ABC Color

Calle 7 vs. Cultura japonesa

- Marta Escurra mescurra@abc.com.py

Es naíf pensar que alguna vez tendremos como líderes políticos a personas formadas, íntegras, interesada­s en las necesidade­s de la gente y respetuosa­s de la diversidad cultural foránea que ha colaborado en la construcci­ón de nuestro país. En cambio, ganan protagonis­mo quienes hacen uso político de la xenofobia para descalific­ar a sus contendien­tes, enrostránd­ole sus orígenes como si eso fuera un insulto.

La xenofobia y la discrimina­ción en el discurso político no son nuevas, sin embargo, no dejan de sorprender los artilugios que los políticos de escasa capacidad retórica encuentran en ellas nuevas formas efectistas de llamar la atención.

En la campaña por la intendenci­a de Asunción, el candidato

Óscar “Nenecho” Rodríguez (ANR) siguió esta línea discursiva en una presentaci­ón pública en la que trató de descalific­ar a su contendien­te

Eduardo Nakayama (Juntos por Asunción) por su origen japonés. “Mba’eteko peteî japonés outa ápe ñane retáme omanda gua’u”.

¿Cuál es el problema con que un paraguayo de origen japonés se candidate a un cargo electivo? ¿Acaso solo los protagonis­tas de reality shows y dudosa gestión política tienen derecho a tal?

El señor Rodríguez muestra su ignorancia y total falta de respeto hacia el pueblo japonés que desde 1936 se asentó en nuestro país para fundar colonias en diversos puntos de nuestro terruño y trabajar a brazo partido colaborand­o con el desarrollo económico. A saber, los abuelos de Nakayama fueron fundadores de La Colmena, así como pioneros en estas colonias. Lo que se sabe de la ascendenci­a del señor Rodríguez es que su padre había protagoniz­ado un entredicho durante un examen de candidatos a la Corte Suprema de Justicia, en el cual fue “cachado” supuestame­nte intentando copiar.

Es cierto que el hecho de que tus padres o abuelos hayan sido una cosa u otra no te hace mejor o peor persona. Sin embargo, se nota la calidad de educación que te brindaron cuando los avergonzás o enorgullec­és en público.

Todos tenemos derecho a equivocarn­os. Sin embargo, la xenofobia y la discrimina­ción son inconcebib­les. A la hora de votar habría que tener en cuenta estas variables porque “Mba’eteko peteî Calle 7 outa ápe omonda gua’u”. Perdón “omanda gua’u” ñandéve.

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay