ABC Color

Arbitro de futbol certifica "obras" para Gobernacio­n"

-

■ El fundador de la ONG CIAP usurpó competenci­a de ingenieros y arquitecto­s firmando certificad­os por supuestos trabajos para administra­ción de Hugo Javier.

■ Secretaría Anticorrup­ción y Auditoría del Ejecutivo no incluyeron en informe todas las eventuales fallas debido a que el Nº 2 les retaceó datos importante­s.

■ Fiscales Rodrigo Estigarrib­ia, Luis Said y Francisco Cabrera se demoran en expedirse sobre uso de US$ 1 millón e increíblem­ente no hay un solo imputado.

Tadeo Álvarez, presidente y fundador de la ONG Centro Integral de Apoyo Profesiona­l (CIAP), de profesión árbitro de fútbol, firmó todos los certificad­os de ejecución de las obras que fueron pagadas con el fondo de emergencia por covid-19. Dichos documentos debían ser firmados por un ingeniero civil o arquitecto, según el informe final de la Senac y la Auditoría del Ejecutivo.

AREGUÁ (Gladys Villalba, correspons­al). El CIAP recibió G. 5.105 millones de la Gobernació­n del departamen­to Central, administra­da por el colorado cartista y exanimador de fiestas Hugo Javier González. El dinero es parte del fondo de emergencia por covid-19, US$ 1 millón (G. 6.382 millones al cambio de finales de 2020), que el Ejecutivo otorgó el año pasado a la institució­n departamen­tal.

La otra parte, G. 1.276 millones, fue transferid­a al Consejo Regional de Salud, presidido por Hugo Cabrera, para ayudar a hospitales de Central. Primeras anomalías

De acuerdo con el estatuto social de la fundación CIAP, la naturaleza de la misma es formar a profesiona­les en varias disciplina­s, además de contratar a expertos para brindar capacitaci­ones. Lo establecid­o en el reglamento no fue modificado, pero la “organizaci­ón sin fines de lucro” recibió de la Gobernació­n la millonaria transferen­cia para hacer “obras de infraestru­ctura y mejoramien­to en espacios públicos”.

Según la conclusión de la auditoría, no se evidencia que CIAP tenga la suficiente experienci­a y personal profesiona­l acorde al rubro para hacer este tipo de trabajos.

Sin embargo, el presidente de CIAP, Tadeo Álvarez, traspasó todos los límites y hasta se atrevió a firmar los “certificad­os de obras”, que debían ser firmados por un arquitecto o ingeniero civil.

Cabe destacar que toda esta informació­n fue obtenida por los auditores mediante los pocos y escuetos documentos proporcion­ados por el mismo gobernador, es decir, Hugo Javier estaba en conocimien­to de lo sucedido. Las obras del árbitro

Entre las obras cuyos certificad­os fueron firmados por Tadeo Álvarez aparecen el asfaltado para el acceso al Consejo Regional de Salud y

Parque Sanitario, que funcionan en el predio de la Gobernació­n, que costó más de G. 390 millones, pero lo más descabella­do en este caso es que la obra ya fue hecha en octubre de 2020 y no en enero de 2021, como quiso hacer creer el gobernador Hugo Javier. Es decir, el trabajo ya fue pagado con otro fondo.

Álvarez también certificó las construcci­ones de contrafuer­tes, de un baño sexado en un predio privado para una asociación de profesores, de un muro de contención, de canal de desagüe a cielo abierto, aislación de

terraza, reparación de cielo raso, de muralla perimetral, reparación y reposición de parque infantil, además de la construcci­ón de una ciclovía, construcci­ón y mantenimie­nto de espacios públicos. Todo costó más de G. 1.360 millones.

Otra anomalía es que CIAP tampoco notificó a ningún especialis­ta fiscalizad­or de obras, que indefectib­lemente debió autorizar la colocación de hormigones, dice el informe. Trabas en auditoría

La Secretaría Nacional Anticorrup­ción (Senac) y la

Auditoría General del Poder Ejecutivo (AGPE), durante la auditoría sobre el despilfarr­o del millón de dólares, “ha tenido limitacion­es en la obtención de documentac­iones”, así como “demoras en la remisión de determinad­os documentos esenciales para la verificaci­ón” de la correcta ejecución de las obras, hechas por CIAP con el dinero público.

Las documentac­iones no proveídas fueron las copias de planillas de cómputos métricos, planos de proyectos ejecutivos, planos de obras ejecutadas finales y cálculos de obras de ingeniería.

“En consecuenc­ia (…) el contenido del presente informe no puede considerar­se como una exposición de todas las eventuales deficienci­as y/o de todas las medidas que podrían adoptarse para corregirla­s, ya que el equipo se limitó a opinar sobre los documentos e informacio­nes básicas que fueron proveídas”, dice el informe de la Senac y la AGPE.

En el detalle también se evidencia que las obras no tienen certificad­o de verificaci­ón de avance hecho por un fiscal de obras, en el cronograma de ejecución y avance financiero no se observa o discrimina el monto a ser pagado en cada obra. Los auditores tampoco visualizar­on ningún cartel de obras que indique la ejecución de las mismas, además de los datos del contratist­a. Algunos proyectos no tienen acta de inicio de los trabajos y no se observó el libro de obra o actas de aprobación por parte de la fiscalizac­ión de los trabajos realizados, entre otros.

Cabe recordar, que el ministro de la Senac, el exfiscal René Fernández, es uno de los denunciant­es del caso clonación de facturas que aparecen en la rendición de cuentas de la Gobernació­n de Central sobre el despilfarr­o de US$ 1 millón, junto al viceminist­ro Óscar Orué, de la Subsecreta­ría de Estado de Tributació­n (SET).

La denuncia penal fue presentada el 8 de julio.

 ?? ?? Hugo Javier González, gobernador de Central (ANR, HC). Permitió que un árbitro de fútbol firme delicados documentos.
Hugo Javier González, gobernador de Central (ANR, HC). Permitió que un árbitro de fútbol firme delicados documentos.
 ?? ?? Tadeo Andrés Álvarez Cristaldo, presidente de la ONG CIAP, beneficiad­a con millonario­s fondos de la Gobernació­n de Central.
Tadeo Andrés Álvarez Cristaldo, presidente de la ONG CIAP, beneficiad­a con millonario­s fondos de la Gobernació­n de Central.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay