Pa­na­má en deu­da con de­te­ni­dos

»Re­tra­so en plan pa­ra ve­lar por los de­re­chos de los pri­va­dos de li­ber­tad.

Panamá América - - Portada - Adiel Bo­ni­lla abo­ni­lla@epa­sa.com

Un in­for­me de Naciones Uni­das pa­ra la pre­ven­ción de la tor­tu­ra se­ña­la que Pa­na­má tie­ne un re­tra­so de al me­nos 5 años en la im­ple­men­ta­ción de me­ca­nis­mos efec­ti­vos pa­ra ve­lar por los de­re­chos de los pri­va­dos de li­ber­tad.

Es­ta reali­dad trans­fie­re una ma­la ca­li­fi­ca­ción no so­lo al Sis­te­ma Pe­ni­ten­cia­rio, sino tam­bién al pro­pio Go­bierno cen­tral y a en­ti­da­des co­mo la De­fen­so­ría del Pue­blo.

De he­cho, la im­por­tan­cia de la De­fen­so­ría del Pue­blo en es­te te­ma que­dó evi­den­cia­da al ser una de las ins­tan­cias con las que se reunió en Pa­na­má la de­le­ga­ción de la ONU, ade­más de au­to­ri­da­des de Es­ta­do y re­pre­sen­tan­tes de la so­cie­dad ci­vil.

En los 13 lu­ga­res de privación de li­ber­tad que visitó el Sub­co­mi­té pa­ra la Pre­ven­ción de la Tor­tu­ra (SPT) se en­con­tra­ron tes­ti­mo­nios muy si­mi­la­res en cuan­to a que­jas de las per­so­nas pri­va­das de li­ber­tad so­bre el irres­pe­to a sus de­re­chos y las pau­pé­rri­mas con­di­cio­nes car­ce­la­rias que so­por­tan, co­men­zan­do con el his­tó­ri­co ha­ci­na­mien­to.

Es­to mo­ti­vó a que la ONU re­co­men­da­ra a Pa­na­má reac­ti­var de una vez por to­das el me­ca­nis­mo na­cio­nal de pre­ven­ción con­tra la tor­tu­ra, ade­cuar la ti­pi­fi­ca­ción del de­li­to de tor­tu­ra, re­for­zar las de­fen­sas pú­bli­cas y me­jo­rar las con­di­cio­nes de La Jo­ya y La Jo­yi­ta.

Es­tas re­co­men­da­cio­nes se hi­cie­ron des­de agos­to del año pa­sa­do, pe­ro la si­tua­ción de los pri­va­dos de li­ber­tad no va­ría sus­tan­cial­men­te al día de hoy.

El cri­mi­nó­lo­go Mar­co Au­re­lio Ál­va­rez re­co­no­ce que la vi­gi­lan­cia y las de­nun­cias so­bre es­te te­ma no son com­pe­ten­cia ex­clu­si­va de la De­fen­so­ría del Pue­blo, sin em­bar­go, afir­ma que es im­pe­ra­ti­vo que es­ta en­ti­dad asu­ma su rol.

“La De­fen­so­ría re­pre­sen­ta a la so­cie­dad en te­mas co­mo es­te que no se es­tá cum­plien­do”, ad­vir­tió el cri­mi­nó­lo­go.

In­sis­tió en que una re­vi­ta­li­za­ción de la labor de la De­fen­so­ría den­tro de las cár­ce­les se­rá vi­tal pa­ra que Pa­na­má cum­pla con acuer­dos in­ter­na­cio­na­les de los que es sig­na­ta­rio, co­mo las lla­ma­das Reglas Nel­son Man­de­la, que es­ta­ble­cen as­pi­ra­cio­nes mí­ni­mas de la ONU pa­ra el tra­ta­mien­to de los re­clu­sos.

Ro­ber­to San­gui­llén, del mo­vi­mien­to de los de­re­chos hu­ma­nos de los pri­va­dos de li­ber­tad, con­cuer­da con el in­for­me de la ONU y ex­pre­sa de ma­ne­ra con­tun­den­te que los pri­va­dos de li­ber­tad en Pa­na­má es­tán “huér­fa­nos de de­fen­sa pú­bli­ca”.

Por su par­te, la ex­de­fen­so­ra del pue­blo Pa­tria Portugal se­ña­la que la Ley N.°7 de 5 de fe­bre­ro de 1997 (que con­for­mó es­ta en­ti­dad) obli­ga la de­fen­sa de los de­re­chos hu­ma­nos en los gru­pos más vul­ne­ra­bles, in­clui­dos los pri­va­dos de li­ber­tad.

Portugal re­co­no­ce que no es una labor fá­cil por­que se en­tra en con­tac­to con el dra­ma hu­mano, pe­ro que es obli­gan­te y ne­ce­sa­ria.

Por lo pron­to, to­da­vía no se ha­cen pú­bli­cas es­tra­te­gias es­ta­ta­les de­fi­ni­das o pla­nes de vi­gi­lan­cia de la De­fen­so­ría del Pue­blo que per­mi­tan ad­ver­tir que se da­rá un cam­bio pa­ra re­ver­tir los “ha­llaz­gos só­li­dos” que in­for­mó el Sub­co­mi­té pa­ra la Pre­ven­ción de la Tor­tu­ra en Pa­na­má.

» Ac­tual­men­te avan­za el pri­mer cen­so de po­bla­ción en las cár­ce­les pa­ra co­no­cer el per­fil de los más de 16 mil pri­va­dos de li­ber­tad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.