Do­cen­tes y sus fa­mi­lias se unen para pe­re­gri­na­ción

ABC Color - - Notas -

Acu­dir en gru­pos fa­mi­lia­res a Caa­cu­pé a pa­gar pro­me­sas o agra­de­cer a La Vir­gen es una de las op­cio­nes des­de an­ta­ño de mu­chos de­vo­tos. Así lo hi­cie­ron es­ta vez los do­cen­tes De­nis Cen­tu­rión y Ama­do Rojas, quie­nes acom­pa­ña­dos de sus es­po­sas e hi­jos, lle­ga­ron ayer cer­ca del me­dio día a la Vi­lla Se­rra­na des­de Puer­to Ira­la, Al­to Pa­ra­ná.

Cen­tu­rión ase­gu­ró con­ven­ci­do de que se es­tá re­cu­pe­ran­do de una gra­ve en­fer­me­dad gra­cias a la in­ter­ce­sión de La Vir­gen. Co­men­tó que ha co­men­za­do a tra­ba­jar de nue­vo y en­fa­ti­za con es­pe­ran­za que pron­to vol­ve­rá a la nor­ma­li­dad. “Ci­tan­do siempre a La Vir­gen pron­to voy a vol­ver­me sano”, di­jo.

Se pre­sen­tó co­mo un hu­mil­de cre­yen­te que por pri­me­ra vez es­ta­ba acu­dien­do a Caa­cu­pé para pe­dir fa­vo­res a La Vir­gen.

Con la fa­mi­lia de su com­pa­dre Ama­do Rojas, en to­tal con­for­ma­ron una de­le­ga­ción de fe de nue­ve per­so­nas. Pa­sa­rán la no­che en la ex­pla­na­da del tem­plo, con mi­les de pro­me­se­ros, para par­ti­ci­par de la mi­sa cen­tral de la fe­cha, para lue­go re­tor­nar a sus ca­sas.

Rojas, por su par­te, afir­mó que siempre acu­de jun­to a La Vir­gen para agra­de­cer por la sa­lud de sus fa­mi­lia­res que a su cri­te­rio es lo más im­por­tan­te.

Caa­cu­pé to­dos los años mues­tra el fer­vor re­li­gio­so de los ca­tó­li­cos que lle­gan en ma­sa a ve­ne­rar a la ma­dre de Dios. Ayer, a me­di­da que se acer­ca­ba la no­che, los es­pa­cios, co­mo pla­zas y ca­lles, de las ad­ya­cen­cias de la Ba­sí­li­ca, se iban lle­nan­do de de­vo­tos co­mo to­dos los años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.