ne­fi­cios pa­ra la sa­lud.

Mujer (Panama) - - Salud & Bienestar - NU­TRI­CIO­NIS­TA SA­RA SALDARRIAG­A sa­ra­nu­tri­[email protected] @Nu­tri­cio­nYE­qui­li­brio

Exis­ten mu­chos mi­tos al­re­de­dor de las pro­teí­nas. Por ejem­plo, a al­gu­nas per­so­nas les cues­ta co­mer com­ple­ta­men­te la por­ción de su pla­to y siempre es­co­gen la más pe­que­ña, por­que con­si­de­ran que así aho­rra­rán más ca­lo­rías. Tam­bién es­tán quie­nes re­la­cio­nan el con­su­mo de pro­teí­nas con lo­grar un cuer­po de­ma­sia­do muscu­loso… En de­fi­ni­ti­va, se di­cen mu­chas co­sas, pe­ro no de­bes ha­cer­le ca­so a to­do.

De ma­ne­ra sen­ci­lla, las pro­teí­nas se de­fi­nen co­mo

mo­lé­cu­las for­ma­das por com­pues­tos or­gá­ni­cos de­no­mi­na­dos ami­noá­ci­dos. La fun­ción de es­tos ma­cro­nu­trien­tes esen­cia­les va des­de crear es­truc­tu­ras cor­po­ra­les y re­gu­lar el fun­cio­na­mien­to de nues­tras cé­lu­las, has­ta ser fuen­te de ener­gía al­ter­na­ti­va. Po­de­mos en­con­trar pro­teí­nas en mu­chos ali­men­tos co­mo hue­vo, po­llo, car­ne de res o cer­do, pes­ca­dos, que­sos, ké­fir, me­nes­tras, yo­gur, en­tre otros.

¿Ya in­ge­ris­te tus pro­teí­nas hoy?

Una du­da co­mún es acer­ca de qué can­ti­dad con­su­mir. Las pro­teí­nas ne­ce­sa­rias se mi­den, no so­lo en ba­se a las ca­lo­rías que ne­ce­si­tas, sino en re­la­ción a tu pe­so cor­po­ral ac­tual. Es­to se tra­du­ce en que no hay un nú­me­ro es­tán­dar de con­su­mo dia­rio.

Ade­más del pe­so, tie­ne que ver el es­ta­do de sa­lud. Des­de 0.8 gra­mos has­ta 2.0 gra­mos por ki­lo de pe­so es el ni­vel de pro­teí­na que pue­de in­ge­rir una per­so­na sa­na. Por ejem­plo: si pe­sas

70 kg y de­bes con­su­mir un ni­vel de 1.0 gra­mo por ki­lo de pe­so, se­rían 70 gra­mos de pro­teí­na al día. Aun­que 2 su­je­tos ten­gan el mis­mo pe­so cor­po­ral, no sig­ni­fi­ca que ne­ce­si­ten la mis­ma do­sis de pro­teí­na, re­cuer­da que es­to de­be es­ta­ble­cer­lo un pro­fe­sio­nal se­gún tus ca­rac­te­rís­ti­cas.

Otro fac­tor que in­flu­ye es el ti­po de ac­ti­vi­dad fí­si­ca. La idea de que co­mer más pro­teí­na te ha­ce crear más múscu­lo no es exac­ta­men­te así, tie­ne que ver con el ti­po de ejer­ci­cio fí­si­co. Es­tu­dios in­di­can que con­su­mir 3.0 gra­mos por ki­lo de pe­so al día, aun­que no cau­sa da­ños a la sa­lud, tam­po­co lo­gra au­men­tar la ma­sa mus­cu­lar por sí so­la; pe­ro una do­sis ade­cua­da —e in­clu­so por en­ci­ma— po­dría te­ner be­ne­fi­cios adi­cio­na­les.

Al­gu­nas bon­da­des de las pro­teí­nas en tu or­ga­nis­mo son:

Te man­tie­ne sa­tis­fe­cho por más tiem­po. Qui­zás has sen­ti­do que la pro­teí­na te lle­na más y por más tiem­po, es­to ocu­rre por­que es­te ma­cro­ali­men­to dis­mi­nu­ye la hor­mo­na del ham­bre lla­ma­da gre­li­na y au­men­ta la de la sa­cie­dad.

Dis­mi­nu­ye la an­sie­dad por pi­car. Es­tu­dios han de­mos­tra­do que au­men­tar un apro­xi­ma­do de 5% de pro­teí­nas al día, pue­de dis­mi­nuir has­ta 60% la an­sie­dad por co­mer, so­bre to­do por

las no­ches.

Pro­mue­ve la pér­di­da de pe­so ade­cua­da. Al con­su­mir pro­teí­nas evi­tas que se pier­da ma­sa mus­cu­lar, que es ne­ce­sa­ria pa­ra que que­mes más ca­lo­rías y ten­gas más fuer­za fí­si­ca.

Pre­vie­ne el de­te­rio­ro cau­sa­do por la edad. La pér­di­da de ma­sa mus­cu­lar a lo lar­go de los años es nor­mal; sin em­bar­go, se pue­de mi­ni­mi­zar su efec­to ne­ga­ti­vo, man­te­nien­do una bue­na in­ges­ta de pro­teí­nas y rea­li­zan­do ejer­ci­cio fí­si­co.

El cuán­do tam­bién es im­por­tan­te

A di­fe­ren­cia de lo que se di­ce nor­mal­men­te, no es so­lo después de ha­cer ejer­ci­cio fí­si­co que se ne­ce­si­ta con­su­mir pro­teí­nas, sino du­ran­te to­do el día. Co­mo ya men­cio­né, es­te gru­po de ali­men­tos tie­nen más fun­cio­nes que so­lo crear múscu­lo. En de­fi­ni­ti­va, los más re­cien­tes des­cu­bri­mien­tos re­la­cio­na­dos con el ayuno in­ter­mi­ten­te nos ha­cen no­tar que, in­de­pen­dien­te­men­te del mo­men­to en que se con­su­man, ya sean en 3 o 6 co­mi­das al día, las pro­teí­nas se­rán bien ab­sor­bi­das y uti­li­za­das en lo que el or­ga­nis­mo en­cuen­tre más con­ve­nien­te. Pe­ro ¡ojo! Es im­por­tan­te lo­grar cu­brir la can­ti­dad que ne­ce­si­ta­mos pa­ra que así nues­tra ma­sa no em­pie­ce a dis­mi­nuir.

Ya sea que ten­gas o no una me­ta es­pe­cí­fi­ca de sa­lud, te re­co­men­da­mos eva­luar si te en­cuen­tras con­su­mien­do los ni­ve­les óp­ti­mos de pro­teí­na, pues tal co­mo he­mos evi­den­cia­do, es­te ma­cro­nu­trien­te es in­dis­pen­sa­ble pa­ra man­te­ner­nos siempre sa­lu­da­bles.■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.