CON PO­CO DI­NE­RO

No desis­tas de re­no­var tu co­ci­na por te­ner po­co pre­su­pues­to. Te da­mos al­gu­nas ideas pa­ra que cam­bies es­te es­pa­cio.

Mujer (Panama) - - Lifestyle - MA­CA­RE­NA BACHOR ma­ca­re­[email protected]­sa.com ma­qui­ba­chor

Hay un re­frán po­pu­lar que di­ce "el amor en­tra por la co­ci­na". Si en tu ca­sa es­ta fra­se es una reali­dad, la co­ci­na pue­de lle­gar a ser un es­pa­cio con mu­cha im­por­tan­cia y sig­ni­fi­ca­do sen­ti­men­tal. Eso ha­rá que pre­fie­ras una ha­bi­ta­ción fun­cio­nal, pe­ro al mis­mo tiem­po im­pe­ca­ble. Sur­ge en­ton­ces la ne­ce­si­dad de una re­mo­de­la­ción.

Mu­chas ve­ces al­can­zar es­to pa­re­cie­ra ser una irrea­li­dad,

por­que el pre­su­pues­to no nos acom­pa­ña pa­ra rea­li­zar los cam­bios que que­re­mos. “Más que pen­sar en ma­te­ria­les eco­nó­mi­cos, de­be­mos tra­tar de res­ca­tar to­do aque­llo que po­da­mos re­uti­li­zar”, ex­pli­ca la de­co­ra­do­ra de in­te­rio­res Ali­na Carrasco.

En es­ta edi­ción te trae­mos al­gu­nos “tips” pa­ra re­no­var tu co­ci­na sin gas­tar un di­ne­ral.

El po­der de la pin­tu­ra

Si los mue­bles de tu co­ci­na to­da­vía es­tán en buen es­ta­do, un buen "ma­ke over" es dar­les una ca­pa nue­va de pin­tu­ra. Se­gún Carrasco, es una op­ción ideal y sen­ci­lla: De­sins­ta­la, lim­pia y li­ja los mue­bles; por úl­ti­mo, apli­ca un es­mal­te es­pe­cial del co­lor de tu pre­fe­ren­cia. Apro­ve­cha es­te mo­men­to pa­ra cam­biar los ti­ran­tes de tus mue­bles. Es un de­ta­lle, pe­ro ha­rá una gran di­fe­ren­cia en tu es­pa­cio.

El mis­mo con­cep­to es apli­ca­ble en las pa­re­des. Si bien el co­lor blan­co es un alia­do pa­ra que tu co­ci­na se vea más gran­de, pue­des pro­bar con im­pri­mir­le al­go de per­so­na­li­dad a tra­vés de al­gún co­lor en al­gu­na de las pa­re­des. Si vas a pin­tar azu­le­jos, de­bes op­tar por un es­mal­te es­pe­cial y después se­llar con pro­tec­tor.

Cam­bia el mo­bi­lia­rio su­pe­rior

Es­ta es una ten­den­cia ac­tual muy uti­li­za­da en el es­ti­lo es­can­di­na­vo y boho chic. En vez de gas­tar di­ne­ro en com­prar un mo­bi­lia­rio nue­vo, pue­des

op­tar por es­tan­tes de di­fe­ren­tes ma­te­ria­les e ins­ta­lar­los con ti­ran­tes y mén­su­las, o de ma­ne­ra flo­tan­te.

Ten en cuen­ta que pa­ra lle­var a ca­bo es­ta op­ción, ten­drás que cui­dar mu­cho qué ele­men­tos al­ma­ce­nas en es­tos es­tan­tes, ya que es­ta­rán a la vis­ta de to­dos.

Te re­co­men­da­mos, ade­más de te­ner he­rra­mien­tas de co­ci­nar, mez­clar los ele­men­tos con li­bros de co­ci­na y al­gu­nas plan­tas.

Sue­los re­no­va­dos

Cam­biar los pi­sos de una ha­bi­ta­ción no es al­go eco­nó­mi­co, so­bre to­do si de­ci­des ins­ta­lar pi­sos de ma­de­ra o por­ce­la­na­to. Sin em­bar­go, exis­te una so­lu­ción eco­nó­mi­ca pa­ra re­no­var­los. En el mer­ca­do en­con­tra­rás pa­vi­men­tos la­mi­na­dos, vi­ní­li­cos o ce­rá­mi­cos en atrac­ti­vas tra­mas y co­lo­res que ha­rán que tu co­ci­na parezca otra. Y en al­gu­nos ca­sos, ni si­quie­ra ten­drás que le­van­tar el pi­so ac­tual que tie­nes, sino que po­drás ins­ta­lar las nue­vas pie­zas so­bre él. Ade­más, Ali­na nos co­men­ta que le pue­des dar un to­que dis­tin­to a los pi­sos pu­lién­do­los o cam­bián­do­les la le­cha­da.

La ilu­mi­na­ción pue­de ha­cer ma­gia

Ade­más de ayu­dar al pla­ne­ta, cam­bian­do los bom­bi­llos re­gu­la­res por LED, pue­des cam­biar el es­ti­lo de ilu­mi­na­ción en tu co­ci­na. Las lám­pa­ras de­co­ra­ti­vas ha­rán una gran di­fe­ren­cia si to­da­vía no has op­ta­do por al­gu­na. Ac­tual­men­te, se uti­li­zan mu­cho aque­llas com­pues­tas de fi­bras na­tu­ra­les. En cuan­to a los fo­cos, tam­bién exis­te una va­rie­dad de­co­ra­ti­va. Los fi­la­men­tos y los fo­cos ti­pos in­dus­tria­les son los más “tren­dies” del mer­ca­do.

Un jar­dín en tu co­ci­na

No hay nin­gún ele­men­to de­co­ra­ti­vo que pue­da re­em­pla­zar a las plan­tas de in­te­rio­res, o in­clu­so, a un mi­ni­huer­to de es­pe­cias en tu co­ci­na. Pue­des op­tar por mon­tar unas ma­tas aro­má­ti­cas. La ve­ge­ta­ción apor­ta co­lor y fres­cu­ra a es­te es­pa­cio de ma­ne­ra fá­cil y muy eco­nó­mi­ca.■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.