Otor­gan as­cen­so a cues­tio­na­dos je­fes po­li­cia­les

ABC Color - - Fúnebres -

Un to­tal de 20 je­fes po­li­cia­les fue­ron as­cen­di­dos al gra­do de co­mi­sa­rio ge­ne­ral ins­pec­tor el pa­sa­do 30 de no­viem­bre. En el gru­po fi­gu­ran nom­bres in­vo­lu­cra­dos en con­tro­ver­ti­dos ca­pí­tu­los que man­cha­ron el his­to­rial de la Po­li­cía Na­cio­nal. El co­man­dan­te de la ins­ti­tu­ción, Crio. Gral. Walter Váz­quez, pro­me­tió “ha­cer res­pe­tar el uni­for­me po­li­cial” tras asu­mir al car­go.

Uno de los as­cen­di­dos es el co­mi­sa­rio prin­ci­pal Eli­zar­do Ro­jas Ca­bre­ra, quien se vio in­vo­lu­cra­do en 2011 en la es­can­da­lo­sa des­apa­ri­ción de más de 3.300 ba­las de fu­si­les Ga­lil y un mo­derno equi­po de ra­dio (wal­kie) del de­pó­si­to de la FOPE, cuan­do era je­fe de esa uni­dad. Fue re­mo­vi­do del car­go cuan­do una in­ves­ti­ga­ción de­ter­mi­nó se­rias ano­ma­lías en su ad­mi­nis­tra­ción.

Otro “pre­mia­do” con el as­cen­so es Ama­do Can­te­ro Go­doy, ex­je­fe de la co­mi­sa­ría 3ª de Asun­ción. Se­gún los da­tos, en la no­che del 31 de mar­zo úl­ti­mo acom­pa­ñó al pe­lo­tón de efec­ti­vos po­li­cia­les has­ta po­cos me­tros an­tes de la se­de del Partido Li­be­ral Ra­di­cal Au­tén­ti­co (PLRA), don­de lue­go se pro­du­jo el in­gre­so ile­gal que aca­bó con la muer­te del di­ri­gen­te li­be­ral Ro­dri­go Quin­ta­na.

Otro je­fe po­li­cial im­pli­ca­do en el 31M que fue as­cen­di­do por la Co­man­dan­cia es el co­mi­sa­rio prin­ci­pal Ju­lio Mel­ga­re­jo. Es­te se desem­pe­ña­ba co­mo je­fe de la Agru­pa­ción de Se­gu­ri­dad y era di­rec­ta­men­te res­pon­sa­ble de Gus­ta­vo Flo­ren­tín, con­de­na­do por la muer­te de Quin­ta­na.

Tam­bién es­tá el ca­so del co­mi­sa­rio prin­ci­pal Ju­lio Cé­sar Díaz Zá­ra­te, quien es­tu­vo al fren­te de un en­fren­ta­mien­to a ti­ros con­tra el pre­sun­to ma­rihua­ne­ro Ignacio Servín Ríos (62), fa­lle­ci­do en el pro­ce­di­mien­to ca­li­fi­ca­do de exi­to­so por las au­to­ri­da­des.

Es­can­da­lo­so le­ga­jo

El co­mi­sa­rio prin­ci­pal Mar­cial Ló­pez Pal­ma, por su par­te, tie­ne al me­nos tres os­cu­ros epi­so­dios en su tra­yec­to­ria y que se hi­cie­ron no­ti­cia. El pri­me­ro se re­mon­ta al año 2013, cuan­do sien­do sub­je­fe de An­ti­nar­có­ti­cos su ca­sa fue ata­ca­da a ti­ros por des­co­no­ci­dos, quie­nes su­pues­ta­men­te pre­ten­dían ase­si­nar­lo. Es­te he­cho, sin em­bar­go, nun­ca fue de­nun­cia­do por el je­fe po­li­cial.

El ata­que ha­bría si­do una con­se­cuen­cia de un ope­ra­ti­vo que reali­zó jun­to con sus hom­bres en el que lo­gró con­fis­car unos 300 ki­los de co­caí­na. Su­pues­ta­men­te in­ten­tó ne­go­ciar par­te del car­ga­men­to con el fi­nan­cis­ta de ori­gen tur­co que re­si­día en Al­to Pa­ra­ná.

En 2017, cuan­do era di­rec­tor de la Academia Po­li­cial, una in­ves­ti­ga­ción des­cu­brió un gro­se­ro ne­go­cia­do con los exá­me­nes de in­gre­so, que cau­só su des­ti­tu­ción. Las res­pues­tas de los exá­me­nes de in­gre­so se ven­dían por can­ti­da­des en­tre G. 2 mi­llo­nes has­ta G. 5 mi­llo­nes, se­gún los in­ter­ven­to­res. Al­gu­nos pa­dres de­nun­cia­ron que in­clu­so pe­dían has­ta G. 20 mi­llo­nes.

En no­viem­bre de es­te año fue par­te de la ba­rri­da den­tro de la Agru­pa­ción Es­pe­cia­li­za­da, a cau­sa del ase­si­na­to de la jo­ven Li­dia Me­za Bur­gos den­tro de la cel­da del nar­co­tra­fi­can­te Mar­ce­lo Pin­hei­ro, alias “Pi­lo­to”.

Otros más

Tam­bién es­tá el ca­so del co­mi­sa­rio prin­ci­pal Éd­gar Agustín Me­za Ibarrola, quien en no­viem­bre de 2013 ha­bía si­do des­ti­tui­do de su car­go de je­fe de In­ves­ti­ga­ción de De­li­tos de Ca­nin­de­yú –jun­to a otros je­fes po­li­cia­les de la zo­na– tras un ope­ra­ti­vo de la Se­nad en la co­lo­nia Gua­vi­rá que per­mi­tió la in­cau­ta­ción de 1.748 ki­los de co­caí­na y se des­ba­ra­tó una ba­se de nar­co­tra­fi­can­tes li­de­ra­da por el pa­ra­gua­yo Eze­quiel de Sou­za Gó­mez.

Tam­bién se des­ta­ca el ca­so que afec­ta al co­mi­sa­rio Za­ca­rías Por­fi­rio Cen­tu­rión, quien fue sal­pi­ca­do por una se­ria de­nun­cia de re­ten­ción ile­gal y ex­tor­sión. Por es­te es­cán­da­lo, in­clu­so se pi­dió su de­ten­ción por los fuer­tes in­di­cios en su con­tra.

El Crio. Gral. Walter Váz­quez, jun­to con el mi­nis­tro del In­te­rior, Juan Er­nes­to Vi­lla­ma­yor, tras asu­mir el car­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.