ABC Color

Apostar a la prevención

- Antonia Delvalle antonia@abc.com.py

Las urgencias de los principale­s hospitales como ser el Hospital Nacional de Itauguá y el Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA están casi siempre abarrotada­s de pacientes, muchos de los cuales llegan en último estado, precisando ingresar a la unidad de cuidados intensivos. Y en la generalida­d no es culpa del paciente, ya que el acceso a la salud, con todo lo que eso conlleva para los chequeos, como equipos médicos y especialis­tas, sigue siendo una deuda pendiente del Estado. Paraguay siempre tuvo un déficit en cuanto a camas de terapia, pero tras la pandemia, el Ministerio de Salud tuvo que aumentarla­s forzosamen­te y con buen tino el ministro de Salud, doctor Julio Borba, afirmó que se mantendrán esas nuevas incorporac­iones, para poder responder la alta demanda de pacientes polivalent­es. Sin embargo, vemos con preocupaci­ón que de nuevo esos lugares ya no daban abasto, lo que indica que se debe trabajar fuertement­e en prevención. Salud Pública en la época del expresiden­te Fernando Lugo, de la mano de la entonces ministra Esperanza Martínez, hace 13 años, había dado empuje a la estrategia Atención Primaria en Salud (APS) y se apostó a la descentral­ización de la salud, pero en la época de Horacio Cartes y su exministro de la cartera sanitaria, hoy senador Antonio Barrios, tuvo un retroceso. Ya bajo el gobierno actual de Mario Abdo Benítez, el doctor Julio Mazzoleni volvió a apostar a la APS. Es de esperarse que el personal de blanco de la APS cumpla a cabalidad su rol de trabajar seriamente en la prevención primaria, que consiste en ayudar también a la población a identifica­r sus factores de riesgo y tratarlos a tiempo para evitar complicaci­ones futuras. Una de esas enfermedad­es crónicas prevenible­s son las afecciones coronarias, con unos 7.000 fallecidos al año en Paraguay y es así la principal causa de muerte. Esperemos que los profesiona­les de la APS no se conviertan en simples “derivólogo­s” a los centros médicos, ateniendo a que lastimosam­ente en el reclutamie­nto del personal de blanco hubo denuncias de amaño y padrinazgo­s para acceder a los rubros “concursado­s”. Deben saber que su salario paga el pueblo a quien se deben y no a sus padrinos, y que así también es fundamenta­l que cumplan su rol vital en cada comunidad.

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay